Michoacán, un aliado del Gobierno Federal en salud


Morelia, Michoacán

03 de febrero de 2020

Buenos días compañeras y compañeros

Hoy vamos a platicarles el tema de salud con más profundidad, le agradezco su presencia a Diana Carpio, secretaria de Salud.

Y como ustedes saben queridas amigas y amigos, desde hace ya algunos meses ha estado en la presencia nacional, ha sido un tema permanente, la atención a la salud, el tema de salud que sigue siendo un asunto muy sensible y lo vemos ahora mismo con lo que sucede con estos riesgos de contagio por el Coronavirus, es un tema altamente sensible y tiene que ver con la vida de las personas.

Por esa razón, yo quiero compartirles a ustedes que coincido absolutamente con la preocupación y lo expresado por el presidente de la República, en el sentido de que la salud es lo más importante, y lo he dicho reiteradamente, que incluso por encima del tema de la educación.

Y el razonamiento tiene lógica, si hay un día que no hubo clase o una semana, se puede reponer o no pasa nada si una clase no se retoma, pero si hay un padecimiento grave y no hay condiciones para atender a las personas, sea niña, niño o adulto, el riesgo es la vida.

Por eso la importancia que reviste el tema, pensando en la vida de las personas y que, en el marco de las reglas nacionales, la salud es un derecho y que debiésemos tener todos, la posibilidad o las condiciones de acceso a la salud, ese es un razonamiento lógico que yo comparto.

Por eso desde el inicio del gobierno que yo encabezo en Michoacán, pusimos en el centro de la preocupación los servicios de salud, cómo mejorar los servicios de salud, y empezamos un plan muy ambicioso, pero que al pasar los meses y los años ha dado frutos, ha dado resultados.

Para empezar, traíamos un problema muy fuerte con el personal, el déficit para pagar la nómina casi llegaba a los mil 500 millones de pesos; no era una situación tan crítica como ha sido el tema educativo, pero nada sencillo, casi mil 500 millones de pesos para cubrir los salarios, prestaciones y demás, al personal que labora en los servicios de salud.

Junto con ello se tenía un adeudo de casi 3 mil millones de pesos con terceros institucionales, ISSSTE, IMSS, todo eso, 3 mil millones de pesos.

Por otro lado, un boquete financiero porque una importante cantidad de recursos que debieron haberse usado para salud se aplicaron en otras cosas por razones que no voy a abundar en ello, ni intento meterme a ese tema solamente lo refiero porque ya hemos platicado en muchas ocasiones.

El volumen de recursos pendientes por comprobar y por aclarar cuando nosotros iniciamos rondaban los 10 mil millones de pesos, recursos que llegaban vía, el entonces llamado Seguro Popular para temas de salud, hablo de materiales de curación, medicamentos e infraestructura, etc., etc., por razones diversas no se aplicaron en ello.

A la fecha, y eso está en manos de la Auditoría, y tampoco voy a abundar en ello, todavía hay pendientes cercanos a los 5 mil millones de pesos por aclarar del mismo tema, del 2014 para atrás.

En materia de infraestructura, prácticamente todo estaba en ruinas, las condiciones de los centros de salud, de las casas de salud.

A las compañeras o compañeros que cumplen la función de auxiliares de salud no se les pagaba, se les daba un apoyo para que nos ayuden en las tareas de atención primaria, como tomar la presión, un medicamento para algún padecimiento no complejo o detectar cuando hay un problema mayor y canalizar a la o el paciente.

Y cuando se les pagaba, se les entregaba rasurado, porque se les pagaba en efectivo y por el camino iba disminuyendo la cantidad, cosa que nosotros resolvimos y ahora se les paga puntualmente su pago a las auxiliares de salud.

Los sitios donde ellas dan esta atención primaria estaban también en condiciones muy precarias, las dignificamos, son casi 900 casas de salud, incluyendo sus equipos, sus gavetas para poner sus medicamentos, y los materiales que requieren para tomar presión y para detectar algún padecimiento primario, dignificamos alrededor de 870 casas de auxiliares de salud.

Los Centros de Salud, tengo presentes y les comparto dos ejemplos, uno, el del Centro de Salud de Morelia “González Ureña” ese centro de salud se construyó hace 60 años y hasta hace poco más de un año que lo rehicimos, yo creo que si alguna vez lo pintaron había sido mucho, condiciones muy deplorables.

Hay un doctor que trabaja allí, el doctor Del Toro que siempre lo veíamos con pancartas en todos lados quejándose, me dio gusto el otro día, en un evento que tuvimos aquí en Casa de Gobierno, él estuvo presente en la entrega de equipos para personas con discapacidad, porque se atendió una añeja demanda que el doctor encabezaba.

Y no solamente él, tú ibas al Centro de Salud y nuestras compañeras enfermeras hasta de mal humor, sin papel, sin una silla donde sentarse, todo en ruinas.

En otro ejemplo extremo, es el de Tingüindín en donde les asignaron un local en el rastro para que allí los doctores dieran consulta y atención médica.

Y así, les podría narrar toda la historia porque la conozco completa de los 430 Centros de Salud y las casi 43 obras abandonadas de distintos momentos, destaco por la dimensión, el Hospital Regional de Zacapu, el Hospital Regional de Pátzcuaro y otras obras que tengo presente en mi mente, como el Centro de Salud de Lázaro Cárdenas, y así podríamos narrarles todas esas.

Todo eso hoy se encuentra en condiciones totalmente distintas, están dignificados, renovados y equipados.

No voy a ahondar mucho en ello porque les vamos a hacer una presentación muy bonita que quiero que la doctora se las comparta.

En el tema de medicamentos, al año Michoacán se gastaba 2 mil 500 millones de pesos para 12 meses y muy apenas llegar al 25% del abasto de medicamentos y materiales de curación, ahora con 800 millones de pesos pagamos el material y medicamentos de 15 meses y en promedio tenemos abasto del 90 por ciento en nuestros centros de salud y hospitales.

Y esto no es un tema de papel, sino que está monitoreado permanentemente con un sistema que se ha implementado en todo el estado para que no nos cuenten y que nada más cuando vayamos la farmacia esté completa de los medicamentos.

Un tema nada sencillo compañeras y compañeros, porque el medicamento se consume todos los días, tú puedes tener el domingo o el lunes la farmacia completa, pero el martes en la tarde o el miércoles, ya no está completa.

Y allí se genera una narrativa, porque dicen –es que yo fui el martes en la tarde y ya no había aspirinas-, bueno el miércoles ya habrá o el mismo martes por la tarde, se consumen y esa es una dinámica natural en la atención de los Centros de Salud, porque las personas están yendo mucho a los centros de salud.

Ha cambiado la actitud de nuestras compañeras y compañeros en mucho, ahora yo los veo contentos, sabiendo que todavía hay limitaciones, ellos están contentos trabajando, haciendo su tarea que a veces no es nada sencillo por las distancias y una serie de variables.

Hace pocos días les dimos reconocimientos a varias doctoras y doctores de Centros de Salud, de Apatzingán, de Santa Clara del Cobre, de muchos puntos, y estaban muy contentos de recibir el reconocimiento a su entrega y compromiso, que es la generalidad del comportamiento y actitud de nuestros compañeros.

Se les entregó y cuanto orgullo les da que les hayamos entregado la certificación ISO9001 al Hospital Civil y al Hospital Infantil de Morelia, que ha sido un reto nada sencillo; yo les explicaba ese día cómo encontré yo el Hospital Civil en julio-agosto del 2015 que fui a visitarlo, con limitadas condiciones para atender, incluso todavía hacían las recetas en la máquina de escribir.

Todo esto ha sido resultado de un trabajo muy profundo para poder ordenar los servicios de salud, por la coincidencia de que la salud es lo primero y de que hay que hacer o canalizar todo lo que esté a nuestro alcance, de recursos, tanto materiales como humanos para mejorar permanentemente los servicios de salud, que nos ayuden a atender sobre todo a la población más desfavorecida, la gente que no tiene la posibilidad de comprar un medicamento, una consulta.

Por eso mi coincidencia en el mejoramiento continuo en los servicios de salud y que éstos sean gratuitos para la gente que no puede cubrirlo por razones conocidas.

Plena coincidencia, yo sueño con que en Michoacán pronto lleguemos al 100% de cobertura de los servicios de salud; nosotros tomamos los servicios como con 68% de cobertura, hoy andamos por arriba del 80%, y eso va creciendo con el esfuerzo que estamos realizando.

Hago un resumen:

Primero, la coincidencia plena con la política del gobierno Federal en materia de salud, nosotros como en otros temas que son competencia federal nos alineamos a la política nacional para mejorar nuestros servicios de salud y la coincidencia plena de que es el tema más grave que tenemos que resolver como país, no solamente como estado.

Dos, nosotros pudimos ordenar los servicios de salud, haber reconstruido toda la infraestructura física-hospitalaria, desde las casas de salud hasta los hospitales más grandes; ahora en marzo estaremos entregando el Hospital Civil y el Hospital Infantil de Morelia, totalmente terminados y equipados.

Luego, en haber equilibrado y resuelto el problema de los pagos y prestaciones al personal de salud, el haber pagado toda la deuda a terceros institucionales; algunos ya tenían la edad de jubilarse y no querían hacerlo porque de qué les sirve si no les van a poder pagar su pensión por los rezagos en los pagos.

Se ha estabilizado el servicio, el liderazgo de la doctora Carpio ha permitido que, con todos los sindicatos, ustedes saben que allí hay muchos sindicatos, creo que son 12, haya diálogo y entendimiento, con algunas excepciones, es también normal, pero en general hay buen diálogo y entendimiento con los líderes y con los sindicatos para avanzar en pro de la salud.

El reto sigue siendo, hay muchas cosas por resolver sin duda, habrá retos siempre hasta los países más avanzados en esta materia tienen retos aún que resolver, porque cada día aparecen otros factores, por ejemplo, la dinámica en la que tuvieron que meterse los chinos en las últimas semanas por la aparición de esa enfermedad muy reciente, tuvieron que revolucionar todo ante un riesgo muy grande.

Siempre estará presente eso, y más ahora los cambios en el clima y con todo lo que sucede en el ambiente.

¿Cuáles retos nos quedarán y que sin duda los tengo plenamente visualizados?, uno, es el déficit que traemos de doctoras, doctores, enfermeras y enfermeros, sobre todo en materia de especialistas.

Ayer que andaba yo en Zitácuaro platicaba con el director del Hospital Regional de allá, le decía –a ver ¿qué nos falta para que en esta región podamos estabilizar todo?, -nos faltan ocho doctoras y doctores, cuatro especialistas y cuatro médicos generales, y con eso estaríamos cubriendo prácticamente las necesidades de esta región-.

Pero por cada doctor, requieres otro equipo de enfermeras, enfermeros, ayudantes, camilleros, es decir, tenemos déficit de personal médico que hay que resolverlo.

El otro es, una preocupación permanente, y que es el cómo resolvemos el problema de la precariedad laboral, ¿a qué me refiero?, a que hay todavía muchas compañeras y compañeros que tienen contrato desde hace 10 o 15 años y eso no les da tranquilidad, porque cada año tienen que estar preocupados pensando en su contrato y nosotros necesitamos resolver eso y lo vamos a resolver.

Los cuatro grandes rubros que ha manejado el señor presidente son: infraestructura, en donde nosotros somos ejemplo nacional.

Dos, abasto de medicamentos, que también somos ejemplo nacional en haber estabilizado el abasto y en el porcentaje que tenemos.

¿En qué tenemos que trabajar para resolver?, la precariedad laboral, es decir darle estabilidad laboral a quienes siguen trabajando por contrato.

Y tres, resolver el déficit de personal médico.

Aquí me detengo un poquito para que podamos ver la presentación de cómo estamos ahora después de esta breve descripción que les he hecho.

DIANA CELIA CARPIO RÍOS, SECRETARIA DE SALUD EN MICHOACÁN

Buenos días a todos.

Hemos ya platicado alguna vez con ustedes este tema, pero siempre es importante hacer conciencia muy clara de los avances que ha habido en materia de salud.

El primer diagnóstico que se hizo en materia de Salud con el gobernador fue el tema financiero, que era muy importante porque las dos instituciones, el Seguro Popular y la Secretaría de Salud, tenían pasivos por más de 6 mil millones de pesos y realmente esto era muy preocupante.

Los recursos no se transferían a las unidades operativas, en años anteriores eso generaba un gran problema y dejamos denunciados recursos por más de 5 mil millones de pesos, los recursos no ejercidos en tiempo y forma generaban reintegros por grandes cantidades a la federación, llegaba el recurso federal al Estado, pero el recurso se reintegraba.

Los recursos humanos contratados sin el respaldo financiero por parte de la entidad, hubo un año en el que contrataron un exceso de personal administrativo, lo cual generó un desbalance entre médicos y personal administrativo y nosotros somos evidentemente una unidad prestadora de servicios médicos.

Y los contratos arriba de la capacidad presupuestal del estado, en donde con grandes esfuerzos hemos cubierto las nóminas y por segundo año consecutivo, hemos cubierto nómina al 100% para todos los trabajadores.

El tema de recursos humanos, lo que les comentaba, desproporción de médicos y administrativos y la concentración en zonas urbanas.

¿Qué pasa? Que un trabajador se contrata en Coahuayana, por ejemplo, y a los seis meses un día se quiere venir a Morelia y amparado por el tema de un sindicato o de algún conocido y entonces Coahuayana se quedaba sin médico, es decir que en el interior había una gran falta de personal y todos se concentran en las zonas urbanas.

También hemos puesto reglas para ello, con los 12 sindicatos que generan un tema de división, incluso entre los trabajadores, pero hoy está más consolidado el tema de la libertad sindical y estamos trabajando con ellos para que seamos un estado muy maduro en esta materia.

El desabasto grave de medicamentos e insumos para la salud, tenía que ver con que compráramos medicamento fueran las compras consolidadas y desde el año 2016, en el estado de Michoacán la compra de medicamentos se hace antes en la consolidada del IMSS y a partir de este año en la compra nacional de medicamentos del presidente López Obrador.

Los contratos se dividían por regiones y también eso generaba un doble gasto y disparidad en las regiones dependiendo de la farmacéutica que distribuyera, hoy compramos consolidados los medicamentos nuestros y no tenemos problemas y nadie monitoreaba los indicadores de salud, en todos éramos el 29 y el 32 y eso ha sido un gran reto para los servicios de salud.

En materia de infraestructura, obras inconclusas, hospitales inconclusos, centros de salud sin mantenimiento, equipamiento descompuesto.

Encontró tomógrafos el señor Gobernador en almacenes, lo cual me parece que era un crimen, porque el tomógrafo es un equipo caro, es un equipo sofisticado y aquí estaba guardado en almacenes.

El equipamiento no tenía mantenimiento, no funcionaba, por ejemplo, el equipo de hemodinamia de hacía tres años, el tomógrafo de oncología de hacía cinco años, descompuesto.

Entonces, realmente era crítica la circunstancia y las casas de máquina de los hospitales, que es el corazón de un hospital, la casa de máquinas, en unas condiciones realmente deplorables.

Un ejemplo muy interesante, una casa de máquinas que prácticamente renovamos es el Hospital de Zamora, en donde los pacientes se bañaban con agua fría porque las calderas ya no servían, eso hoy ya no ocurre.

El plan de rescate que empezamos, que además era un plan muy ambicioso y para ello no podíamos hacerlo de un año a otro, realmente llevamos trabajando incesantemente año con año.

Era para lograr atención a los 3.1 millones de michoacanos, que son la población potencial, porque de los 4.6 millones de michoacanos, 3.1 no tienen seguridad social.

Los 14 mil 172 trabajadores formales, en donde pueden ver el número de médicos, dos mil 892 contra cuatro mil 814 administrativos, y toda la parte de las unidades médicas que había que atender.

Y a mí me gustaría mucho puntualizar el tema de los centros de salud, dignificamos 430 centros de salud en el primer año, y nuestros centros de salud se han compactado por dos fenómenos, una, cerramos Prospera y cerramos todos los módulos que se atendían en Prospera.

Y la otra, hubo unidades que en un momento trabajamos doble, estábamos construyendo el centro nuevo, pero estaban trabajando en el viejito y también dignificamos, por ejemplo, San Lucas, trabajaron dos años en su Centro de Salud viejo y hoy ya están en uno nuevo.

Entonces, tuvimos que trabajar en obras dobles porque estaban trabajando en un anterior pero el otro se estaba concluyendo.

¿Y qué hicimos?, hicimos un plan, al cual nos hemos apegado totalmente y la primera era, contratos subrogados con consumos promedios mensuales, contratos anuales para cero adeudos.

La comprobación de recursos federales al cien por ciento, la denuncia de los recursos no comprobados para que quedará muy clara la diferencia de nuestra época de trabajo y lo anterior.

La gestión de recursos que ha tenido un sin precedente por más de cuatro mil millones de pesos por parte de nuestro señor Gobernador.

Generamos un plan maestro de infraestructura que hemos seguido al pie de la letra, lo cual nos ha permitido terminar las obras inconclusas y sustituir algunas otras.

La comprobación de recursos al cien por ciento para poder tener acceso a más recursos, y trabajamos en cuatro rubros, en abasto, en equipo médico, en infraestructura y en la modernización.

En abasto entramos a compras consolidadas, dispensamos por unidad médica, por nivel de atención, que es algo muy importante, tenemos un sistema de abasto de verdad envidiable.

Entidades federativas han venido a verlo, nos han consultado, es un sistema que nos permite ver por unidad el medicamento dónde está, las podemos mover entre unidades, realmente podemos hacer un equilibrio de abasto muy importante.

Instalamos el equipo médico que encontramos en almacenes, dimos mantenimiento preventivo y correctivo y tenemos en comodato equipo en todos los hospitales y sustituimos equipos que ya eran inservibles.

En materia de infraestructura, concluimos obras de sexenios anteriores, dignificamos todos los centros de salud y los hospitales también, trabajando en específico en las casas de máquina.

Y un proyecto muy importante, en donde tú no puedes avanzar en esta época, sino lo tomas como un proyecto toral es la parte de modernización.

Tenemos un proyecto que se llama, Salud Digital y tenemos mil 600 consultorios equipados en el primer nivel de atención y 400 consultorios en los hospitales, ya vamos a empezar a hacer egreso hospitalario digital y referencia y contra referencia digital.

El Centro Regulador de Urgencia Médicas que va a tener un nuevo espacio ahora y que dan muchísimos traslados diariamente, trabajan con las 113 ambulancias que el Gobernador consiguió para cada municipio.

Y el tema de salud móviles que fue fortalecido por los convoyes para la salud, que visitan municipios y lugares de alta marginación y nuestras unidades móviles que trabajan de manera permanente.

En materia de abasto de medicamentos, debo comentarles, tenemos el sistema, logramos pasar de bodegas realmente complejas de administrar por bodegas muy ordenadas en donde tenemos perfectamente etiquetado nuestro medicamento.

No tenemos riesgo de que se nos caduque, tenemos movilidad interna entre los medicamentos, hemos logrado una planeación y una logística e