Entrega dignificación del Centro de Salud de Puruándiro

18 de mayo de 2018

Puruándiro, Michoacán

 

Presidenta gracias por sus palabras, por recibirnos, de verdad muchas gracias Belinda; nos acompaña también el diputado Humberto González; saludar a todos mis compañeros funcionarios estatales aquí presentes, muchas gracias; al secretario de Gobierno, muchas gracias Carlos; la secretaria de Salud, al señor secretario de Obras, quiero agradecerle al teniente, gracias por su presencia, saludos al general Mérida.

 

Agradecer a todos los compañeros del equipo de salud, al señor director del Hospital Julio César gracias, a las enfermeras, enfermeros, doctoras, doctores que laboran aquí en este Centro de Salud, también los saludo con mucho gusto.

 

También a los presidentes municipales de Coeneo, gracias Miguel, Purépero, agradecerle al compañero Juan Luis Contreras Calderón, nuestro jefe regional con cabecera en La Piedad, muchas gracias; al presidente de Sixto Verduzco, a todos gracias.

 

A mis compañeros de los medios de comunicación, compañeros de la prensa de Puruándiro, del Bajío, muchas gracias por cubrir nuestros eventos, agradecer a mis compañeras de la Secretaría de Igualdad, Gabriela y Elena, a todo el equipo.

 

A las niñas valientes que hoy se pusieron la vacuna, eso les va a proteger durante su vida adulta de una enfermedad terrible que es el cáncer cervicouterino, de matriz, entonces desde ahora es prevenir un riesgo de una enfermedad que es mortal, que con esta vacuna hoy a tiempo van a crecer libres de ese riesgo, de tal manera que hoy nos convocan dos grandes temas: por un lado, dejar formalmente inaugurado el Centro y la Segunda Semana de Salud, que promueve muchas acciones sobre todo de prevención, lo más importante en la salud, qué hay que curarse cuando uno ya anda medio enfermo, pero lo más importante es la prevención y maestras, maestros en la escuela es el mejor sitio para enseñarle a nuestras niñas y niños que hay que cuidarse, hay que prevenir.

 

Una buena parte de las enfermedades entran por la boquita, así que hay que cuidar no comer muchas cosas; por ejemplo los churrumaiz y todas esas cosas que venden, hay unas cosas chiquitas que las pones en el sartén con el aceite y se esponjan, se llaman frituras, la mayor parte de las enfermedad es por comer cosas que no deberíamos de comer.

 

Aristóteles decía que el principal problema de salud es que no cuidamos lo que comemos o bebemos, ahí está mucho del riesgo, entonces hay que aprender y nuestros maestros son un buen conducto.

 

También hay que enseñar a las mamás y papás, a veces es por falta de información, a veces son las circunstancias socioeconómicas, pero casi vale lo mismo un litro de leche que una coca-cola y creo que aún vale más una coca-cola, hay mamás que le ponen coca-cola al biberón, eso es veneno puro.

 

Más ahora para el tema de las enfermedades como es la diabetes, porque hoy por hoy es la enfermedad más frecuente en la sociedad mexicana, tiene una carga genética, pero si no nos cuidamos, con mayor facilidad nos enfermamos de ello y el hermano gemelo de la diabetes es la gordura, así que bájenle a la panza, bájenle al pan, a las tortillas y bájenle a las grasas.

 

Entonces hoy inician estas jornadas para buscar que tengamos una población sana, es mucho más barato prevenir que curar y la prevención es fundamentalmente un tema de educación, hay que educarlos para poder prevenir las enfermedades, porque no está fácil.

 

Donde yo nací y crecí, lo bonito era estar gordo, te decían estás lleno de vida, eso no es estar lleno de vida, el riesgo de los infartos es muy frecuente, pero esa es la concepción de que si estás pasadito de peso, estás bien. Mi abuela y mi mamá decían que incluso cuando te fueras a casar que buscaras a una mujer “cajudita”, que no estuviera flaca, son patrones culturales, pero el fondo principal es la salud, más allá de estereotipos.

 

Entonces eso nos convoca hoy aquí y yo quiero agradecerle reiteradamente a Diana, la secretaria de Salud y a todo el equipo, porque paso al otro tema, que es la entrega de este Centro de Salud; se ha hecho un trabajo extraordinario para equilibrar nuestros servicios de salud, porque literalmente estaba esto destrozado.

 

Las razones fueron muchas, mucho descuido, la infraestructura de salud, literalmente abandonada por muchas décadas, el Centro de Salud de Morelia, parezco disco rayado, pero es el que traigo presente, el Centro de Salud en Morelia, en el centro, se llama Doctor Ureña, tiene 60 años de construido y nunca le habían hecho nada, ni pintura, todavía estaban las sillas de origen, que eran de plástico, que no funcionan porque llega alguien con peso, los niños juegan en ellas y se rompen.

 

El aparato de Rayos X estaba descompuesto desde hace 20 años, los doctores y enfermeras enojados, de mal humor, porque ¿cómo puedes atender así?, los escritorios de esos antiguos, eran cortos y pesados, todo mal. Entonces ahora todo se renovó, nuevo, moderno, equipado.

 

En Tingüindín, el presidente municipal anterior les habilitó un espacio en el rastro, porque también estaba tirado, abandonado el Centro de Salud, en obra negra las paredes.

 

Por eso estamos concluyendo felizmente, estoy muy contento, porque se han dignificado 430, pero también hemos recuperado estas obras que estaban tiradas y que hoy quedan de primer mundo, no solo paredes y pisos.

 

Ayer que entregábamos el de Contepec, le decía yo a los presidentes “está bonito, moderno”, los materiales adecuados para los Centros de Salud y todo el equipamiento para que se atienda con los instrumentos y herramientas adecuadas a los pacientes, a la población en general.

 

Logramos eso, más dignificar los 27 hospitales regionales, que estaban en malas condiciones; los cuartos de máquina ya no funcionaban, el agua, la luz. El de Tacámbaro, ponían a los pacientes en el pasillo y sacaban la manguera por una ventana para ponerle el suero o lo que fuera, una cosa realmente deplorable que daban ganas de llorar de ver esas cosas, ver la gente enferma y con esas condiciones para cuidarlos.

 

Hoy podemos decir que eso ya lo superamos, eso se debe al buen trabajo en la Secretaría de Salud, la doctora Diana con su equipo, también lograron por primera vez en 30 años o más, cerrar 2018 bien y haberles podido pagar a mis compañeros sus salarios, prestaciones.

 

Difícil, porque a mí me entregaron la Secretaría con mil 300 millones de déficit para pago de nómina, entonces también se cerró un trabajo milagrazo.

 

Los otros dos temas que nos traen preocupados, porque eso hay que resolverlo, es el tema del personal médico y un asunto que no se cómo se vaya a resolver, porque como vamos, muy pronto ya no va a depender de nosotros, que es el abasto del medicamento.

 

Pero el tema del personal vamos a seguir trabajando para que se resuelva a nuestras enfermeras, enfermeros, doctoras, doctores. Hace 15 días en un acto en Morelia, le entregué su formalización a un compañero, que él tenía 15 años trabajando por contratos, eso es injusto, no te da certeza, tanto año y cada seis o tres meses esperando si vas a firmar contrato o no, eso no te da certeza, tranquilidad, estabilidad, es una injusticia.

 

Entonces la doctora está trabajando para que pronto nivelemos a todos y que se sientan a gusto con la labor tan importante que hacen para la atención a la salud.

 

También le dimos una “manita de gato” a las casi 900 Casas de Salud, porque ahí las o los compañeros que tienen ciertos conocimientos, ayudan a la comunidad y le dan por lo menos un medicamento que tranquilice un dolor de estomago, de cabeza, mientras llega al Centro de Salud. Les dimos sus botiquines nuevos, les dimos su vitrina para poner el medicamento y les dimos su apoyo que se les entrega con cierta periodicidad a las compañeras, compañeros.

 

Entonces, el personal médico tenemos que resolverlo, ahorita me decía la señora presidenta, Belinda, en el caso de hospital regional si resolviéramos la necesidad de especialistas y las guardias, las cosas cambiarían radicalmente.

 

Lo que implica, pero es un déficit que tenemos, nos faltan doctoras y doctores y sobre todo nos faltan especialistas, pero no podemos ahora contratarlos, porque no tenemos ahora la certeza del dinero para pagarles y no se puede andar contratando personal si no tienes para pagar, porque después es peor el asunto, porque la gente se siente engañada, tomada del pelo y no se le retribuye en función de su trabajo.

 

Entonces estamos trabajando en ello, Belinda, además tu eres doctora y sabes del tema. Lupita gracias por acompañarnos, está Lupita la jefa de enfermeras del estado.

 

El otro tema del medicamento. Ayer por ejemplo y ahorita lo vamos a ver seguramente, entramos a ver la farmacia, ¿cómo está la farmacia?, la farmacia está surtida, hoy las cifras que traemos arriba del 90 por ciento, pero es el listado de claves que tiene hoy el sistema público de salud.

 

La gente cuando va y quiere un medicamento para el cáncer o un medicamento para la diabetes y no lo encuentra dice: “es que no hay medicamento en el Centro de Salud”, el problema es que esos medicamentos no están en la lista, porque además son muy caros, la insulina es muy cara y otros medicamentos, una vacuna o una inyección para el cáncer te cuesta entre 25 y 35 mil pesos o más.

 

Entonces será imposible, pero yo he escuchado con mucha atención que dice el señor Presidente de la República que vamos hacia la universalidad de los servicios de salud y la gratuidad de los medicamentos para todos.

 

Yo creo que no nos va alcanzar el dinero, porque es mucho, si tenemos por ejemplo un millón de enfermos con cáncer en el país y cada medicamento nos cuesta 35 mil pesos al mes, estás hablando de 35 mil millones de pesos, solamente de un padecimiento y no creo que haya un millón de enfermos en el país, debe haber muchos más.

 

La diabetes, que ronda el 30 por ciento de la población del país que está enferma de diabetes, estás hablando de más de 30 millones, darles el medicamento gratis va a ser imposible creo yo. Los enfermos de insuficiencia renal, cuesta mil 500 cada tratamiento y hay que hacerlo cada tercer día.

 

Entonces estamos hablando de un reto mayúsculo y todavía no hablamos del problema de las pensiones civiles, pensión en general este año, van a reversar el billón de pesos de las pensiones.

 

En fin, tenemos que ponernos muy creativos con el tema de la atención a la salud y estamos esperando qué va a pasar con ese tema.

 

Pero esto es muy importante lo que hoy les vamos formalmente a dar, haber recuperado esta obra, en lugar de que fueran unas paredes abandonadas, sitio para vandalizar, ya saben lo que pasa con las obras abandonadas, en obra negra, pero ya vi las imágenes y quedó muy hermoso, de verdad mi más sincero reconocimiento al sector salud.

 

También quiero decirle a la presidenta que vamos a ponerle frente, venía platicando con el Secretario de Gobierno, para que en la siguiente visita te entreguemos la escuela “Issac Arriaga”, como otras obras que ya están terminadas. Me estaba diciendo la presidenta cuáles son y el señor Secretario de Obras se va aplicar de inmediato para poder sacar lo más crítico del camino, porque estamos en una etapa definitoria.

 

Seguramente han leído, estoy en el proceso de negociación para regularizar la nómina de las y los maestros, que nos genera un déficit al año de 5 mil 200 millones de pesos, solo para pagar la nómina, entonces aprovechando la visita del señor Presidente de la República hizo un compromiso y una disposición con Michoacán, anunció que el Gobierno Federal se hace cargo de la nómina magisterial.

 

El tema era el compromiso, porque este año quiero regularizar para que nunca más haya una queja de una maestra o maestro de que no se le paga su salario, eso no es prudente, no es bueno y lo estamos resolviendo.

 

Tenemos el horizonte de aquí a junio para terminar esa negociación que está avanzando en los grupos de trabajo y entonces eso le cambiaría la vida a Michoacán, porque entonces tendríamos recursos para invertir en carreteras, en agua, luz, en mil cosas.

 

Por cierto, presidentas y presidentes, los voy a convocar muy pronto para revisar un proyecto relacionado con el tema de la energía, hoy es un tema muy fuerte, no sé si se acuerdan de cuánto pagan de luz en el municipio, por ejemplo, son millones de pesos, por alumbrado público y no se diga cuando queremos poner en marcha las plantas de tratamiento de agua, casi ningún municipio sanea el agua, porque se acaba el costo de la energía eléctrica, en Zitácuaro nos costaba tres millones de pesos al mes, solo de la energía eléctrica, imagínate la planta costó como 12 millones y te cuesta tres millones al mes, imposible.

 

Con este proyecto que les quiero compartir, es bajarles a la mitad o menos el costo de la energía eléctrica, pero ahorita solo es una referencia, porque me acordé, es necesario que saneemos el agua, es el otro gran problema.

 

Regresamos entonces al tema de la salud, no me resta más que agradecerles a todos mis hermanos del sector y a quienes hoy nos hacen el favor de acompañarnos. No vamos a bajar la guardia hasta que tengamos los servicios de salud a la altura de las circunstancias, de lo que demanda la gente por lo menos en atención.

 

Ojo compañeros y compañeras, ayer en Contepec todo muy bonito y contentos porque entregamos el Centro de Salud ampliado de la cabecera municipal, pero a la salida se me acercó una señora y me dio una carta donde dice: “qué bonito el Centro de Salud, pero hagan algo con el personal que nos maltrata y son groseros”.

 

Entonces qué les pido a mis hermanas y hermanos de salud, respiren profundo, actitud, si ya estamos en esta profesión hay que quererla y dar lo mejor de nosotros, si no nos gusta lo que hacemos, no hay que hacerlo, pero se requiere y más en salud, el 50 por ciento de la curación de un enfermo tiene que ver en cómo lo tratan; las enfermeras y enfermeros son la luz para los enfermos, el trato, la plática que te hacen.

 

Entonces hay que darles unos cursitos para que los que traen algún lío, lo saquen, porque si no pagan justos por pecadores. Al paciente hay que tratarlo bien, porque en todos los ámbitos se necesita y se aliviana la cosa.

 

Muchas gracias, muchas felicidades, enhorabuena por la entrega y ahora a cuidarlo para que se mantenga bien el Centro De salud y que sea para el bien de los pacientes y para el bien de Puruándiro.