Silvano Aureoles y Gobernadores piden a AMLO separar a delegados de temas de seguridad

  • El Gobernador de Michoacán se pronuncia ante el Presidente López Obrador a favor del Plan Nacional de Paz y Seguridad, pero pide no violentar facultades de los Ejecutivos Estatales

Ciudad de México, a 4 de diciembre de 2018.- A nombre de los Gobernadores del país, el titular del Ejecutivo de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, hizo un llamado respetuoso al Presidente Andrés Manuel López Obrador, a separar las tareas de seguridad de las referentes a política social, y trabajar de manera conjunta con los gobiernos estatales en el combate a los delitos, sin demeritar la labor realizada hasta ahora y con respeto a su soberanía.

A este llamado también se sumó el Gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, en el marco de la LV Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), donde los mandatarios estatales se pronunciaron porque se revise y reconsidere la participación en temas de seguridad de los Delegados de Programas para el Desarrollo y el involucramiento de otros actores ajenos a la materia.

“Su presencia pone en riesgo la necesaria secrecía de la información estratégica que se genera en los Grupos de Coordinación por la Seguridad de las entidades”, consideró el Gobernador michoacano.

Apuntó que los llamados Delegados de Programas para el Desarrollo y Delegados Territoriales, legalmente no tienen atribuciones en materia de seguridad pública, pero ya intentan intervenir en toda la línea de mando de la seguridad en los Estados, convocando a las autoridades civiles y mandos militares a “mesas estales y regionales de seguridad” y pretendiendo, además, fungir como secretarios técnicos de las mismas.

“Nos parece equivocado mezclar las responsabilidades de la política social, con las muy específicas de la seguridad y procuración de justicia, en las que el conocimiento experto y el manejo preciso de la estrategia, son factores que aseguran el éxito”, advirtió.

En esta reunión, Aureoles Conejo afirmó que su gobierno se suma al Plan Nacional de Paz y Seguridad, ya que ninguna autoridad por sí sola puede hacer frente a los retos en materia de seguridad.

No obstante, señaló que hasta ahora el citado Plan Nacional no establece la ruta precisa de intervención en entidades y municipios, se desconocen los esquemas en materia de inteligencia y, además, se han omitido los controles de confianza de los nuevos actores nombrados.

En el mismo tenor, el mandatario michoacano hizo notar que hasta el momento no se ha mencionado ninguna medida relacionada con el fortalecimiento de las corporaciones policiacas estatales y municipales, en los planes federales, “cuando el éxito en el combate a la delincuencia organizada también incluye el tener cuerpos de seguridad adiestrados, equipados y con altos estándares de control de confianza”.