Segunda fase del Plan Integral de Seguridad en Apatzingán

Apatzingán, Michoacán

28 de mayo de 2019

 

Muchas gracias, saludo con mucho gusto y doy la bienvenida al secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, mi querido amigo Alfonso Durazo, bienvenido a Michoacán, es siempre un gusto recibirte y que podamos trabajar juntos en un tema tan sensible para la población como es la seguridad pública.

 

Saludar con mucho respeto y reconocimiento al general Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, bienvenido señor secretario; al almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, bienvenido señor almirante; saludar a un paisano nuestro, al general Luis Rodríguez Bucio, coordinador de la Guardia Nacional, bienvenido a su tierra paisano.

 

Saludar al señor general Ángel Prior Valencia, comándate de la 12 Región Militar, muchas gracias mi general; saludo también al general Martínez López, comandante de la 43 Zona Militar, gracias mi comandante por su presencia y acompañarnos en estas tareas.

 

Quiero también destacar en todo lo que vale la presencia del señor magistrado Héctor Octavio Morales, presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Michoacán, gracias magistrado por acompañarnos en este acto y por su conducto saludar a los integrantes del Poder Judicial del Estado; a la señora diputada, diputadas, señores diputadas, diputada local por este Distrito, Sandra Luz Valencia, muchas gracias; así como al señor diputado Francisco Huacús, diputado federal por este Distrito, gracias Pancho.

 

Quiero saludar a los señores integrantes del Grupo de Coordinación para la Seguridad aquí presentes, muchas gracias a todos, por razones de tiempo no los menciono a uno por uno, pero la verdad muy agradecido con todos ustedes por su apoyo y acompañamiento.

 

A los señores presidentes municipales en el orden que están así sentados de Aguililla, muchas gracias presidente municipal Oswaldo Maldonado Zepeda, muchas gracias; a nuestro amigo Raymundo Arreola, presidente municipal de Múgica; al presidente municipal de Gabriel Zamora, gracias Jorge por tu presencia; al presidente municipal de Nuevo Urecho, Dante Vieyra, muchas gracias; al señor presidente municipal de Parácuaro, gracias Uriel por acompañarnos.

 

A todas y a todos los integrantes de la Mesa de Seguridad y Justicia de Apatzingán, gracias señoras y señores por su presencia.

 

Agradecerle mucho al presidente municipal de Apatzingán, José Luis, de verdad muchas gracias, mi más sincero reconocimiento por tu determinación, por tu solidaridad para que juntos le hagamos frente a uno de los grandes retos que tiene no solamente Apatzingán o Michoacán, sino que tiene el país y que es la seguridad pública, y que tú te hayas echado para adelante en este tema, de verdad muchas gracias, igual que mis compañeros presidentes municipales aquí presentes.

 

Señor Fiscal General del Estado, gracias por acompañarnos, a todos nuestros amigos de los medios de comunicación, funcionarias y funcionarios estatales y municipales, muchas gracias.

 

En esta región con un bagaje histórico muy importante, damos inicio a la segunda fase del Plan Integral de Seguridad.

 

Y quiero reiterar mi agradecimiento al secretario Durazo porque cuando le planteamos el tema del Plan de Seguridad del Estado y las cosas que se han venido haciendo, nunca ha dudado en estar con nosotros y acompañarnos en el esfuerzo que desde un principio que le planteamos el tema, ha sido muy receptivo y nos ha acompañado, gracias Poncho.

 

Lo mismo cuando le plantee todo este esquema al señor Secretario de la Defensa y al señor Secretario de la Marina. Y debo decirles también que el plan se lo expliqué al señor Presidente de la República y me dijo textualmente: “estoy de acuerdo y te van a acompañar”.

 

Gracias de verdad, muchas gracias por su presencia, es un honor y una distinción que los señores Secretarios integrantes del Gabinete de Seguridad Federal el día de hoy estén aquí con nosotros, que se sientan en su tierra, que sientan a gusto.

 

Hace mucho tiempo, no tanto, Michoacán por diversas circunstancias ha sido tierra de mucha intensidad. No es nuevo saber que sobre todo en esta región y en la Sierra hay ciertas raíces con profundidad vinculadas con los temas delincuenciales, hace quizá décadas ya que los sucesos en esta región ya era motivo e insumo para los corridos populares vinculados con actividades sobre todo del narcotráfico.

 

Pero también hay que decir que esta tierra, es una tierra generosa, es una tierra de gente buena, de gente trabajadora, de gente hospitalaria, de gente comprometida. ¿Somos buenas gentes sí o no? y quizá los que no quieren que vivamos en paz y que haya armonía y que haya estabilidad, son pocos afortunadamente, comparados con la inmensa mayoría de los habitantes de esta región y de todo Michoacán que queremos tranquilidad, que queremos paz, que queremos desarrollo y queremos inversión para generar empleo y que haya condiciones para vivir dignamente.

 

Esta tierra además, como parte de un estado enorme, un estado privilegiado, un estado hermoso, quizá el estado más hermoso de México, después de Sonora señor Secretario; con mucha historia, con raíces profundas de tradiciones, de bellezas de recursos naturales.

 

Y hablando de historia, pues fue aquí precisamente donde Morelos trasladó el Congreso de Chilpancingo, el Congreso de Anáhuac, para aquí decretar la primera Constitución de México y promulgar el decreto para la Libertad de la América Mexicana. Desde aquí, desde Apatzingán, desde este hermoso valle, donde seguramente Morelos también se inspiró al haber sido cura de Parácuaro, aquí empezó sus primeras etapas de cura en una comunicad de Parácuaro, luego se fue a La Huacana y finalmente cayó en la otra capital del mundo, que es Carácuaro, ahí 11 años de su vida sacerdotal la hizo en Carácuaro de Morelos, hasta que se sumó a las fuerzas de los insurgentes con el cura Hidalgo.

 

Pues es aquí donde con la presencia y testigos de mucha calidad, es que damos inicio de manera formal a la segunda etapa del Plan Integral de Seguridad para Michoacán, donde le hemos invertido todo señores secretarios, todo el esfuerzo, el compromiso y todos los recursos disponibles o al alcance.

 

A estas alturas, el Gobierno del Estado debe llevar invertidos unos 8 mil millones de pesos para la infraestructura, para invertirle a la tecnología, al armamento, al equipamiento, a la mejora de los salarios de los compañeros y compañeras de la policía y toda una transformación, empezando por el elemento de la policía que es lo más importante, la compañera o el compañero que viste el uniforme y que al final del día se juega la vida para garantizarnos la seguridad.

 

Hace poco más de tres años, cuatro años, esta región fue escenario de muchos disturbios, de complicaciones severas, de inestabilidad y de ingobernabilidad, literalmente al borde de una confrontación civil y que puso a Michoacán en una circunstancia muy difícil.

 

Pero debo de decir y honor a quien honor merece, gracias al apoyo de nuestro querido Ejército Mexicano y de la Marina, es que Michoacán se mantiene de pie.

 

Por cierto, debo de decir en esta plaza, que nos indigna mucho, nos molesta, nos enfada la actitud que hace algunos días asumieron algunos ciudadanos en contra de elementos del Ejército, toda nuestra solidaridad general secretario y todo nuestro apoyo.

 

No vamos a permitir impunidad ni vamos a permitir que se vulnere a las instituciones y mucho menos se lastime a una de las instituciones más queridas de México como lo es nuestro Ejército Mexicano y nuestra Marina Armada de México.

 

Todo el apoyo, todo el respaldo, aunque sé que la denuncia correspondiente se hará ante la Fiscalía General de la República, pero estoy seguro el señor Fiscal General del Estado coadyuvará con todo lo que se requiera para que ese hecho no quede impune.

 

También expresó al comandante Secretario de la Marina, el almirante Ojeda, nuestro más sentido pésame por los más recientes hechos donde perdieran la vida seis marinos, nuestras condolencias por parte del pueblo y gobierno de Michoacán a la Marina y a las familias de los elementos fallecidos.

 

En el tema que nos convoca hoy se ha hecho un esfuerzo de manera permanente en estos más de tres años y medio para poder construir capacidad institucional y hacerle frente al reto de la inseguridad.

 

Así secretario, hemos platicado con mis amigos los presidentes municipales de toda la región desde la Tierra Caliente de Apatzingán, la Sierra y la Costa, para que podamos dar el otro paso y que todos los elementos de seguridad pública de los municipios sean elementos debidamente capacitados, debidamente preparados para esa tarea y que aprueben los exámenes de control y confianza.

 

Hemos hecho un gran esfuerzo para poder tener hoy policías certificados que portan orgullosamente en sus uniformes el sello del Certificado Único Policial que los acredita que han terminado sus estudios y que han cubierto su preparación física y mental, pero también los exámenes de confianza para poder ser elementos de seguridad pública.

 

Porque desde hace tres años y medio nos trazamos el reto de formar en Michoacán la mejor policía estatal de México. Ese compromiso se lo pedí al comisario Bernal aquí presente, director del Instituto de que no vamos a descansar junto con el secretario de Seguridad Pública, Martín Godoy Castro y con el subsecretario Carlos Gómez Arrieta, hasta tener la mejor policía de México en nuestro Estado.

 

Por eso, hoy con mucha satisfacción y agradecimiento les digo que en esta región vamos a tener policía certificada, que nuestros compañeros amigas y amigos de la Mesa de Seguridad puedan constatar que nuestras compañeras y compañeros están debidamente certificados, que han cubierto todos los requisitos para que les pongamos en sus manos nuestra seguridad y la de nuestras familias.

 

Pero no quiero que solamente lo hagamos como Gobierno Estatal, quiero que lo hagamos junto con mis hermanos los presidentes municipales, porque como bien lo dijo aquí el presidente José Luis Lucatero, el mandato constitucional es muy preciso, la seguridad publica en el ámbito municipal es responsabilidad del presidente o de la presidenta y el resto de los niveles de gobierno estamos obligados a ayudar y acompañar y en esa ruta es que yo he decidido acompañar a los municipios para que cumplan con su estado de fuerza.

 

Por ejemplo, Apatzingán que tiene alrededor de 131 mil habitantes, de acuerdo al parámetro que nos daba el Secretario, significa que debe de tener por lo menos 260 policías y eso es lo que vamos a hacer con Apatzingán y así lo vamos a hacer con el resto de los municipios, pero Apatzingán a partir de ahora Secretario, Secretarios, tendrá su estado de fuerza, sus 260 policías certificados, preparados para hacerle frente al reto de la seguridad publica en su municipio.

 

Así queremos hacerlo con todos los municipios, yo sé que de repente es difícil para los señores presidentes municipales por los temas de carácter financiero; o hacen una cosa o hacen la otra, porque los recursos son muy limitados.

 

Pero estoy seguro, lo platicamos con el secretario Durazo, que este año junto con los señores diputados, vamos a trabajar para que no se descapitalice a los municipios en virtud de que le están invirtiendo a la seguridad pública.

 

Porque es de todos conocido que el recurso asignado en el Fondo 4, Ramo 33, debe ser destinado para seguridad pública, pero con tantas demandas ese recurso acaba también invirtiéndose en otra cosa, que sin duda también es necesario. Si buscamos ampliar la capacidad financiera de los municipios, estoy seguro de que los presidente lo que más quieren es acompañarnos en esta tarea que es de todas y de todos.

 

Pero hoy con los compañeros que ya tomaron la decisión de caminar, estoy seguro que les va a ir bien y que los ciudadanos se los van a reconocer.

 

A partir de ahora, en lugar de que patrullen las calles de Apatzingán, sus Tenencias y comunidades, en lugar de que patrullen 40 policías o 30 porque el estado de fuerza que hoy tiene el municipio es de 40 elementos por turno, si es 24 por 24 son 50, si de esos 50 algunos piden licencia o se nos enferman pues el número se va disminuyendo a tal grado que en un municipio del tamaño y de importancia de Apatzingán, acaban en la calle 30, 35 o 25 elementos que difícilmente pueden atender las demandas de seguridad en el municipio.

 

Pero ahora con este esquema van a andar del municipio, en la calle, mínimo los 130 elementos por día que hoy es menos el estado de fuerza, esos van a andar circulando, pero además le vamos a apoyar con el estado de fuerza que tendremos nosotros en el Cuartel General Regional de Apatzingán, para que a cualquier contingencia se aumente el estado de fuerza del municipio de Apatzingán.

 

Lo cito como ejemplo, pero lo mismo queremos que sea Parácuaro, que sea Gabriel Zamora, que sea Nuevo Urecho, que se Múgica, que sea Aguililla, ¿cuántos policías tiene Aguililla presidente? cinco policías, por turno dos y medio y luego si alguno de esos se enferma, pues ya valió, entonces así no se puede, Aguililla con cinco policías, zona tan compleja y difícil, cinco policías.

 

¿Qué nos ha pasado? que históricamente descuidamos las tareas de seguridad pública, hay que reconocerlo así y por más que el Gobierno de la República haga el esfuerzo, el Ejército, la Marina, la Policía Federal, va a ser insuficiente si los municipios y los estados no asumimos la responsabilidad que nos toca.

 

Olvidémonos de otras cosas, lo más importante es la seguridad porque la gente te dice: “deja de hacerme la calle, ya quisiera poder salir, para qué quiero la calle si ni puedo salir”, lo que necesitamos es garantía de paz y de seguridad y yo estoy contento porque el señor Presidente de la República ha dicho que Michoacán será de los primeros estados donde llegue la Guardia Nacional.

 

Estoy listo señor secretario, señor comandante de la Guardia Nacional, le puedo prestar ahí un cacho del Cuartel pero que ya venga.

 

Pero si nosotros no trabajamos abajo, no vamos a tener los resultados que queremos. La Guardia Nacional va hacer lo que le toca porque conocemos cómo funcionan nuestra instituciones de seguridad federal, pero si en el municipio y en el estado no se fortalecen sus capacidades, va a ser insuficiente y eso hay que tenerlo claro para no pensar “al fin ya viene la Guardia Nacional, nosotros echémonos a la hamaca y ahí que vengan a arreglarnos la seguridad  pública”, no compañeros, es imposible si nosotros no le entramos en la parte que nos debe de tocar.

 

Por eso, a partir de ahora toda esta región, incluidos aquellos municipios que no han procesado todavía su participación activa en este esfuerzo, que yo respeto la dinámica de los municipios, pero ojalá que todos se convenzan y le entremos, sí así sucede no habrá ningún municipio en la Tierra Caliente que no tenga dos componentes básicos: uno, que le falte estado de fuerza y dos, que tenga policías que no están debidamente certificados.

 

Ese es el reto, para que todos los municipios de la región tengan sus policías certificados, se que es muy difícil, si Apatzingán quiere reclutar policías se complica porque no todo mundo quiere ser policía y mientras logra reclutar el número que necesita, se pasa el tiempo y entonces cómo le hacemos. Pues el Estado le está poniendo los elementos que necesita para completar su estado de fuerza.

 

Apatzingán por ser hoy nuestro anfitrión y la sede, se convierte así en el primer municipio quizá del estado, que tiene su estado de fuerza completo con policías certificados, preparados que van a poder defender mejor la seguridad publica y van a evitar cometer atropellos o violar los derechos humanos.

 

¿A poco no está bien la oferta señores presidentes? verdad de dios que sí, hay que entrarle, vale la pena por la seguridad de nuestro municipio y de nuestro estado.

 

A nuestros hermanos policías aquí presentes les reconocemos su trabajo y su compromiso y estamos trabajando para que tengan por lo menos cinco cosas al alcance: seguro de vida; seguro de acceso a la salud; seguro jurídico ante una eventualidad, algún accidente no se queden desamparados; el programa de vivienda para que le den certeza a su familia y; un programa -secretarios- de becas, pronto voy a constituir el fideicomiso para que haya becas para sus hijos a la hora que los tengan que mandar a la Universidad, ya esté constituido el fideicomiso y tengan el recurso para ello.

 

Así damos este paso fundamental para la seguridad de nuestro Estado y quiero señores secretarios, en menos de dos años tener toda la policía del Estado certificado.

 

En un par de meses estaremos iniciando con otras dos regiones y así nos vamos para que en un plazo no mayor a los dos años, tengamos toda nuestra policía debidamente certificada y preparada y veremos que la cosa será diferente.

 

Pero esta región es muy emblemática, por eso quisimos hacerlo aquí y además con el honor de que los secretarios del Ejército, de Marina y de Seguridad Pública nos acompañen.

 

La seguridad pública amigas, amigos, no tiene color partidario, no tiene ideología, no debe de ser una causa electoral o política partidaria, es la seguridad de los ciudadanos y ahí no debemos de escatimar nada, menos por alguna razón distinta al tema financiero.

 

Yo sé que muchos presidentes han dicho pues que están emproblemados con el tema del recurso, ya le he instruido al Secretario de Gobierno y de Seguridad Pública para que se reúnan de a uno por uno y vayamos viendo cómo les podemos ayudar para que no se queden atrás y caminemos todos juntos, porque si no, hay efecto cucaracha. Si Apatzingán se cuida bien, pues se van a ir para Parácuaro, si allá está solo, o se van a ir a Buenavista si no resolvemos también allá la situación.

 

Y ahí compañeras, compañeros de la Mesa, ustedes juegan un papel fundamental para que acompañemos el proceso y pronto podamos levantar la bandera blanca diciendo que se tiene la policía certificada.

 

No me resta más que reiterarles mi agradecimiento a todos por acompañarnos y en especial a los señores secretarios por venir a esta tierra, esta tierra hermosa, productiva y a un Estado que siempre se ha reconocido por ser vanguardia y en esta tarea no seremos la excepción.

 

Porque lo dije ayer en Zamora en virtud de los hechos que sucedieron allá la madrugada de ayer, que a Michoacán se le respeta, los michoacanos somos gente buena, gente valiosa, pero también nos sabemos defender.

 

Así es que exigimos respeto y a Michoacán se le respeta y para bien de los michoacanos y michoacanas tenemos el apoyo de los señores secretarios del Gabinete de Seguridad Federal y del señor Presidente de la República.

 

Sean ustedes bienvenidos a su casa y muchas gracias a todas por escucharme.

 

Compañeros policías a echarle ganas, estoy seguro que vamos a tener buenos resultados. Voy a venir pronto con José Luis a acompañar algún punto donde anden haciendo sus recorridos para darles ánimo, porque nosotros también estamos comprometidos con la seguridad y no los vamos a dejar solos.

 

Un aplauso para los señores policías, señoras y señores que hoy emprenden esta nueva misión en esta tierra.

 

Muchas gracias.