Llama Silvano Aureoles a adelgazar el Congreso de la Unión

  • El Gobernador Constitucional se pronunció por no eliminar el recurso a partidos políticos, ya que podrían caer en tentaciones indebidas, pero sí endurecer los controles del gasto.
  • Dijo no coincidir en la eliminación de representantes plurinominales, aunque sí hacer un análisis para su posible reducción.

Morelia, Michoacán, a 29 de septiembre de 2017.- Para establecer una verdadera y equitativa representación parlamentaria en México, así como fortalecer nuestra democracia, el Gobernador Constitucional Silvano Aureoles Conejo se pronunció por revisar el número de diputados y senadores, y los instrumentos para auditar el financiamiento público a los partidos políticos.

“¿Quién nos dijo que había que tener 500 diputados federales y 128 senadores? Eso sí hay que revisarlo”, puntualizó hoy el mandatario michoacano al presidir esta mañana la Firma del Programa de Trabajo en Materia de Capacitación, Difusión, Divulgación e Intercambio de Información para Prevenir la Comisión de Delitos Electorales y Fomentar la Participación Ciudadana.

En su intervención, Aureoles Conejo aclaró que no se trata de eliminar las representaciones plurinominales, sino de estudiar la posibilidad de reducir el número de diputaciones y senadores a partir de una verdadera distribución parlamentaria.

“Las diputaciones plurinominales son la representación de una democracia madura y sería un gran retroceso el dejar de lado la inclusión de las minorías”, sostuvo.

Por otra parte, señaló que los partidos políticos no pueden renunciar al financiamiento público al ser éstos entidades de interés general, y de que en México aún se requiere tiempo para madurar una propuesta de ese calado.

“De renunciar a ese financiamiento público, los institutos corren el riesgo de recurrir a tentaciones indebidas”, advirtió el titular del Ejecutivo Estatal, quien, sin embargo, se pronunció por instrumentar mecanismos eficaces para auditar y transparentar ese gasto.

En su mensaje, el Gobernador michoacano apoyó la idea de donar una parte del recurso que reciben los partidos políticos para apoyar a los damnificados por el sismo del pasado 19 de septiembre.

En ese sentido, propuso la reestructuración de las tareas y funciones de los partidos para generar un gran ahorro, por ejemplo, a través de medidas como la de disminuir las campañas de promoción.