Mensaje con motivo de la entrega del Segundo Informe de Gobierno.

Morelia, Michoacán

24 de septiembre de 2017

 

Muy buenos días.

Vivimos días sin duda de conmoción y dolor nacional, en los que se ha demostrado que -ante todo- México es un país solidario. Así lo han dejado en claro miles de mexicanos, quienes se han unido voluntariamente a los rescatistas, donando víveres y herramientas en las zonas más dañadas, y han colaborado activamente en mitigar la tragedia.

Todo nuestro apoyo y nuestra solidaridad para las Entidades afectadas por los recientes sismos: Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Desde Michoacán, continuaremos trabajando para apoyar en lo necesario, en lo que esté a nuestro alcance. Un abrazo solidario, para los damnificados y sus familias.

Quisiera pedirles que nos pusiéramos de pie para guardar un minuto de silencio en memoria de las pérdidas humanas.

Señoras y señores:

Presento ante esta Asamblea, depositaria de la Soberanía Estatal, en cumplimiento a lo señalado por la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Michoacán de Ocampo, en sus Artículos 33 y 60, fracción décima, el Informe y Anexo Técnico sobre el estado que guarda la administración pública estatal.

Señoras diputadas, señores diputados:

Acudo ante ustedes, más que a presentar un informe de logros, a ofrecer un diagnóstico autocrítico de estos dos años de gobierno. Informar, transparentar y rendir cuentas, constituyen un ejercicio de congruencia con los principios democráticos y mi propia vocación política.

Desde ahora, afirmo que el documento entregado está abierto a la crítica. Pues si bien, tiene como misión ofrecer certeza del camino avanzado, también aspira a la reflexión y al análisis, a un ejercicio del que seamos partícipes todos, para reforzar, reajustar y reorientar lo necesario, en aras de alcanzar el mayor bienestar de las y los michoacanos, coincidiendo plenamente con lo que se ha dicho en esta tribuna.

El objetivo está claro: garantizar las condiciones para un entorno de tranquilidad y estabilidad, que propicie el crecimiento productivo, el desarrollo social y humano, la convivencia pacífica, el imperio del Estado de Derecho y el aprovechamiento de las vastas potencialidades con las que cuenta nuestro territorio y nuestra gente.

Iniciamos esta administración con un diagnóstico objetivo de la situación que vive nuestro Estado, inmerso entonces en un ambiente de inestabilidad e ingobernabilidad, de violencia generalizada, desprestigio de instituciones y desconfianza en sus autoridades.

Michoacán ha vivido una crisis multifactorial, que limita y detiene el desarrollo.

Teniendo claro entonces que para salir adelante, Michoacán requiere de cambios de fondo, que se lograrán en la medida en que consolidemos finanzas sanas, seguridad pública y educación de calidad.

Por ello, focalizamos las acciones de gobierno en cuatro ejes fundamentales: desarrollo social y humano, desarrollo económico, desarrollo de infraestructura y seguridad pública.

Así en estos primeros dos años la labor del Gobierno Estatal, se centró en emprender el proceso de recuperación para la viabilidad financiera, en restablecer, paulatinamente, el sistema para una educación de calidad y en ir garantizando un esquema de seguridad ciudadana, para sentar las bases de una paz duradera.

Regresar el Estado a la gobernabilidad, ha sido un proceso complejo que nos ha requerido romper inercias del pasado y comenzar a revertir tendencias negativas en los diversos sectores. Las estrategias para la recuperación de los espacios públicos han sido fundamentales para recobrar la confianza.

Suplimos la escasez de recursos con una actitud de colaboración activa y coordinada, con todos los ámbitos del Estado Mexicano, sin distingo de ideología o extracción partidaria.

Mediante un esfuerzo coordinado, hemos acometido los desafíos y aunque tenemos avances significativos en programas, obras y acciones, reconozco que aún falta un largo camino por recorrer.

Los problemas, no se resuelven de tajo, ni de la noche a la mañana. Hay que planear y caminar con dirección definida, establecer objetivos y tiempos para alcanzar las metas.

El propósito, ha sido recuperar la gobernabilidad, cambiar el rumbo, romper esquemas y comenzar a revertir tendencias negativas que vivíamos como Estado.

En este momento estamos concentrados en consolidar programas y acciones; ampliar espacios de participación y concertación ciudadana, así como fortalecer las instituciones para que incidan en los objetivos de mediano y largo plazo, con una visión que vaya más allá de este sexenio.

Pasar de políticas de gobierno a políticas de Estado, es lo que propicia progreso y bienestar en el largo plazo. Las sociedades exitosas lo demuestran.

Hoy cerramos un ciclo. Concluye el primer tercio de esta administración, reconozco que aún falta mucho por hacer; tenemos grandes asignaturas pendientes y grandes retos por delante.

Convencido de los cambios de fondo que requiere la administración pública estatal, en abril de este año, llevamos a cabo la mayor reforma a la Ley Orgánica en las últimas 5 administraciones.

Esta reingeniería adelgazará la estructura gubernamental en un 20 por ciento, a través de la fusión, descentralización y extinción de 4 secretarías y 11 organismos descentralizados. Por primera vez en 25 años, la administración pública estatal se reduce.

Así, el costo del aparato de gobierno será menor para los ciudadanos.

Al recibir la administración, las finanzas públicas estaban colapsadas; con pasivos de corto plazo asfixiantes, cercanos a los 13 mil millones de pesos, con un déficit para cubrir la nómina magisterial de 5 mil 200 millones de pesos, y una deuda con instituciones bancarias cercana a los 18 mil millones.

No contábamos con la liquidez suficiente para responder a la presión financiera inmediata; incluso a los municipios se les adeudaban, por parte de la pasada administración estatal, las participaciones federales de 2 meses, así como los recursos correspondientes del Fondo Estatal para la Infraestructura de los Servicios Públicos Municipales, que deriva de la Ley de Coordinación Fiscal del Estado.

No obstante, asumimos el reto y no dejamos de cumplir nuestros compromisos; pagos a proveedores y contratistas, cumplimiento de obligaciones de la deuda contraída, pago de los servicios personales, así como la inversión de recursos en obras y acciones de carácter prioritario.

La viabilidad y la estabilidad financiera parecían inalcanzables, sin embargo, estamos avanzando para conseguirlas.

Con toda responsabilidad les informo que se ha logrado la disminución de la deuda a corto plazo, de 13 mil 358 millones, a sólo 8 mil 809 millones de pesos. Ésta reducción equivale a más del 30 por ciento.

A los Ayuntamientos, desde hace 2 años, las participaciones y aportaciones federales se les transfieren de acuerdo a la programación.

Tabién emití el Decreto de Austeridad y el Acuerdo para el Ajuste del Gasto Público, para cuidar que el gasto de los recursos sea con transparencia y se destine para lo que están presupuestados, evitando dispendios y gastos innecesarios.

En Michoacán, cada peso que ingresa a la hacienda pública estatal debe ser gastado con transparencia, saber en qué se utiliza y en dónde están los resultados.

Eliminamos los viáticos para los funcionarios de primer nivel, el abasto de combustible se limitó a los vehículos operativos y se canceló el pago de telefonía celular, sin excepción.

El trabajo responsable en estos rubros ha permitido que tengamos una evaluación positiva de las agencias calificadoras en el año que se informa, donde por una parte, Standard and Poor´s elevó la calificación del Estado, de negativa a estable, y por otra parte, HR Ratings nos otorgó alta calidad crediticia en virtud del desempeño financiero de la administración.

También es una determinación darle prioridad a la inversión de obra pública y acciones que generan desarrollo social.

Así queda demostrado en los más de 13 mil 600 millones de pesos que en combinación de recursos de origen estatal y federal, hemos invertido en obras y acciones durante este segundo año de gobierno. Lo que representa 250 por ciento más, respecto a la inversión aprobada para el año pasado.

Junto con ello, y gracias a trabajo del Congreso del Estado, se logró la reestructura y refinanciamiento de una parte de la deuda contraída por administraciones anteriores, a tasas que favorecen las finanzas públicas del gobierno estatal.

En un hecho sin precedente, por su transparencia y apego a la Ley, se realizó la licitación pública estatal para refinanciar un importe de 3 mil 156 millones de pesos, sin que en ello exista la contratación de deuda adicional.

Así mismo, derivado de las negociaciones con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, se reestructura un importe de 5 mil millones de pesos, con el objetivo de reducir el costo del servicio de la deuda y mejorar las condiciones contractuales de los financiamientos.

Tanto el refinanciamiento como la reestructura nos permitirán sólo en estos conceptos, ahorros estimados de 175 millones de pesos por año, lo que significa que en los próximos 10 años se dejarán de pagar Mil 750 millones de pesos.

En cumplimiento a lo dispuesto en la Constitución Política del Estado, el pasado 20 de septiembre fue entregado a este Congreso, *el proyecto para el ejercicio Fiscal 2018, por la cantidad de 65 mil 670 millones, lo que refleja un crecimiento de 6.27 por ciento respecto al ejercicio en curso.

En este Paquete Económico, se tiene como eje estratégico potenciar la capacidad recaudatoria y de fiscalización del Estado, por lo cual no se incorpora ninguna carga impositiva adicional que vaya en detrimento de sector alguno. Asimismo, no se consideran ingresos provenientes de endeudamiento.

En materia del gasto se destina un monto de Mil 380 millones de pesos en programas sociales estratégicos, destinados a atender las necesidades más apremiantes de la sociedad y sectores vulnerables.

Se considera un incremento de 682 millones de pesos de recursos estatales en gasto de inversión pública en infraestructura, tan necesaria para mejorar la competitividad de nuestra Entidad.

El Paquete Económico 2018, se diseñó de manera responsable con las finanzas públicas, buscando lograr la sostenibilidad del equilibrio financiero.

Aún queda mucho terreno por recorrer, por ello continuaremos haciendo los ajustes que sean necesarios para optimizar el gasto y elevar los ingresos estatales.

El objetivo es que al final de esta administración, Michoacán tenga una hacienda púbica estatal sana, que permita la realización de obras y acciones hasta alcanzar mayores niveles de bienestar para las y los michoacanos.

Estamos haciendo todo lo necesario para que la educación ocupe el lugar que le corresponde en el desarrollo de Michoacán.

El sector educativo NO escapó a la inercia de vacío institucional, NO solamente por el abandono reiterado de las aulas, sino también por el incumplimiento de los compromisos de gobiernos, que de manera irresponsable firmaron minutas y acuerdos con el magisterio sin respaldo financiero.

Cada año se aprobaba un presupuesto público con un déficit superior al 50 por ciento para cubrir la nómina magisterial. Es decir, no se contaba con el recurso suficiente para cubrir los salarios, mucho menos para las prestaciones y bonos a docentes.

Por segundo año consecutivo el gobierno que encabezo ha presentado presupuestos con déficit cero en el sector educativo porque paulatinamente vamos cubriendo las necesidades.

Muestra de ello es que nuestros maestros reciben sus pagos quincenales y, además, en los últimos meses se ha cubierto, lo que en derecho les corresponde: más de Mil 400 millones de pesos, que son parte del rezago en el cumplimiento de las obligaciones del gobierno.

Además de los problemas financieros y administrativos en educación, también encontramos rezagos importantes como la deserción en nivel primaria y secundaria.

No obstante, dimos pasos importantes en eficiencia terminal al avanzar por lo menos cuatro puntos en el nivel primaria.

Lo mismo sucedió en la tarea de combate al analfabetismo, recibimos la administración ubicándonos en la tercera posición nacional. Este indicador, se redujo ya de 8 a 6 por ciento. De continuar la tendencia, al final del año llegaremos a sólo 4 por ciento.

La mayoría de las maestras y los maestros, están cumpliendo su responsabilidad. Están comprometidos con la vocación de ser formadores de las presentes y futuras generaciones.

Prueba de ello, es que por primera vez en Michoacán, se logró evaluar al 98 por ciento de la meta que nos propusimos.

Por segundo año consecutivo, Michoacán dejó de tener paros magisteriales indefinidos o plantones permanentes.

Dotar a los profesores de condiciones adecuadas e infraestructura para el desarrollo de su labor, es nuestra responsabilidad como gobierno.

Al llegar a la administración, 9 de cada 10 escuelas de educación básica se encontraban en condiciones de precariedad.

En un frente coordinado con la Secretaría de Educación Pública Federal, firmamos un convenio para invertir alrededor de mil 850 millones de pesos en infraestructura educativa para todo el Estado. Estos recursos son adicionales a los programados anualmente.

En esta administración realizamos obras y acciones de infraestructura educativa de casi Mil 700 escuelas, lo que quiere decir que atendimos más de 3 escuelas diarias durante los 365 días del año, durante el periodo de 18 meses. Cifra histórica, inconcebible en otros momentos.

De igual manera estamos cumpliendo el anhelo de sustituir las “aulas de palitos”: 270 planteles han salido de esta condición.

Esto hace posible que, después de 40 años, podamos contar con escuelas dignas y equipadas. Estudiantes y maestros desarrollan su actividad en espacios decorosos.

Aprovecho aquí para agradecer profundamente a mi amigo Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública, su acompañamiento, cercanía y compromiso con los michoacanos. Hoy avanzamos hacia una verdadera educación de calidad; muchas gracias querido amigo.

Para incrementar la cobertura en educación superior, dimos inicio a la construcción de la Universidad Politécnica de Lázaro Cárdenas y a la Universidad Tecnológica del Oriente. Inauguramos el campus de la Universidad Intercultural Indígena en San Felipe de Los Alzati, en el municipio de Zitácuaro e iniciamos la construcción del campus en Tiríndaro, municipio de Zacapu.

Con ello abonamos a la descentralización de la educación superior de la capital hacia las regiones, favoreciendo la cobertura, el arraigo social y la economía familiar.

Hoy 20 mil jóvenes más se suman a la matrícula de casi 100 mil estudiantes universitarios que tienen garantizado el derecho humano a la educación de calidad.

Y como una acción adicional para lograr la integralidad de esta política a favor de los jóvenes, pusimos en marcha el programa Beca Futuro, para evitar que por falta de recursos públicos nuestros jóvenes abandonen las aulas y su educación profesional.

¡En educación, estamos haciendo las cosas bien!

Y no bajaremos la guardia. Estoy absolutamente convencido que la educación es el único camino para alcanzar la justicia social, la igualdad de oportunidades, así como para garantizar un arranque parejo.

La seguridad pública, sigue siendo una de las principales demandas de los mexicanos. Esta condición es indispensable para el desarrollo económico y social, y por lo tanto uno de nuestros principales ejes de gobernanza.

Al inicio de la administración, sólo contábamos con Mil 400 elementos en la policía estatal, es decir 700 por turno, para brindar seguridad a los casi 5 millones de michoacanos.

Adicionalmente existía un problema vertebral: Michoacán contaba con cinco cuerpos de policía, lo que sólo generaba confusión y acciones dispersas.

Además, recordemos que la complicidad de autoridades con el crimen organizado, llegó hasta las más altas esferas del Gobierno del Estado.

Como una acción prioritaria ordené formar la nueva policía: la Policía Michoacán. Hoy estoy convencido, que nuestro capital humano es el elemento central para alcanzar las metas. Por eso nos propusimos como reto graduar a por lo menos mil policías por año; un objetivo que se está cumpliendo.

Avanzamos con la certificación, controles de confianza y capacitación efectiva, para que nuestra policía realice su tarea con respeto irrestricto a los derechos humanos.

Michoacán tendrá una policía preparada, física y mentalmente, para salvaguardar la seguridad de quienes habitamos este Estado.

En un hecho sin precedente, determinamos invertir la mayor cantidad de recursos que en la historia reciente se haya destinado al fortalecimiento, equipamiento e infraestructura en materia de seguridad.

Ejemplo de esto es el Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia (C5i), el cual registra a la fecha un avance del 90 por ciento.

Además, se construyen los sub-centros de inteligencia dentro de los 9 cuarteles regionales de la Policía Michoacán, debidamente equipados y acondicionados, para la presencia permanente de 400 elementos en promedio.

La semana pasada, inauguramos el Cuartel de Huetamo, y estamos concluyendo los de Zitácuaro, Jiquilpan-Sahuayo, Apatzingán y Coalcomán. Antes de terminar el año, iniciaremos la construcción de los cuarteles de Lázaro Cárdenas, Uruapan, La Piedad y Zamora, así como la construcción del cuartel Valladolid en la capital del estado.

Además, contamos con una Red Estatal de Comunicación, constituida por 40 torres de transmisión de datos, que incluye fibra óptica con una longitud de 200 kilómetros lineales, así como los nodos para las conexiones inalámbricas.

Con esta red, no sólo atendemos las emergencias y necesidades en materia de seguridad, también facilitamos el acceso al internet y tecnologías para escuelas, hospitales, gobiernos municipales y plazas públicas.

Como parte de la infraestructura, concluimos la instalación de los 40 primeros arcos carreteros con 140 cruces para verificar el tránsito de vehículos y personas de manera continua.

Así mismo, la colocación de 3 mil 712 cámaras de videovigilancia. La meta es llegar a 10 mil en los siguientes 4 años.

Nuestros elementos de seguridad hoy cuentan con mejores salarios, prestaciones, uniformes, armamento, vehículos, sistemas de radio comunicación e instalaciones para mejorar su operación.

Mi compromiso es que nuestros policías se sientan seguros, que sepan que cuentan con el respaldo del Gobierno del Estado porque en la medida en que mejore su labor, lograremos recuperar la confianza de las y los michoacanos.

Antes de que iniciara este gobierno, se reportaban altos índices de extorsión y secuestro, éstos han disminuido, la extorsión ha decrecido en 90 por ciento y los secuestros en 70 por ciento.

Seguiremos fortaleciendo nuestras instituciones de seguridad, pero también seguiremos trabajando en materia de prevención.

La participación ciudadana es un elemento fundamental para lograr el bienestar social. Por tal motivo, contamos con 3 mil 472 Comités de Vigilancia Vecinal en todo el Estado.

Además del invaluable apoyo de las Mesas de Seguridad y Justicia, incluyendo a los sectores social, académico, privado, religioso y a las instituciones de seguridad federales y municipales.

Aquí, quiero manifestar mi más sincero agradecimiento y reconocimiento al Grupo de Coordinación para la Seguridad de Michoacán, donde participamos la Federación y el Estado, representados por nuestro Ejército Mexicano, la Marina, las Procuradurías, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional y la Policía Federal y Estatal.

Gracias al trabajo permanente y articulado al interior, hoy tenemos definida una sola estrategia, con objetivos claros que aspiran a lograr el orden público y la paz duradera.

En lo que va de este gobierno, el grupo de coordinación ha sesionado por lo menos en cien ocasiones, las cuales invariablemente han sido presididas por su servidor.

Si bien las acciones hasta ahora emprendidas nos han permitido tener una mejoría significativa en materia de seguridad, no estamos satisfechos ni debemos asumir actitudes triunfalistas.

Se están construyendo soluciones integrales de mediano y largo plazo, cuyas bases sean las finanzas sanas, la educación de calidad y la seguridad pública.

Así, en materia de desarrollo social, partiendo de nuestra preocupación por el bienestar de las personas, se pusieron en marcha programas para mejorar las necesidades básicas de mujeres y hombres, de niños, de jóvenes y adultos mayores.

Para empoderar a las mujeres, pusimos en marcha el programa Palabra de Mujer, que a la fecha ha entregado 40 mil créditos, con una inversión superior a los 200 millones de pesos.

En respuesta a la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género, hemos atendido a más de 27 mil mujeres víctimas, mediante orientación, tratamiento psicológico y asesoría jurídica.

Reconocemos a la política pública de combate a la violencia contra la mujer, como una prioridad y nuestro compromiso es su aplicación. Por ello seguiremos trabajando para construir sociedades armónicas, donde ninguna forma de violencia se justifique o perdure por la omisión institucional.

La violencia contra la mujer en cualquiera de sus formas o expresiones es inaceptable. Para ello necesitamos que las políticas públicas vayan más allá de las campañas publicitarias y ayuden a transformar los patrones culturales que normalizan o validan la violencia de género.

En este tema, cero tolerancia ante cualquier acto de violencia contra las mujeres y no habrá impunidad en Michoacán.

En paralelo hemos apoyado a dos de cada diez mujeres jefas de familia que habitan en viviendas en condiciones de carencia y fragilidad. Junto con el Gobierno Federal estamos construyendo más de 2 mil 300 “Cuartos Rosas”, esta misma cantidad de mujeres, tendrán un espacio personal que les garantice mayor bienestar.

También, en respuesta a la preocupación expresada en esta tribuna, esta año deben concluirse las dos Ciudad Mujer, la que se están construyendo en Múgica y la de Huetamo.

Como parte de nuestra estrategia de desarrollo humano, pusimos en marcha el programa Avanza Diferente; con el que atendemos a prácticamente 9 mil personas. Cada niño, niña, adolescente hasta los 16 años, y adultos mayores que viven con una discapacidad permanente, tienen acceso directo a una beca para mejorar su calidad de vida.

De igual forma, creamos el programa Sí Alimenta. Al día de hoy con una inversión de 270 millones de pesos, entregamos mensualmente apoyo a 120 mil personas, lo que representa que 1 de cada 3 adultos mayores ha dejado de padecer hambre.

Es de resaltar que de acuerdo con la última medición de la pobreza, en Michoacán el rezago por carencia alimentaria disminuyó para 382 mil 600 personas.

Nuestra política social incluye la acción decidida a favor de los migrantes.

Michoacán es una entidad con una dinámica particular: por décadas el flujo migratorio ha sido constante. Esto nos ha configurado como un Estado binacional.

Por lo tanto, hombro con hombro, en términos de organización comunitaria y de apoyo a los compañeros migrantes en retorno, invertimos en los programas Fondo de Apoyo al Migrante y 3×1, más de 53 millones de pesos para financiar más de mil proyectos productivos y 63 obras de infraestructura social.

Además, en este segundo año hemos consolidado el programa Palomas Mensajeras, dirigido a adultos mayores de 60 años, que son padres o madres de michoacanos radicados en Estados Unidos. A través de este esfuerzo, logramos reunir a más de 400 familias que por causas migratorias tenían muchos años, décadas quizá de no encontrarse.

A nuestros paisanos les decimos que no están solos. Seguiremos trabajando por nuestros migrantes, acompañándolos en ambos lados de la frontera para pugnar porque respeten sus derechos humanos.

Conscientes de que el concepto de desarrollo social abarca mucho más que estos programas, es que hemos puesto especial cuidado en la salud.

La salud y la vida son los tesoros más preciados de toda sociedad. Me resultó duro constatar la realidad que enfrentábamos al recibir un sistema de salud que se encontraba en abandono y prácticamente al borde del colapso por múltiples factores, la debilidad financiera como el más destacado.

Sin embargo, gracias a las gestiones y al acompañamiento del Gobierno Federal, dignificamos 430 centros de salud, priorizando nuestros centros de atención primaria.

En lo que refiere a la infraestructura hospitalaria; concluimos el Hospital General de Pátzcuaro, abandonado por cinco años.

Además, se terminó de construir el Hospital General de Zacapu, abandonado desde 2009 y hoy lo convertimos en el más moderno y mejor equipado de Michoacán.

También rescatamos y entregamos la ampliación del Hospital General de Cherán, con instalaciones y equipamiento de última generación, beneficiando a más de 30 mil personas del pueblo purépecha.

Así mismo, en Morelia se construyó el albergue del Hospital Infantil, para los familiares de niños con cáncer.

De igual manera, la semana pasada iniciamos la dignificación de los 27 hospitales regionales que forman la red hospitalaria del Estado, así como la reconstrucción del Hospital Regional de Uruapan y su ampliación en el área materno infantil.

También en las próximas semanas, quizá no más de dos, iniciaremos la construcción del hospital de Lázaro Cárdenas, que de manera irresponsable se dejó en obra tirada.

Hemos renovado el 100 por ciento de los centros de atención primaria a la salud en el Estado y dado mantenimiento al total del equipamiento biomédico de los hospitales.

Así también, iniciamos la dotación de ambulancias de traslado para los 113 municipios. A la fecha se han entregado 66, seguiremos entregando las demás, muchas gracias por su paciencia.

En materia de construcción física, mobiliario y equipo, puedo manifestarles que prácticamente todos los espacios de salud en el Estado se están mejorando, para que pronto estén en condiciones dignas.

Como parte de la modernización del sistema de salud se inició la estrategia de “Salud digital”, que hoy se encuentra en más de 600 consultorios con más de 8 mil equipos instalados. Al terminar este año el sistema digital habrá llegado al 100 por ciento de los centros de salud y hospitales del Estado.

Estos esfuerzos se verán coronados en los primeros meses del año 2018 con la inauguración de los dos hospitales más importantes del Estado: el Hospital General “Doctor Miguel Silva” y el Hospital Infantil “Eva Sámano de López Mateos”, que representan una inversión superior a los mil 350 millones de pesos.

Reitero mi agradecimiento al Doctor Gabriel O’Shea Cuevas, en su momento Comisionado Nacional del Seguro Popular; al Secretario de Salud, Doctor José Ramón Narro Robles y, por supuesto, al Presidente de la República, al Licenciado Enrique Peña Nieto, por este compromiso cumplido con la salud de las michoacanas y los michoacanos.

De igual modo, estamos reordenando los recursos humanos, pues al comenzar esta administración encontramos una dependencia saturada de plazas cuyos perfiles no corresponden a las necesidades del sector salud.

Poco a poco estamos recuperando la presencia de enfermeras, enfermeros, doctoras y doctores. Privilegiamos la inclusión de personal médico y evitamos el crecimiento de plazas administrativas.

Un tema muy delicado que además era la principal queja de la gente a la llegada de esta administración, era el desabasto de medicamentos, el cual rondaba entre el 20 y el 30 por ciento hasta 2015, es decir, sólo se tenían dos o tres de cada diez medicamentos.

Por ello, hemos invertido más 500 millones de pesos para el abasto de medicamentos del cuadro básico y de materiales para curación, alcanzando una certificación superior al 90 por ciento del abasto.

Médico en tu Casa, tiene el objetivo de identificar, atender y disminuir las desigualdades en el acceso a los servicios de salud, para llevarlos a los hogares de la población en situación de mayor vulnerabilidad, hemos logrado en el año que se informa atender a más de medio millón de personas y adicionalmente se identificó y atendió a casi 12 mil personas con alguna discapacidad.

Al día de hoy podemos decirles a los michoacanos que hemos logrado avances importantes en materia de salud. El reto pendiente, está en la ampliación de la cobertura, para que ningún michoacano, independientemente de donde viva, se quede fuera de la posibilidad de acceder a los servicios de salud con oportunidad y calidad.

Otro componente importante del desarrollo social, es el impulso y promoción de la cultural y el deporte, medios esenciales para unificar a la comunidad, reconstruir el tejido social y mejorar la forma en que hemos vivido estos últimos años.

Por ello trabajamos en el diseño y cumplimiento de una agenda cultural y otra deportiva, orientadas a fortalecer la prevención del delito y la convivencia social armónica en la Entidad, y con ello tener comunidades más armónicas y más seguras.

En materia deportiva estamos invirtiendo más de 300 millones de pesos en infraestructura y equipamiento en diversos municipios, destacando el Complejo Deportivo Ejército de la Revolución, conocido como “Venustiano Carranza”, el cual no había tenido una intervención integral desde hace medio siglo.

Esta obra implica la modernización de las canchas, rehabilitación de la pista de atletismo, construcción de un gimnasio al aire libre, así como una clínica de medicina del deporte y la transformación de la alberca olímpica.

En conjunto con la Federación, entregamos e incrementamos el apoyo de becas y estímulos para atletas y talentos deportivos michoacanos, que representan al Estado en torneos oficiales dentro y fuera del país.

Mediante 26 acciones a lo largo del año, se promovió la activación física y el deporte en el Estado en beneficio de miles de personas. Las carreras atléticas, los eventos “Camina, Trota y Corre” en 16 municipios; el Programa Federal Muévete, y el Vigésimo Primer Encuentro Nacional deportivo y cultural de las Universidades Tecnológicas en el año 2017, son sólo una muestra de ello.

Destacan también las actividades realizadas en los 84 Centros del Deporte Escolar y Municipal que han significado la participación entusiasta de niñas, niños y jóvenes, que encuentran una oportunidad de iniciación y formación en la práctica del deporte y el desarrollo de buenos hábitos en beneficio de su salud.

Michoacán es un crisol de ricas y múltiples tradiciones y manifestaciones culturales. Por esta razón los procesos artísticos y la participación en la cultura, son elementos clave para la construcción de una ciudadanía más comprometida.

Los centros y casas de cultura se han mantenido como espacios de formación artística, musical, teatral, literaria, y han facilitado el desarrollo de diplomados, exposiciones y festivales de relevancia nacional e internacional.

Recientemente formalizamos 57 millones de pesos con la Secretaría de Cultura Federal para concluir el Centro Cultural de la Antigua Estación del Ferrocarril en Apatzingán, iniciar la construcción del Centro Cultural “Rosa de los Vientos”, fortalecer el Sistema de Agrupaciones Musicales comunitarias y el Festival de Música Tradicional, además de impulsar el Proyecto de Artes Gráficas “Alfredo Zalce” en zonas marginadas.

Con la finalidad de multiplicar acciones de convivencia en nuestras comunidades, en Uruapan, llevamos a cabo talleres para fortalecer una red de promotores por la diversidad y la cultura de paz.

La agenda cultural y deportiva del Gobierno del Estado está diseñada para impactar en un millón 200 mil jóvenes, que representan el 26 por ciento de la población. Ellos son la fuerza dinámica de la sociedad, la mayor riqueza y la posibilidad de futuro.

En coordinación con los ayuntamientos, estamos construyendo las Casas del Emprendedor “Poder Joven Michoacán” en Morelia y Zamora, con una inversión de más de un millón 300 mil pesos, espacios en donde se imparten talleres, cursos y conferencias para fomentar la cultura emprendedora.

Además, con los programas “Rutas de la Juventud”, “Festivales Juveniles de Salud”, y “Comedores Poder Joven” en prácticamente la totalidad de los municipios, brindamos orientación en materia de prevención, salud, cultura y medio ambiente.

Mediante acciones estratégicas buscamos fortalecer la actividad productiva, mejorar la convivencia social e incidir en la prevención del delito.

Con el objetivo superior de reconstruir el tejido social en comunidades en alto riesgo y presencia de delincuencia, se establecieron las Comunidades Modelo, se invierte para la recuperación de espacios públicos, fortalecimiento de las vocaciones agropecuarias, construcción de escuelas y centros de salud. Esto en comunidades que eran azotadas por la violencia y la delincuencia, como Cenobio Moreno, en Apatzingán; Úspero, en Parácuaro, y La Ruana y Pinzándaro, en Buenavista.

Vamos avanzando. Muestra de ello, es que de acuerdo a los resultados del CONEVAL, somos el segundo Estado de la República en abatimiento de la pobreza extrema.

Han salido de la pobreza 142 mil 770 michoacanos y de la pobreza extrema 206 mil 500 michoacanas y michoacanos.  

Tales cifras, son datos externos que reflejan la paulatina transformación de la realidad en nuestra Entidad.

En materia de infraestructura para el desarrollo priorizamos la obra social básica, la hospitalaria y la educativa.

Destinamos más de 3 mil 800 millones de pesos en 600 obras de infraestructura. Avanzamos en la reducción de la pobreza mediante una estrategia de dotación de servicios básicos en zonas de alta marginación, con ello se atiende a más de mil 800 familias de 39 municipios, con una inversión de 107 millones de pesos.

El Coneval reportó en su última medición que la carencia de servicios en la vivienda, se redujo para más de 80 mil personas.

Así también, con la colaboración decidida de la Federación y de los municipios, en el último año invertimos recursos muy significativos en la construcción y ampliación de rellenos sanitarios y plantas de separación, en los municipios de Aquila, Churumuco, Nahuatzen, Tacámbaro, Huandacareo e Ixtlán de los Hervores.

Otra de nuestras prioridades en materia de infraestructura es la red carretera, la cual se orienta a mejorar el bienestar en materia de movilidad, pero además, dinamiza las condiciones de conectividad para la economía.

El monto de lo invertido para la reconstrucción, conservación y mejora de nuestras carreteras fue de más de Mil 500 millones de pesos. Triplicamos la inversión que se venía realizando en las últimas administraciones.

Destacan, los 900 millones de pesos para tramos específicos de la red carretera primaria en las regiones Oriente, Tierra Caliente, Centro, Sur-Poniente, Meseta-Ciénega, Bajío y Sur, con un impacto en 280 kilómetros.

Luego de varios años de exigencia y de conflictos sociales derivados de la falta de respuesta por diversas autoridades, hoy es una realidad la reconstrucción de carreteras como las de:

 

  • San Juan Tumbio – Pichátaro – Cherán
  • Villa Morelos – Puruándiro
  • Pinzándaro – Vicente Guerrero
  • Zitácuaro – Aputzio de Juárez
  • Angangueo – El Rosario

 

Para el desarrollo de infraestructura urbana, se invirtieron más de 430 millones de pesos, en 120 obras, priorizando las más urgentes en 49 municipios, empezando por la modernización del Circuito Interior Continuo de Morelia y la ciclovía Morelia – Pátzcuaro.

Una de las obras emblemáticas de esta administración, por su aporte a la actividad económica de la entidad, es la remodelación y ampliación del Centro de Convenciones y Exposiciones de Morelia, para la cual estamos invirtiendo, en esta primera etapa, 100 millones de pesos.

Además, para fortalecer la operación institucional del Nuevo Sistema de Justicia Penal, se invirtieron 670 millones de pesos en la construcción de infraestructura diversa en Lázaro Cárdenas, Zamora, Uruapan, Morelia, Pátzcuaro y Zitácuaro.

Estoy consciente de que las necesidades en infraestructura siguen siendo enormes, y que únicamente con gestión y potenciación con la Federación, los Municipios y la Iniciativa Privada es como podremos avanzar a los niveles que necesitamos.

Estamos claros que sólo con inversión y empleo se superan la pobreza y la marginación; si bien el gobierno no crea empleos, sí es responsable de generar condiciones propicias para que puedan crearse.

Nuestra meta es que las empresas sean más fuertes, competitivas y exitosas, promoviendo la mente factura. Esta es la única manera de incrementar los sueldos en Michoacán.

El reto, para que la población obtenga mayores ingresos es que juntos, sector público y privado, logremos transitar a una economía de mayor valor agregado; por eso estamos trabajando para atraer empresas del sector manufacturero que se instalen en Michoacán.

Asumimos la responsabilidad de administrar racionalmente nuestros recursos naturales, en medio de la transformación tecnológica, para alcanzar mayor bienestar, sin comprometer la calidad de vida de las generaciones venideras.

Por eso, en estrecha coordinación con el sector empresarial, hemos definido una agenda de trabajo para hacer del desarrollo económico el círculo virtuoso, que permita impulsar las vocaciones productivas de las diversas regiones, así como fortalecer a las empresas de todos los sectores y tamaños.

En esta agenda, hemos establecido tres grandes ejes: desarrollo integral de las mipymes; atracción de inversiones e impulso a proyectos estratégicos.

No hay manera de lograr una economía sólida sin el fortalecimiento de las mipymes, que son las que aportan en Michoacán más del 90 por ciento de los empleos y el 52 por ciento del Producto Interno Bruto.

Los programas Vende Más y Crea tu Marca, han sido un referente para hacer más competitivos sus negocios. Vende Más apoya con capacitación, consultoría, remozamiento, equipamiento y capital de trabajo, a más de 3 mil mipymes michoacanas, que en promedio han incrementado sus ventas en un 25 por ciento.

Para incrementar la cobertura crediticia de las mipymes michoacanas requerimos evolucionar hacia una estructura fortalecida; por ello, la semana pasada, a través de Sí Financia, signé un convenio histórico de potenciación de recursos con FIRA y NAFIN para alcanzar una bolsa superior a los 600 millones de pesos en derrama crediticia.

Con estos recursos se otorgarán, en un solo año, los créditos que Sí Financia operaba en prácticamente todo el sexenio.

El segundo eje de trabajo es la atracción de inversiones. Para fortalecer este tema nos acercamos primero a los empresarios locales, a ustedes, amigas y amigos empresarios de Michoacán, que han demostrado su confianza en su estado.

De manera paralela, establecimos contacto con mujeres y hombres de negocios nacionales para fortalecer una agenda global que atraiga capitales de esta naturaleza en sectores clave.

Los resultados están a la vista, 2017 ha sido un buen año para la inversión privada en Michoacán. En estos 9 meses hemos acompañado proyectos por más de mil millones de dólares.

En abril de este año, la naviera más grande del mundo, Maersk Sealand, a través de su filial APM, inició operaciones de su nueva terminal de contenedores en el Puerto de Lázaro Cárdenas.

En el mes de junio, Kimberly Clark confirmó la construcción en Morelia de una nueva línea de producción con tecnología de punta, con una inversión superior a los 200 millones de dólares.

La empresa trasnacional General Electric, así como Grupo Bafar de capital chihuahuense, se suman a la lista.

Y la semana pasada, inauguramos también el nuevo centro logístico de Fedex, la empresa de paquetería y mensajería más grande del mundo.

Estas son sólo algunas de las empresas que están aterrizando sus capitales en Michoacán. A todas ellas, mi agradecimiento y compromiso de trabajar para que sus proyectos sean fructíferos.

Adicionalmente, cientos de mipymes han iniciado operaciones, lo que incide en el indicador del empleo formal.

En la presente administración, se han afiliado al Instituto Mexicano del Seguro Social 42 mil 917 trabajadores, esto representa un crecimiento del 49 por ciento, más que los registrados en el mismo periodo de la administración pasada.

Las estadísticas del INEGI reflejan que Michoacán, fue el Estado con mayor crecimiento durante el último trimestre del 2016, en relación con el mismo periodo del año anterior; y que en 2017 permanece como una de las 10 entidades con mayor dinamismo económico.

Nuestro reto, el de todos, es que esta tendencia de crecimiento económico se mantenga en el mediano y largo plazo.

Este próximo jueves 28 de septiembre, es una muy buena noticia, el Presidente de la República hará la declaratoria formal de la Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas.

Contar con esta zona, a un costado del puerto marítimo más importante del país, será sin duda la gran oportunidad para que atraigamos inversiones locales, nacionales e internacionales que antes no veían a Michoacán como una opción.

Este proyecto de gran calado, de desarrollo regional e impacto nacional, nos entusiasma y a la vez compromete. Michoacán está listo para asumir el reto.

Muchas gracias señoras diputadas, diputados, por la disposición para acompañar esta iniciativa.

Una de las palancas del desarrollo de nuestro Estado es el turismo, sector sensible al tema de la inseguridad y que a estas fechas muestra resultados sustanciales en su repunte y fortalecimiento.

Antes de comenzar esta administración, se había registrado el año con menor afluencia turística de toda la década; hoy aumentamos en más de 100 mil el flujo de turistas a la Entidad. Esta cantidad de personas sigue creciendo a una tasa anual superior al cinco por ciento en lo que va de esta administración.

Pese a la situación compleja y los problemas que todavía tenemos por resolver, Michoacán sigue siendo uno de los destinos más atractivos de nuestro país.

La creciente llegada de turistas generó que en 2016 registráramos la ocupación hotelera más alta de los últimos diez años.

Michoacán es el tercer Estado con mayor número de Pueblos Mágicos de inigualable riqueza en tradiciones, arquitectura y gastronomía. Somos la sede de espectáculos de talla internacional, como los festivales de Cine y Música.

Con el fin de preservar la actividad del sector turístico, se iniciará en breve la remodelación en la iluminación escénica de la Catedral de Morelia.

También, reconociendo el valor cultural y la importancia de apoyar a nuestras cocineras tradicionales, se realizó el Décimo Cuarto Encuentro de Cocina Tradicional Michoacana y se construyó la zona gastronómica y artesanal en el Santuario de la Mariposa Monarca.

Les comparto que en noviembre, en el marco del Día Internacional de la Gastronomía, llevaremos a cabo el mayor Festival de la Gastronomía Michoacana, en donde daremos muestra de la riqueza de nuestra cocina tradicional.

Junto con el Gobierno Federal y los municipios, invertimos 41 millones de pesos para mejorar la imagen urbana en Santa Clara del Cobre, Tzintzuntzan, Tlalpujahua y la Ruta Don Vasco, así como el centro gastronómico de Angangueo.

El esfuerzo conjunto del sector turístico, los transportistas, el comercio, restauranteros y hoteleros, hace posible la generación de 15 de cada 100 pesos del Producto Interno Bruto del Estado.

De igual modo, hemos apoyado la creatividad y talento de nuestros artesanos; al día que se informa, más de 6 mil junto con sus familias fueron beneficiados con apoyos directos, para mejorar sus talleres y adquirir insumos.

Además, con el objetivo de potenciar la comercialización de sus artesanías, se reactivaron 25 marcas colectivas, como la alfarería de Patamban, la laca perfilada de Pátzcuaro, el maque de Uruapan y la guitarra de Paracho.

Nuestras artesanas y artesanos son los arquitectos de la expresión multicultural y artística de Michoacán, que nos ha hecho merecedores de reconocimiento mundial.

Sin lugar a dudas, el sector productivo agropecuario nos ha convertido en una potencia agroalimentaria para el país. Michoacán es uno de los principales actores agroalimentarios de México.

Somos líderes nacionales, por octavo año consecutivo, en cuanto al valor de la producción primaria, que para 2016 superó los 65 mil millones de pesos. Y nos ubicamos también en el séptimo lugar con respecto al volumen de producción.

El campo michoacano representa actualmente más del 13 por ciento del Producto Interno Bruto Estatal.

Somos líderes nacionales en producción de guayaba, limón, berries y aguacate. Gracias a estos dos últimos productos emblemáticos, hemos alcanzado liderazgos internacionales y le abrimos paso a otras Entidades Federativas.

Por todo ello, trabajamos para modernizarlo, mecanizarlo y tecnificarlo, para que sea más productivo y un motor para el desarrollo social, con el propósito de mejorar la calidad de vida de las y los habitantes del medio rural.

Durante este periodo dimos continuidad en coordinación con el Gobierno de la República, al programa A Toda Máquina, que con una inversión conjunta de 380 millones de pesos entre la Federación, el Estado y los productores, hizo posible la dotación de 663 tractores y 290 implementos agrícolas.

En materia de infraestructura agrícola, en este año construimos también de manera conjunta, más de mil 300 bordos, ollas y presas para el almacenamiento de agua, y más de 5 mil kilómetros de caminos rurales y saca-cosechas con el apoyo de los municipios. Esto en beneficio de más de 45 mil productores.

Estamos cumpliendo el compromiso de construir el rastro TIF de Cuatro Caminos, en la Región de Infiernillo, que fortalecerá al sector ganadero y será un enclave económico y de exportaciones, por su cercanía estratégica con el puerto de Lázaro Cárdenas.

Por ello, agradezco mucho al Secretario de Agricultura federal para que pudiésemos concretar este proyecto de desarrollo de la región y los ganaderos.

En este segundo año apoyamos a los pescadores michoacanos y a sus familias en todas las regiones, con una inversión mayor a 125 millones de pesos.

Reconozco la entrega de los productores del campo michoacano, quienes con su esfuerzo dan vida a este pujante sector.

Para la protección de nuestro medio ambiente y la sustentabilidad de nuestros recursos, hemos puesto en marcha un programa ambicioso en la materia.

Establecimos por primera vez en Michoacán la Mesa de Seguridad Ambiental donde trabajamos de manera interinstitucional los el Gobierno Federal y el Gobierno del Estado.

Creamos la Unidad Ambiental de la Policía Michoacán, la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales y el Fondo Verde. Estas acciones, facilitan ordenar las actividades productivas y -al mismo tiempo- procurar el equilibrio entre el aprovechamiento y la conservación de los recursos naturales.

Un primer resultado es la recuperación de más de 300 hectáreas de vocación forestal, mediante 28 operativos en más de una decena de municipios.

Los michoacanos estamos a favor de la producción responsable y sustentable del aguacate y demás productos en los que somos orgullosamente líderes.

Reconozco en todo lo que vale el compromiso y la voluntad de los productores, de mis amigos del sector aguacatero, que se han sumado a la política de compensación ambiental impulsada a través de los Convenios de Coordinación para recuperar nuestros bosques.

Se trata de avanzar juntos, el Gobierno de la República, el Gobierno del Estado y los productores, haciendo las cosas bien a favor de nuestro medio ambiente. Por ello este año reforestamos 20 mil hectáreas de bosques.

Sin duda, vamos por la ruta correcta. Seremos la primera entidad federativa en certificar con el sello de sustentabilidad a nuestros productos agroalimentarios.

Amigas y amigos:

Todo lo señalado hasta ahora tiene sentido, en la medida en que aspiramos de manera conjunta e integral, a garantizar las condiciones de bienestar general de las y los michoacanos. Esa es nuestra razón de ser.

Tengan la certeza, que en cada día transcurrido, no ha habido otro objetivo mayor, que el deseo de transformar la realidad de zozobra e ingobernabilidad, que tanto lastimó a nuestras familias.

El centro de cada una de las acciones y programas, son las personas y la garantía de sus derechos fundamentales.

Estamos empeñados en superar la desigualdad, la pobreza y la discriminación, porque atentan contra los derechos de los michoacanos. También en combatir toda forma de impunidad y corrupción, todo abuso de poder, ya que vulneran la dignidad de las personas.

Nuestro Estado cuenta con un Consejo para Prevenir y Eliminar la Violencia y la Discriminación, además del Sistema Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

En este segundo año, como parte de las acciones más destacadas en esta materia, instalamos 87 Sistemas Municipales de Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes e iniciamos la Cruzada Michoacán Incluyente, un acuerdo social para la inclusión de los grupos vulnerables a la vida productiva y evitar cualquier forma de discriminación o violencia en el Estado.

Conscientes de la problemática que, a lo largo del país, padecen hombres y mujeres dedicados al periodismo, y a fin de ofrecer las condiciones que permitan ejercer de manera plena la libertad de expresión, en Michoacán hemos instalado ya la Unidad de Protección a Periodistas.

Esta Unidad en coordinación con la autoridad federal, se encargará de dar atención y seguimiento a los casos de denuncia, así como a aquellos que ya se encuentran bajo el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

A los medios de comunicación, les reconozco la responsabilidad de su ejercicio profesional y les reitero mi pleno respeto a la libertad de expresión; ustedes juegan un papel de suma relevancia en la construcción de un Estado democrático, de instituciones confiables y bases firmes para su desarrollo.

A través de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, hemos trabajado de manera conjunta, con el objetivo de ofrecer una opción real a quienes han sido vulnerados en sus derechos.

La promoción y defensa de los derechos fundamentales no es un favor o concesión. Para el ejercicio del servicio público es un principio para la recuperación de la credibilidad y legitimidad en las acciones de gobierno.

Nuestro compromiso es consolidarnos como un Gobierno de Derechos, promotor del bienestar y el respeto a la dignidad humana. Por ello, atender los sectores más vulnerables, es y será la mayor prioridad de mi administración, revertir los indicadores de pobreza e ir cerrando las brechas de la desigualdad y la exclusión son sin duda nuestro mayor objetivo.

Michoacanas y michoacanos:

Vivimos tiempos de desafíos. Los retos son grandes y los resultados presentados distan aún de ser suficientes para lo que necesitamos.

Sin embargo, no conviene olvidar que en dos años estamos devolviendo a Michoacán el funcionamiento regular de las instituciones y cimentando las bases para construir un futuro con mejores condiciones de igualdad, justicia y prosperidad.

Con la firme determinación que nos exige el amor a nuestro querido Estado, puedo afirmar sin triunfalismos, que a dos años de iniciado éste proyecto: Michoacán es otro.

La responsabilidad no se limita sólo al Ejecutivo, es el resultado del concurso decidido de los distintos actores de la sociedad civil y de las fuerzas políticas actuantes, quienes reflejan lo que somos en Michoacán: un Estado plural, dinámico y diverso. Es decir, éste es el resultado del trabajo de todas y de todos.

Al concluir dos años de gobierno, nuestra experiencia nos indica que se acentúa con urgencia la necesidad de cambios estructurales en el modelo político, fiscal y económico que persiste aún en nuestro país.

El reto que enfrentamos los Estados y municipios es mayúsculo.

La debilidad fiscal y financiera imposibilita a Estados y Municipios a generar más desarrollo, a enfrentar los retos y garantizar la gobernabilidad.

Mientras la OCDE recomienda aumentar y consolidar la autonomía fiscal de Estados y Municipios, el modelo centralista de distribución de recursos fiscales nos impide atender necesidades de una forma eficaz y eficiente.

Modelo que no se ha modificado desde hace cuatro décadas.

Aunque constitucionalmente México nació como “una República compuesta de estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior, pero unidos en una Federación”, la cruda realidad es que aún somos parte del grupo de países más centralistas del mundo.

Con esta fórmula, los gobiernos federales en turno disponen libremente del 80 por ciento de los ingresos fiscales; mientras los 31 Estados de la República y la Ciudad de México, sólo el 16 por ciento; y los 2 mil 441 municipios y las 16 demarcaciones de la capital de la República, solamente acceden al 4 por ciento restante.

La pirámide de distribución de recursos públicos está invertida.

Es tal la injusticia que señoras Presidentas y Presidentes Municipales, que reciben en suma por concepto de participaciones y aportaciones, únicamente el 0.2 por ciento del presupuesto nacional.

Mientras los Estados y municipios no accedan equitativamente a los recursos públicos, su autonomía no estará garantizada para atender de primera mano las demandas de la población.

Si no se transforma este esquema, lo único que haremos es perpetuar las desigualdades en el país.

Por tales razones, desde este espacio exhorto a nuestros representantes populares en el Congreso de la Unión, a ser sensibles y a cambiar la historia de México, en un ánimo de equidad y de justicia social.

Actualmente lo que debiera ser un acto de justicia distributiva, de corresponsabilidad entre órdenes de gobierno, se convierte en una dádiva que condiciona y excluye.

Esta es una posición reiterada que he formulado en diversos espacios, desde hace ya muchos años, como presidente municipal, después como senador y diputado federal, y ahora como Gobernador de este maravilloso Estado.

Mientras no se hagan los cambios de fondo seguiremos en este círculo vicioso, en el que todas y todos perdemos.

Amigas y amigos:

Lo hemos comprobado, el mejor camino para atender los problemas estructurales y otros retos sin duda muy complejos, es la colaboración abierta y transparente entre órdenes de gobierno, y la relación respetuosa entre los poderes del Estado. Así ha sido la constante en el Gobierno que encabezo.

 

Por eso reconozco, en su justo valor, el respaldo que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto ha dado a Michoacán, su acompañamiento en temas trascendentales y la consolidación de proyectos estratégicos para Michoacán.

Señor Secretario Aurelio, sea conducto para expresar mi agradecimiento a nombre del pueblo de Michoacán.

Agradezco a los integrantes del Gabinete Federal que han estado constantemente en Michoacán. Mi reconocimiento sincero a los delegados federales con quienes en el día a día, trabajamos como un solo equipo.

De manera particular, expreso mi respeto y reconocimiento a las Fuerzas Armadas por refrendar en los hechos su espíritu de servicio, patriotismo y lealtad a la Nación. Para ellos pido un fuerte aplauso.

Mantengo una relación institucional y de estrecha colaboración con los poderes Legislativo y Judicial, a cuyos representantes les manifiesto mi reconocimiento por su compromiso con Michoacán, muchas gracias señores Presidentes.

Aprecio en gran medida, la activa colaboración de las señoras y señores Presidentes Municipales, para encarar juntos los desafíos que implican alcanzar el bienestar de nuestra gente.

Mi agradecimiento a los medios de comunicación, por ser un puente de comunicación permanente entre gobierno y sociedad.

A mis compañeros del Gabinete Legal y Ampliado y a todos los servidores públicos de la administración estatal, les reconozco su dedicación y empeño, y los exhorto a intensificar su labor y a renovar su entusiasmo para incorporar a su trabajo vigor, experiencia y vocación de servicio.

Reconozco y agradezco a los trabajadores del Gobierno del Estado, a miles de mujeres y hombres, que hacen que funcione el Gobierno de Michoacán.

Mi gratitud a todas y todos los michoacanos, a miles de mujeres y hombres, jóvenes, niñas y niños que con sus actividades y labor diaria, contribuyen a engrandecer a Michoacán.

En estos dos años de gobierno hemos logrado juntos, romper las inercias que debilitan y complican la viabilidad de este gran Estado.

Es nuestro cometido establecer una política de Estado con miras a largo plazo, buscando con ello recuperar la confianza de los ciudadanos.

Hoy puedo asegurar a los michoacanos que no regresaremos a las realidades que dañaron la vida pacífica del Estado.

Michoacán merece un futuro mejor, por su destacada participación en la historia nacional, por la riqueza de su cultura, por la firmeza de su carácter y el valor de nuestra gente.

Este Estado fue tierra, origen y síntesis de la mejor interpretación americana de las ideas de la Ilustración.

Los grandes alcances del pensamiento de la Europa liberal aquí encontraron mentes receptivas, quizá las más destacadas que haya producido la Nueva España.

Pocos Estados como Michoacán han vivido tantos desafíos; tantos momentos definitorios en la historia de nuestro país.

Somos un Estado emblemático de México, que está obligado a ser protagonista en los procesos de trasformación nacional.

En los siguientes meses, Michoacán formará parte del contexto político electoral del país.

Hay condiciones para la competencia, el debate y la presentación de propuestas y actores, así como garantías plenas para un proceso limpio y democrático, pero siempre debemos recordar que nuestro objetivo superior es Michoacán.

Mi formación política se basa en una visión de izquierda moderna y progresista. Desde mi primera incursión en la vida pública he sostenido tal convicción.

Así hemos caminado en estos dos años y les aseguro que mantendré firme mi disposición al diálogo para la búsqueda de las coincidencias.

Hemos sido testigos, en los días recientes, de lamentables desastres naturales que han enlutado los hogares mexicanos. La solidaridad y fraternidad de este gran país han sido demostradas una vez más con una respuesta inmediata, espontánea y auténtica.

Un fenómeno natural puede recordarnos de golpe, cuánto necesitamos unos de otros. Esos segundos que cambiaron a México, nos sacudieron con fuerza, hicieron aflorar nuestra sensibilidad y valorar lo que realmente importa: la vida.

Michoacán necesita que ese espíritu fraterno, del que hemos sido testigos y partícipes, se multiplique.

Todos nosotros somos agentes de cambio. Somos corresponsables de construir a Michoacán.

Mi deber como Gobernador es construir un Estado con mayor justicia social. Todo mi esfuerzo, mi trabajo diario, está encaminado a este objetivo final: una sociedad armónica, próspera y en paz.

Por ello, trabajemos juntos, cada uno desde nuestra responsabilidad, para alcanzar el objetivo superior.

Actuemos con altura de miras. Respetando la pluralidad, identifiquemos coincidencias y hagamos que esas coincidencias sean nuestra fortaleza.

Juntos avanzamos haciendo las cosas bien.

Que nuestro proyecto sea Michoacán y que nuestro proyecto sea México.

Muchas gracias.