Día Internacional de la Enfermera

Morelia, Michoacán

13 de mayo 2019

  

Muchas gracias, muy buenos días queridas compañeras, compañeros profesionales de una tarea tan noble y tan importante como es la enfermería.

 

Quiero en este día expresarles, como lo hecho en muchas ocasiones, todo mi reconocimiento a su trabajo, a su labor, a su entrega, a su cariño, a su amor por lo que hacen, como dijo Marbella, un saludo muy esencial a la doctora, a Julio y a Marbella por este reconocimiento merecido que se les hace así como a las demás compañeras que aquí se ha referido, que tienen una gran trayectoria, que tienen muchos años dedicados y dedicadas a esta importante tarea.

 

Agradecer a las y los integrantes del presídium, fíjense que pocas veces hay un presídium tan equilibrado como este, literalmente aquí nada más estamos haciendo mosca como tres pero de ahí pal real es un presídium de puras compañeras. La doctora Diana Carpio, secretaria de Salud; a Lupita, jefa de enfermeras, muchas felicidades, desde luego a todas las compañeras y compañeros que son parte de este gremio, así como a las compañeras que están aquí con nosotros.

 

En representación de las enfermeras del IMSS y de ISSSTE lo mismo que a nuestra compañera que viene de Conalep y del Hospital Militar de Apatzingán.

 

Gracias a los señores delegados tanto del IMSS como del ISSSTE, gracias por acompañarnos; a la señora directora del DIF, a Rocío y a nuestro equipo del DIF Estatal aquí presente; a todo el equipo de salud, subsecretarios, al director del Seguro Popular, directores de hospitales, directoras y directores; a nuestros líderes sindicales, por lo menos aquí veo a dos, al del DIF y a Javier, muchas gracias Javier, a todas y a todos saludarlos con mucho aprecio, mucho respeto.

 

Es un honor para mí acompañarlos en esta fecha que se conmemora el Día Internacional de la Enfermera, ya se dijo aquí como reconocimiento a una figura internacional de la enfermería que en realidad es el día 12, pero que hoy se está celebrando este lunes.

 

Déjeme decirles que, sin mucho rollo, simplemente es mi reconocimiento a su trabajo, si algo es tan sensible, tan humano, tan cercano, es la tarea que ustedes realizan; es su contacto diario con los pacientes, con nuestros enfermos, enfermas y todos aquellos que indudablemente hemos tenido que estar en un consultorio, en un hospital, somos testigos de la importancia que tiene la labor que tienen ustedes como profesionales de la salud y que su labor es sumamente importante para el bienestar y la mejora del paciente.

 

Bueno aquí la doctora hasta le quería llevar un gansito al enfermo, se dio cuenta el paciente que le iba llevar un gansito y lo que quería era un, un pato, lo que necesitaba era un pato. Pero de ese tamaño es la sensibilidad y también la confianza que sientes cuando está a tu lado una enfermera o un enfermero que te calma, que te tranquiliza, que te da certeza, que te da confianza, que te da cariño y decía la doctora Marbella, que te da amor.

 

Si alguien tiene apego a su profesión y ustedes no me lo van a dejar negar y quieren lo que hacen, son ustedes las enfermeras, la neta ¿sí o no?, porque a veces con muy poco estímulo, con salarios pequeños, ahorita decía aquí la doctora, vamos a trabajar para que se mejore el ingreso y acertadamente decía Lupita “pero que sea para todas, que sea para todas, y para todos”, es decir no solamente para las compañeras enfermeras o enfermeros de los servicios estatales, sino también para el ISSSTE y el IMSS y donde quiera que se desempeñe la tarea de enfermería y sin duda que así va hacer porque no debiera haber distingos, no debiera haber tratos diferenciados, sino el reconocimiento transversal de la profesión que ustedes desarrollan en beneficio de la salud.

 

En Michoacán la enfermería tiene hondas raíces porque desde la época de Vasco de Quiroga, de su proyecto social de los llamados pueblos hospital, desde ahí viene el antecedente de la enfermería en nuestro estado y que después sea materializado en institutos en escuelas y todo esto sin duda se reconocen con el prestigio con escuelas de enfermería, empezando por la de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

 

Por eso a todas y a todos, por que en principio la función o la profesión de enfermera o de enfermero estaba literalmente concedida a las mujeres como una actividad reservada a las mujeres; hoy vemos y aquí tenemos un ejemplo a mi izquierda con Julio César, vemos que hay verdaderos compañeros profesionales, compañeros nuestros haciendo tareas de enfermería y que no lo decimos nosotros, que se nota con los aplausos y las expresiones de reconocimiento que tienen ustedes para nuestros compañeros enfermeros.

 

Hace un par de semanas le dimos un ascenso a un enfermero, ahorita no recuerdo cómo se llama, pero que pues tiene 15 años más o menos, 15 años desarrollando esta tarea, por cierto con un empleo precario, con contrato y que finalmente gracias al trabajo conjunto que se está desarrollando con nuestros líderes sindicales y con la Secretaria de Salud se está pudiendo hacer justicia a muchas y muchos compañeros que llevan muchos años con entrega a su trabajo pero con incertidumbre en lo laboral y que eso no debe de seguir.

 

Es una gran preocupación que este tema tan importante para la estabilidad y la seguridad de ustedes se resuelva; no es menor, la población que tenemos en el estado de enfermeras y enfermeros, estamos hablando de un universo de casi 8 mil compañeras y compañeros; sólo en la Secretaría de Salud, en los servicios estatales son casi 4 mil compañeras y compañeros, más los 2 mil 500 del IMSS más los mil del ISSSTE y en global estamos hablando de 8 mil compañeras y compañeros que hoy en este acto le reconocemos plenamente su tarea, su labor, su trabajo, pero que esto no solamente quede pues en las palabras y en las buenas intenciones, se tiene que reflejar en hechos.

 

Decía la secretaria Carpio, le hemos puesto toda nuestra atención al tema de salud porque es un sector que junto con educación nos permite transformar; salud y educación es lo que nos permite que nuestra población tenga mejores condiciones de vida.

 

Pero todavía por encima de la educación, está el tema de la salud porque a lo mejor en educación le puedes dar un tratamiento menos urgente, no significa que no sea importante porque es la transformación de la forma de pensar y de ver nuestro entorno y la realidad y de poder proyectar y construir nuestro futuro, pero la salud nos da todo, si no tenemos condiciones adecuadas de salud no podemos hacer nada y ustedes ahí son nuestros ángeles de la guarda que nos cuidan, nos acompañan, nos apapachan.

 

Y hay diferencia, hoy en la mañana que fui a que me hicieran unos estudios y entonces me atendieron dos compañeros, con mucho respeto, y no estaba yo tan seguro ya le iba decir al doctor ¿está usted seguro que ellos sí pueden hacer eso? Porque siempre te sientes a gusto, te sientes seguro, si te atiende una enfermera, todo mi reconocimiento a ustedes, pero también es un tema cultural, porque si la enfermera te dice ¡no te va doler!, le crees y ya te tranquilizas y el enfermero pues siempre es más seco, ¡siéntese ahí ya!, como dicen “no es lo mismo”, cambia compañeras, compañeros.

 

Entonces ¿cómo no las vamos a querer? de verdad con todo el corazón se los digo, mi más sincero reconocimiento y cariño y no es un rollo de demagogia sino que es sincero, es de corazón lo que les digo y vamos hacer todo lo que podamos, porque vamos avanzando bien pero no es un asunto sencillo, sin embargo cuando se busca, cuando se quiere, cuando hay la voluntad política, se pueden lograr las cosas.

 

Y ahora estamos trabajando en el marco de la nueva propuesta del Gobierno Federal para ver cómo vamos a quedar en esta propuesta que ha puesto en la mesa el Gobierno Federal de universalizar los servicios de salud y de universalizar la entrega de medicamentos y todo lo que tiene que ver con la curación y demás.

 

Entonces vamos a ser muy cuidadosos porque para mí lo más importante es que en esta transición, si es que así se concreta, las y los más cuidados sean ustedes; que cuidemos a nuestro personal, si la transición es para bien, órale, porque se trata de que estemos mejor, no se trata de cambiar para estar peor, queremos cambiar para estar mejor y si algo voy a cuidar, porque tengo cariño, reconocimiento, es a mis compañeras y compañeros del sector salud, de manera especial a las enfermeras y a los enfermeros por mil razones que se las he expresado en muchos momentos y ese proceso tiene que ser entonces muy bien cuidado, bien elaborado y que sea para bien de nuestras compañeras que laboran ahí y desde luego, para quienes vamos al servicio que son derechohabientes o son usuarios de los servicios de salud que dependen de lo que hagamos nosotros para que estén atendidas sus necesidades.

 

Los servicios de salud privados cada vez son más caros, se encarecen más y la alternativa para millones y millones de ciudadanos, de ciudadanas, es que los servicios de salud mejoren y en consecuencia se puedan atender sus necesidades de atención médica.

 

Por ahora sólo reiterarles mi reconocimiento, bien merecido y este inicio de la campaña “Enfermería Ahora”, porque se trata de que se visibilice la importancia de la profesión de la enfermera o enfermero y que en consecuencia se reconozca, se atienda y se le dé el lugar que le corresponde y ustedes merecen ser bien reconocidas, porque estoy absolutamente seguro que trabajan, sí por un salario, pero sobre todo, trabajan por el amor que le tienen a la profesión, por el cariño que le tienen a la función que desempeñan; no podrían ser ustedes tan lindas personas, tan buenas gentes si no fuera por el corazón, el alma, más allá del salario que se perciba, porque eso es importante pero no resuelve todo.

 

Hay gente que tiene mucho dinero y que gana mucho pero preferimos que no nos hable porque siempre trae rencores o resentimientos y en esta vida tan corta y efímera como decía la doctora Marbella, hay que hacer que crezca el universo de los que nos saludan y con sus palabras nos curan.

 

Hay gente a la que uno quiere ver y quiere saludar y ustedes son de esas personas que uno quiere ver y saludar, nunca se me amarguen, nunca pierdan esa sensibilidad y esos seres humanos maravillosos que son los enfermeros y las enfermeras.

 

Hay gente que la saluda uno y ya de entrada sientes el golpe, esas son las personas que se levantan y se ven al espejo y dicen …., no hay que ser de esas personas este mundo hay que construirlo desde otra perspectiva, desde el corazón o desde el amor y el amor no entenderlo nada más como se piensa que el amor tiene que ver con conquista o cosa sexual o eso, no, el amor es querer a los demás y quererse uno mismo, porque si no se quiere uno mismo, no quieres, no puedes querer a los demás, y hay muchos que no se quieren nada y piensan que el problema es de los de afuera, y el lío es que el demonio lo traían dentro.

 

Entonces por eso hay que fomentar eso, me gustó mucho lo que dijo Marbella, usted nos debería de dar unas pláticas a varios de nosotros, en torno a cómo ver la vida, filosofía de la vida, con cariño, al mal tiempo buena cara y trazar, es más fácil enfrentar un problema o un reto con actitud, con humor, con ganas, con buen ánimo que de otra manera, creo que por lo menos cuesta lo mismo pero del otro lado se sufre más.

 

Así es que enhorabuena compañeras, pásenla bien este día, muchas felicidades a todas y a todos y nuestro compromiso, ya lo dijo la doctora Carpio, es resolver la deuda que tenemos con ustedes de mejorar sus percepciones, de darle certeza a quienes no la tienen, que siguen trabajando por contrato y que se mejoren sus condiciones de trabajo y de desarrollo profesional y su crecimiento personal.

 

Muchas felicidades, pásenla bien y gracias por invitarme.