Seamos los primeros en poner el ejemplo, Silvano a funcionarios

quinto informe silvano

Morelia, Michoacán
21 de agosto de 2020

Queridas compañeras y compañeros del Gabinete legal y ampliado, central y descentralizado, a todas las áreas del gobierno, de las que realizan tareas de carácter administrativo, de los que operan programas.

De los que están en el sector educativo, en el sector productivo, no se diga los que están en el sector salud, es decir, todos los funcionarios y servidores públicos de la administración estatal del gobierno de Michoacán.

Quiero hacerles algunas breves reflexiones.

Primero, reiterarles que estamos en un momento muy crítico de los contagios, y que la epidemia, la propagación del coronavirus sigue más activo que desde el inicio.

Agosto, ha sido un mes muy complicado, como ya lo decía en algún comunicado la Organización Panamericana de la Salud, agosto sería un mes de muchos contagios.

Las razones son muchas, entre otras porque se sabe que el virus ha ido mutando y se ha vuelto cada vez más contagioso, pero también porque ya han sido muchas  semanas y meses en donde el confinamiento, el encierro empieza a generar desesperación en las familias y en la sociedad en general.

Y el deseo de regresar a actividades diversas, a la movilidad como se conoce coloquialmente y esto genera mayores riesgos de contagio.

Es seguramente conocido por ustedes sino se los informo.

A pesar de las restricciones, a pesar de los decretos, a pesar de los llamados que hago de manera reiterada, y toda la información que emite la Secretaría de Salud y que se proporciona a través del área de Comunicación Social, sigue habiendo descuidos, gente que no usa el cubrebocas, que no guarda la sana distancia, que quiere volver a saludar de mano o de abrazo.

Pero algo más grave que no hemos podido concientizar a todo mundo, de que es altamente riesgoso realizar fiestas o reuniones masivas de personas, principalmente por festejos.

Hay que decirlo, los festejos, o la gente que se desespera y se va a la plaza pública y se juntan o aglomeran las personas sin las medidas correspondientes.

Por eso, quiero pedirles hoy,  nuevamente compañeras y compañeros que nosotros como servidores públicos como del gobierno del estado debemos de poner el ejemplo y debemos de ser los más responsables.

Porque se han contagiado muchas y muchos.  Pero sepan también que si ustedes no se cuidan, ponen en riesgo su salud, luego ponen en riesgo la salud de sus familiares, de sus seres queridos y también me ponen en riesgo a mí.

Porque yo no puedo dejar de trabajar y no puedo encerrarme y no puedo abandonar las actividades.

Y parto de la premisa de que ustedes están conscientes del riesgo por el que atravesamos y que se van a cuidar ustedes para cuidar a su familia y en consecuencia también me cuidan a mí.

Por eso, les reitero este llamado, les pido que seamos muy cuidadosos y cuidadosas.

En la última semana que terminó este domingo pasado tuvimos en promedio 17 muertes diarias, y tuvimos el mayor número de contagios, principalmente se disparan los contagios después de los fin de semana.

Porque se nos olvida, perdemos la noción del punto crítico que estamos parados y nos vamos a la comida con el pariente, con los amigos, con la familia, o ya nos fuimos a quien sabe dónde, y resulta que en un descuido regresamos contagiados.

Y eso nos golpea mucho, nosotros tenemos que cuidarnos mucho y con ello cuidar a los demás.

Somos servidores públicos, somos funcionarios del Gobierno del Estado y tenemos que ser cuidadosos y poner el ejemplo, he dicho que los funcionarios públicos de cualquier nivel de gobierno que sean federal, estatal o municipal, deben de poner el ejemplo.

Y, lo más importante es que nos cuidemos, me preocupa su salud como me preocupa la de todos los michoacanos.

Pero de manera específica pedirles a ustedes que acatemos las medidas, no relajen las medidas, porque esto no ha pasado.

Cuando haya las condiciones estaremos informando pero por ahora las cosas están difíciles y no se visualiza en cuánto tiempo esto tome una dinámica diferente, ojalá sea pronto, pero hay que saber que no hay cura, no hay vacuna, ni medicina, solo nos va ayudar a salvar vidas que seamos disciplinados y acatemos las medidas sanitarias.

De verdad les agradezco mucho y les ruego y les reitero que  seamos los primeros en poner el ejemplo.

Muchísimas gracias.