Cuidar la salud y salvar vidas, prioridad ante Noche de Muertos: Silvano Aureoles

Morelia, Michoacán
A 28 de octubre de 2020

En esta celebración de Noche de Muertos, sabemos que la población quiere disfrutar de las festividades que solíamos hacer en la vida ordinaria, sin embargo, la realidad nos impone nuevas reglas a nuestra convivencia, y a las celebraciones de nuestras tradiciones.

Sé que nosotros, que la población queremos salir, pero les pido que estemos conscientes, de que hacerlo, indudablemente implica un alto riesgo para los contagios de Coronavirus.

Sé también que vendrán visitantes a nuestro Estado, sin embargo en este momento, la realidad y la prioridad es la salud y cuidar la población local así como los visitantes.

Por ello, les pido a las presidentas municipales y a los presidentes municipales de la zona lacustre, así como al resto de los municipios turísticos, que acatemos, que hagamos cumplir las medidas sanitarias definidas para cada región.

A las michoacanas y los michoacanos, los invito a que se queden en sus municipios de preferencia, a que no se trasladen a otras regiones del Estado, para así reducir la movilidad y en consecuencia la propagación del Coronavirus. Les pido también, que respeten las medidas sanitarias dictadas por la autoridad correspondiente,  no hacer conglomeraciones, reuniones masivas, y es muy importante que eviten también las fiestas familiares muy grandes, masivas, con muchos grupos.

A mis paisanas y paisanos de la zona lacustre, que se preparan año con año para recibir a miles de turistas y visitantes y compartir con ellos nuestras tradiciones, así como al sector turístico de Michoacán, les pido que continúen respetando el protocolo que incluyen las medidas sanitarias que ya conocemos.

Es fundamental que sigamos usando los productos desinfectantes, que usemos siempre el cubrebocas y lo traigamos bien puesto, y sobre todo, respetar el número establecido en función de la regla del 50% en el cupo, esto depende del tamaño del lugar, del tamaño del hotel, o del restaurantes y otros sitios, no más del 50% de las personas que caben allí, porque eso, evita la aglomeración y el riesgo de contagios.

A los visitantes nacionales y extranjeros, sean bienvenidos, Michoacán es y siempre será su casa, pero no seríamos un buen hogar, ni para ustedes ni para los nuestros, si no cuidamos la salud y sobre todo salvamos vidas, por encima de cualquier otra cosa o cualquier otro interés está la salud y la vida de las michoacanas y los michoacanos y de quienes nos visitan.

Por eso les pido con mucha humildad y responsabilidad, cumplir con todas las medidas sanitarias previstas publicadas y conocidas.

●  La sana distancia, el uso de cubrebocas en todo momento, el gel antibacterial, lavarse las manos y una práctica que hemos incorporado a nuestra cotidianidad, ya lo vamos convirtiendo casi en un hábito, no lo abandonemos, y que en esta celebración sea para bien pensando siempre que es vital cuidarnos.

●  Se deben respetar los protocolos y horarios establecidos para el acceso a los sitios turísticos, que se realizarán bajo medidas muy estrictas de seguridad sanitaria.

●  Les pedimos a todas y a todos, prestar atención a los letreros y avisos que ofrecerán información de interés, para cuidarte y cuidar a los demás.

●  Durante su estancia eviten compartir objetos de uso personal, porque al hacerlo nos ponemos en riesgo de contagio.

●   Si alguien presenta un síntoma, cualquiera que éste sea, le pedimos, por favor, que acuda al Centro de Salud más cercano, o a los puntos de control ubicados en la zona lacustre del lago de Pátzcuaro, en este caso, o al sitio donde vayan, en todos lados habrá puestos de revisión y Centros de Salud cercanos para que ustedes puedan comunicarse y rápido saber si alguien tiene alguna dificultad.

Por el bien superior de los habitantes de nuestro querido y hermoso Estado y los visitantes, el Gobierno de Michoacán, en coordinación con las comunidades y Municipios, hemos definido cancelar todos los eventos masivos como el tianguis artesanal, festivales culturales, exposiciones, conciertos y celebraciones que solíamos hacer en los espacios públicos.

También, estará prohibida la venta de alcohol o las bandas musicales. A lo mejor alguien quiere ser solidarios con nuestras bandas, que lo haga pero no pueden hacer tocadas porque entonces se aglutina la gente y es riesgoso para los que van pero también para los que están tocando sus instrumentos musicales, que por cierto mi reconocimiento a lo que lo hacen, pero hoy tenemos que cuidar la salud.

También estará limitado el tradicional paseo a las islas, estas permanecerán cerradas.

Hay que tener claro que el número de contagios y de muertes depende mucho y exclusivamente de nosotros mismos, si no lo hacemos así pondremos en riesgo a propios y ajenos, y lo que pudiera ser una celebración bonita, controlada y ordenada, puede convertirse en una escalada de contagios, que rompa el avance o que detenga la reapertura económica que llevamos poco a poco en Michoacán.

Sé que la forma en que vivimos las tradiciones michoacanas es parte de nuestra vida, es parte de nuestro presente es parte de la esencia misma de nuestra vida que ha unido a familias enteras por generaciones.

Pero, la realidad mundial, nacional y de nuestro estado es compleja, más ahora con el tema de los rebrotes peligrosos, sólo hay que revisar lo que pasa en Europa, se tuvieron que regresar a declarar estado de alerta, toque de queda, y aquí en el país, muchos estados se están regresando a una condición más crítica, a tomar medidas muy fuertes porque se están saliendo de control los contagios y en consecuencia los enfermos y los muertos.

Por ello, esto nos obliga a celebrar de otra manera, aunque no significa que sea menos importante.

En este momento, el corredor Morelia-Uruapan, además de Lázaro Cárdenas, son el epicentro de la epidemia en Michoacán. Por ello, es importante celebrar con toda la responsabilidad y con todos los cuidados sanitarios, conscientes de que la epidemia por COVID 19 ha causado más de un millón de muertes en el mundo, 90 mil en nuestro país, y mil 900 casi 2 mil en el caso de Michoacán.

Sé que es difícil, pero si algo hemos aprendido estos meses, es que estos sacrificios como acatar las medidas sanitarias valen la pena cuando lo que se busca es cuidar la salud y la vida de quienes amamos.

Nuestras tradiciones las llevamos en el corazón, las llevamos enraizadas en el alma, en lo más profundo de nuestro ser, celebremos hoy de la forma que nos marca la circunstancia, luchando por la vida y cuidando de los nuestros.

Celebremos con responsabilidad.

Muchísimas gracias.