Advierte Gobernador riesgo alto de contagio de COVID-19 en diciembre y enero

Hola amigas y amigos.

A la sociedad michoacana en general quiero compartirles este mensaje.

La epidemia está en unos de sus perores momentos en México, escenarios como el que se vive desafortunadamente en la capital de la República, en la Ciudad de México debe de preocuparnos, debe de alertarnos y llamarnos a que asumamos plenamente nuestra responsabilidad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud con todo y la vacuna, en algunos países puede haber hasta medio año más tarde, más con altas cifras, muy altas de contagios y muertes. Esto significa más enfermos y en consecuencia más muertos.

En Michoacán no queremos que las muertes productos de los contagios por la enfermedad aumenten, mucho menos podemos permitir que la situación se salga de control, por eso les pido a todas y todos los michoacanos, que en estos momentos nos pongamos la camiseta de la responsabilidad, y evitemos actividades que pongan en riesgo el aumento de los contagios, por ejemplo, evitemos fiestas o reuniones de cualquier tipo, de cualquier naturaleza, que pongan en riesgo la salud de los adultos mayores o a personas vulnerables en general.

Como Gobernador de Michoacán es mi obligación y responsabilidad, ser muy claro con ustedes y sus familias:

Una fiesta o reunión cualquiera puede significar una irresponsabilidad porque puede terminar en tragedia familiar o en una tragedia comunitaria. Por ello, reforcemos las medidas de prevención en nuestras casas y en nuestro actuar del día a día. No queremos que nadie nos falte el próximo año.

Como ya lo he dicho y reiterado varias veces, ninguna crisis es eterna, pero ésta crisis por COVID-19 aún no termina; por eso no podemos relajarnos, no podemos bajar la guardia y no podemos distraernos estos días de fin de año.

Todas y todos, sin excepción, tenemos que ponernos las pilas, tenemos que ser empáticos, tenemos que ser responsables, para evitar que se saturen los hospitales como ya está sucediendo en la Ciudad de México, en Guanajuato, en otros estados donde los rebrotes saturaron los hospitales, ni una sola cama para atender un enfermo de COVID.

En distintos momentos les he reiterado, que particularmente los meses de diciembre y enero son meses de altísimo riesgo porque ya sabemos todos, es la temporada decembrina, se hacen fiestas particulares, fiestas familiares, fiestas con amigos, las fiestas del pueblo, eventos deportivos, eventos recreativos, es quizá muy reiterativo lo que digo, pero no hay otra manera de evitar que se contagie más gente, que se saturen nuestros hospitales y evitar que se mueran nuestros seres queridos.

Hay experiencias muy tristes, muy dramáticas, cuántas experiencias, cuántas vivencias les pudiera compartir del dolor familiar de mucha gente conocida que por un descuido, por haberse ido a un jaripeo, por haberse ido a un baile, por el cumpleaños del niño o de la niña, los 15 Año.

Todo eso puede esperar, no pasa nada si no hacen la fiesta de 15 Años de tu hija o tu aijada, hazla después, la forma de celebrarla es cuidando la salud de ella y en consecuencia la salud de los demás.

La Dra. Diana Carpio, secretaria de Salud, fue muy clara y precisa en los datos que nos dio el lunes pasado. Estamos viviendo 4 semanas del mayor riesgo que nos podamos imaginar, por las posadas, la navidad, las comidas o cenas de fin de año con los compañeros de trabajo, las fiestas de año nuevo; y en la primera semana de enero, todos los festejos del día de reyes.

Acuérdense cómo se conoce esta temporada Guadalupe-Reyes, porque empieza con las celebraciones del día de la Virgen, el día de las Lupitas, y no termina hasta después del 6 de enero con la celebración del Día de Reyes.

Si no nos cuidamos, en cada semana habrá una suma importante de nuevos contagios, y si para la primera semana de enero corremos el riesgo de que se nos junten los contagios de estas cuatro semanas, eso significaría, y espero no suceda, tener mucha gente en los hospitales, comenzando el año y en consecuencia saturados los hospitales.

Ese es el peor escenario que nos puede suceder en Michoacán, por eso no voy a descansar, no voy a bajar la guardia y no me voy a cansar de repetir que tenemos que cuidarnos.

El mensaje que hoy debe quedar muy claro es que una fiesta irresponsable puede terminar en tragedia familiar. Si hay riesgo, evita reunirte, para evitar que el gozo de una celebración termine en una tragedia días después.

Como Gobernador de Michoacán, voy a seguir reiterando y apretando la estrategia, y los mismo debemos de hacer todos como Gobiernos, debemos de seguir apretando el paso y cuidando la estrategia y buscando que se cumplan y se respeten las medias necesarias, para que no se nos salga de control esta epidemia.

Pero se necesita que tú amiga, amigo, michoacana, michoacano, asumas también la responsabilidad que te corresponde como afortunadamente la inmensa mayoría de los michoacanos y michoacanas lo ha hecho. Pero no está de más volverles a pedir reiteradamente que nos cuidemos.

Cuidémonos mucho, sigamos al pie de la letra las recomendaciones de las autoridades de salud y evitemos nos maten las ganas de celebrar o de reunirnos.

Escuchen amigas y amigos, celebremos este fin de año y el inicio del año nuevo con responsabilidad.

Muchísimas gracias.