No es momento de bajar la guardia: Silvano Aureoles

Morelia, Michoacán
11 de mayo de 2020

Muy buenos días.

Cuando empezó esta batalla contra el COVID-19 en Michoacán, tuve muy claro que debíamos de ser absolutamente transparentes con las cifras de los contagios, y las pérdidas humanas, por ello, presentamos con oportunidad todos los escenarios posibles.

Sobre todo, tenía yo muy claro que en momentos de pandemia, en momentos de crisis sanitarias no hay victorias, sino resultados que vienen de las medidas que tome uno, de la acción, de la capacidad con que puedas reacciones y de la rápida organización, y la adecuada comunicación de los riesgos.

Por ello, informarles a ustedes diariamente, es la única manera en la podemos tomar la responsabilidad que nos corresponde a cada uno; para enfrentar este momento, este reto tan complejo no hay otro camino, hay que hacerlo con mucha responsabilidad, con mucha entereza.

Y así lo he hecho.

Diariamente, la Secretaría de Salud en el Estado, realiza vigilancia puntual de la pandemia, y hace públicas las cifras sobre el avance del contagio de la enfermedad en Michoacán.

Hoy justamente quiero detenerme en nuestros números, para informarles cómo vamos, qué es lo que sigue, cuáles medidas debemos de tomar, cuáles debemos de continuar, y cómo visualizamos las siguientes semanas, en virtud del comportamiento de la enfermedad.

Empiezo por recordarles que los primeros contagios en Michoacán, se registraron el 21 de marzo, desde ese día hasta hoy, se han registrado 598 casos positivos de personas contagiadas de COVID-19 en el Estado.

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que, del 21 de marzo al 30 de abril, es decir, en los primeros 40 días, se registraron 341 casos de personas contagiadas, pero sólo en estos 10 días que llevamos de mayo, se han registrado más de 257 contagios.

Es lo mismo con las defunciones, en los primeros 40 días, el promedio de defunciones fue de una diaria, pero en lo que va de mayo, el promedio es de 2 muertes diarias por la gravedad del contagio.

En resumen, en los últimos 10 días se triplicó la velocidad del número de contagios, y se duplicó en promedio la velocidad del número de defunciones, el número de muertes.

Mi responsabilidad como Gobernador es informar lo que ocurre en Michoacán, sin embargo, no creo que la realidad de los otros estados sea muy diferente, porque Michoacán no es de los que tiene más casos activos de contagio, de hecho, estamos por debajo del promedio nacional.

Estas cifras que hoy reviso con ustedes, no tienen la intención de alarmar, sino de hacer consciencia de que todavía no estamos del otro lado, todavía hay muchas decisiones y medidas que se tendrán que tomar y que debemos de acatar.

El Gobierno que yo encabezo será muy responsable, no vacilará con la salud y la vida de ustedes, queridas hermanas y hermanos, principalmente de las personas más vulnerables.

Nos preocupa mucho por ejemplo, lo que pasa en Lázaro Cárdenas, porque no se acataron las medidas que el Gobierno Federal y Estatal indicaron, hasta que los números ya estaban muy arriba.

Hoy, Lázaro Cárdenas tiene casi la mitad de los contagios registrados en todo el estado, incluso, tiene más casos que algunos estados de la República como Querétaro, por ejemplo.

También nos preocupa que, en otros municipios, los presidentes municipales han intentado relajar las medidas, y pretendían ya, abrir comercios, gimnasios y algunos otros puntos de encuentro.

Nos preocupa mucho que no se dimensione el peligro en el que ponen a los habitantes de sus municipios, porque mucha gente inocente, mucha gente que no tiene la información correcta acaba exponiéndose al contagio, pero también a la población de la región y al final, a la de todo el Estado.

Es decir no solamente para el municipio que se trate sino para la región en su conjunto y al final del día eso nos va afectar a todos.

Por ejemplo una buena parte de los pacientes de Lázaro Cárdenas están en Morelia y los familiares tienen que estarse trasladando yendo y viniendo. Hasta hace media semana dos hospitales privados prácticamente saturados de COVID-19 en Lázaro Cárdenas.

Por eso me atrevo a decirles que es un tema local, luego se hace regional y al rato se hace estatal.

Ante este escenario, muy incierto, sobre todo por las medidas o fechas contradictorias entre la autoridad sanitaria federal, y el Presidente de la República, debemos tomar muy en serio los pasos que nos corresponde dar, para reactivar de manera responsable a Michoacán, pero pensando siempre y primero en el bienestar de nuestras familias, pensando en la gente primero, que es hoy por hoy, lo más importante.

Y también debo de decirlo con mucha claridad, nadie va a venir a rescatarnos si esto se nos sale de control, hasta ahora parece que a los estados nos han dejado solos, en una lógica de “sálvese quien que pueda”.

Así que esta circunstancia la vamos a superar juntos, la estamos enfrentando y la vamos a superar juntos, la sociedad michoacana siendo responsable, y el Gobierno Estatal tomando las decisiones adecuadas.

Por ello, lo primero que quiero que sepan, es que no expondremos a un regreso a clases riesgoso e innecesario a las niñas y niños o a sus familias, entre ellos lo más querido para ellos que son sus abuelos.

Vamos a evaluar con mucho cuidado y con todo el tiempo que sea necesario en los próximos días, y haremos lo que mejor convenga a las familias del Estado, y desde luego esto en el marco de la información y orientación de las autoridades sanitarias.

Y, la decisión que se tome se las daré a conocer con oportunidad basado para que estemos todos en la misma sintonía, basados siempre en la opinión técnica y científica de las autoridades de salud.

Segundo, comentarles que la semana pasada nos instalamos ya de manera permanente en Lázaro Cárdenas para redoblar esfuerzos, empezando por la instalación de cinco unidades móviles para detectar, aislar y tratar a un mayor número de personas contagiadas con el objetivo central de contener el incremento de contagios en el Puerto de Lázaro Cárdenas.

Finalmente, quiero reiterarles amigas, amigos, paisanas, paisanos, sociedad en general, hacer un llamado a todos los michoacanos, no podemos relajar las medidas en estos días donde el contagio claramente va en aumento.

Es un error muy grave que algunas personas sigan pensando que la pandemia no existe, que la enfermedad no existe que es un cuento, sólo porque no conocen a alguien contagiado.

Peor todavía, es muy irresponsable que, por esa razón, no acaten las medidas sanitarias.

La desgracia de cualquier michoacano enfermo de COVID-19, sea 1 o sean más de 598, debe de sensibilizarnos; debemos abandonar la idea egoísta de que “si no me pasa a mí, no importa”, “es en otros no en mí”, eso es ser muy egoísta.

Hay gente enfermando y muriendo, así que llamo al pueblo de Michoacán a la solidaridad, seamos que conscientes, que seamos responsables y empáticos, y sigamos la medida de quedarnos en casa durante el mes de mayo.

Michoacán se va a levantar de esta contingencia, no tengamos duda, pero lo haremos poco a poco y con toda la responsabilidad que el caso demanda. El Gobierno que yo encabezo tiene listo un plan de reactivación, e iniciará por poner las bases para que sea seguro, y sin poner en riesgo la vida de las personas.

Estamos evitando que una decisión precipitada se nos revierta y nos genere más daños.

En ningún lugar de Michoacán es momento de bajar la guardia, hay que mantenernos firmes.

Por ello, si estas semanas lo hacemos bien, tendremos la posibilidad de reconstruirnos como pueblo, de no dejar a nadie se quede atrás, de empujar todas y todos juntos por un Michoacán más fortalecido y unido después de la pandemia.

Muchísimas gracias.