Estamos en el momento más crítico de la epidemia: Silvano Aureoles


Morelia, Michoacán,
15 de junio de 2020.

El 21 de marzo del año 2020 será una fecha que no olvidaremos. Ese día cambió el rumbo de nuestra historia, al registrarse el primer contagio de COVID-19 en Michoacán.

Desde entonces, pusimos todo nuestro empeño y nuestro esfuerzo, así como todos los recursos a nuestro alcance para poder contener la propagación del virus y salvar la vida de las y los michoacanos.

Gracias al esfuerzo de todas y todos los ciudadanos para quedarse en sus casas, logramos acotar los tiempos de contagio, tardamos casi 50 días en sumar 500 casos. Sin embargo, al iniciar la reapertura gradual de las actividades económicas y sociales, mucha gente no se contuvo y lamentablemente, las medidas de prevención han venido relajándose, en consecuencia, en las últimas dos semanas la movilidad se ha incrementado hasta un 75 %.

Hoy en Michoacán han muerto 279 personas y hemos llegado a más 3 mil 500 contagios, de los cuales, más de mil 300 se presentaron en los últimos 13 días. Esa cifra indica, que tenemos como promedio 100 contagiados al día. Por ello, el pasado 9 de junio rompimos el récord de contagios, se registraron en un solo día, 203 casos.

Aún con estas cifras, hay quienes siguen diciendo que el virus no existe. Que es un invento, que es mentira, pero no, en Michoacán se están muriendo 1 de cada 10 contagiados confirmados.

Por su parte, el municipio de Lázaro Cárdenas presenta más contagios que 8 estados de la República, que 8 entidades federativas y, por si fuera poco, en las últimas dos semanas se ha registrado la misma cantidad de muertes que las que hubo en los dos primeros meses de la epidemia.

En consecuencia, sí la gente de Lázaro Cárdenas, de nuestro emblemático Puerto, no asumen la responsabilidad, de continuar cumpliendo las medidas sanitarias establecidas, no podremos evitar que se sigan muriendo más personas.

Mi Gobierno ha hecho la parte que le toca, pero cuidar de no contagiarte de coronavirus y cuidar a tu familia es tú responsabilidad.

Por lo tanto, lo que puede suceder muy pronto, es que no habrá hospitales suficientes para atender a todos los enfermos, y esto aumenta el riesgo de perder la vida, y muchas personas contagiadas se van a morir.

Así que, al cumplirse las dos primeras semanas de la Nueva Convivencia en Michoacán, el mensaje es directo y claro: la epidemia no se ha ido y las probabilidades de morir o de que pierdas a un ser querido, son más altas que nunca. Es un problema muy serio, debemos asumirlo con toda la responsabilidad.

Solamente este fin de semana, tuvimos que cerrar 21 negocios en el municipio de Apatzingán por no cumplir con las medidas sanitarias y las reglas que hemos establecido para la reapertura gradual y progresiva de las actividades económicas y sociales.

También, en estos días, evitamos la realización de partidos de fútbol, jaripeos, fiestas y otras actividades que implican una congregación masiva de personas, en diversas comunidades y municipios del territorio michoacano.

Estamos también, a través de la Secretaría de Salud en el estado verificando el cumplimiento de las medidas sanitarias, en los municipios con banderas amarillas, y redoblando el esfuerzo para garantizar que la apertura sea gradual y segura para todos.

En este sentido, Hidalgo, La Huacana y Pátzcuaro pasaron de bandera verde a bandera amarilla que significa de alto riesgo, por su letalidad, por lo que tomaremos medidas diversas para aumentar las muestras en estos municipios.

Amigas y amigos, queridas paisanas, paisanos:

Tomamos la decisión de asumir el riesgo de iniciar una reapertura gradual, responsable de todas las actividades económicas y sociales, siendo sensibles a la necesidades de la gente, entendiendo que las medidas de aislamiento, generan un impacto negativo en la economía familiar y que provocan hartazgo y enfado social, y sabiendo que esta enfermedad llegó para quedarse y que debíamos continuar con nuestras actividades, pero conscientes de que si no respetamos las medidas sanitarias se disparan los contagios. Por ello, hagamos cada quien la parte que nos toca.

Como ya vimos, se incrementaron los contagios y las muertes, lo que significa que en muchos casos no se han acatado las medidas sanitarias y de convivencia social.

No hay esfuerzo de los gobiernos que pueda hacer frente al virus, si las ciudadanas y ciudadanos no ponen de su parte. Hacerle frente a esta epidemia exige la corresponsabilidad de todas y todos, sin excepción.

Recuerda que, en esta Nueva Convivencia, el distanciamiento social sigue siendo la mejor forma de cuidar tu salud y la de tu familia. Quiero enfatizar y destacar que vivimos una nueva realidad y que tenemos que reeducarnos y aprender a vivir con el riesgo hasta que haya una vacuna o medicina que cure esta enfermedad. Por eso le hemos llamado a esta etapa, Nueva Convivencia, que significa una nueva forma de vivir.

Quédate en tu casa, si no tienes que salir. Lávate las manos, usa el cubrebocas, no saludes de abrazo, no saludes de beso, no saludes de mano, guarda la distancia, el virus se transmite por contacto físico y la saliva, no la rieguen.

Así que tómalo en serio. Que No te maten las ganas de salir.