Arranque segunda fase Plan Integral de Seguridad región Uruapan

Uruapan, Michoacán

30 de mayo de 2019

 

 

Gracias por su presencia a todas, a todos. Agradezco la presencia del presidente municipal Víctor Manríquez, y la presencia de la señora presidenta y presidentes municipales de los municipios de esta región, de Paracho, de Taretan, Peribán, Charapan, entre otros; muchos gracias presidentes, presidenta por acompañarnos.

 

Agradecerle al diputado Nacho Campos que nos acompañe esta mañana aquí. A mis compañeros del Grupo de Coordinación en el estado, muchas gracias señor comisario, señor delegado y a mis compañeros del Gabinete Estatal; secretario de Gobierno, de Seguridad Pública. Al Fiscal General del Estado, gracias por su presencia y sobre todo, por esta disposición permanente a que trabajemos juntos, coordinados, en una tarea que hoy por hoy es el tema más importante para el país.

 

Agradezco también la presencia de muchas y muchos compañeros nuestros, servidores públicos, tanto municipales, estatales, federales, muchas gracias.

 

A mis amigas, amigos de los medios, gracias por acompañarnos, este es un tema muy importante, quizá de los más importantes en las últimas épocas, de los últimos tiempos, el tema de la seguridad pública.

 

Por eso la determinación de una vez estar en esta plaza en Uruapan. Lo estuvimos hace algunos meses cuando pusimos en marcha un operativo permanente ante la presencia o la presión que vivía el municipio por células delincuenciales; ha sido una tarea muy intensa, coordinada, cercana, antes de la Procuraduría, hoy la Fiscalía General del Estado, junto con las demás instituciones para hacerle frente a un flagelo que por mucho tiempo ha golpeado o golpeó a Uruapan, como es el caso del secuestro.

 

Asociado con algo que para nosotros es orgullo incluso, que en esta región haya una dinámica económica importante, que Uruapan incluso tenga un producto interno bruto como municipio igual o mayor que Morelia, ese es un dato muy bueno para la economía del estado, pero también se convierte en un atractivo para las actividades delincuenciales, actividades ilícitas.

 

El problema grave que se padece en todo el país, no solamente aquí, el tráfico de drogas, el consumo de drogas sintéticas que son terriblemente dañinas para la salud, principalmente el daño que le generan a nuestros jóvenes.

 

Por eso, convencidos de que la tarea que más nos demanda la gente, es la seguridad, es que hoy en Uruapan, junto con los presidentes, la presidenta de esta región y el presidente municipal de Uruapan, venimos a ratificar el compromiso que se anunció en días recientes.

 

A penas el pasado martes hicimos formalmente el anuncio del arranque de la segunda fase del Plan Integral de Seguridad, que anunciamos en Tierra Caliente, en la Sierra y en la Costa.

 

De manera específica destaco el evento de Apatzingán, en donde tuvimos la presencia del Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana del Gobierno Federal, lo mismo que el Secretario de Marina, el Secretario de la Defensa y el comandante de la Guardia Nacional recién creada.

 

Esto fue el martes y hemos ido en las siguientes horas y días poniendo en marcha esta fase en otros puntos estratégicos del estado, como lo hicimos también el pasado lunes en Zamora y hoy lo hacemos aquí en el municipio y la región de Uruapan.

 

¿De qué se trata? Se trata de que a partir de ahora, todos los policías que corresponden al Estado, estén debidamente certificados como lo refirió aquí el secretario Martín Godoy Castro, que deben de ser compañeras y compañeros nuestros que estén debidamente acreditados y que hayan cubierto los requisitos mínimos tanto de la academia y preparación física como de los exámenes de control y confianza.

 

¿Qué queremos? Que en todo el estado, las policías, en este caso la estatal, tengan estas características, por eso ustedes verán en nuestros compañeros del lado derecho, van a ver un círculo que dice “Certificado Único Policial”, que los acredita como policías, mujeres y hombres, que han cubierto todos los requisitos.

 

¿Por qué cuidamos o estamos cuidando esto? Porque un compañero policía mejor preparado, va desempeñar mejor su trabajo, va correr menos riesgos, vamos a evitar quejas por violación a derechos humanos o atropellos que luego a veces por el desempeño de las tareas que se realizan, acaban sucediendo estos hechos que no queremos que sucedan, y que la gente, que los ciudadanos en general, se sientan tranquilos, de que están en manos de policías que cumplen sus requisitos como lo establece la ley y como lo establecen los protocolos.

 

Esta determinación seguramente nos va llevar unos meses, pero así va ser en todo el estado, con la policía estatal.

 

Pero también quiero, y ese es el llamado, que todos los municipios hagan lo propio. No es una labor sencilla, porque no está fácil, por ejemplo, el reclutamiento de elementos de policía de manera rápida, se lleva tiempo y luego los procesos de control son muy complejos, a veces de 100 compañeros reclutados, acaban aprobando el examen 10 o 5 y entonces se dificulta.

 

Sin embargo, con un esfuerzo conjunto hemos ido avanzando y hoy podemos decir que tenemos un estado de fuerza con elementos, mujeres y hombres, más preparados y mejor equipados, como ustedes lo podrán constatar.

 

Pero el punto central es que yo quiero que los municipios tengan y cumplan con su estándar de estado de fuerza.

 

A ver, si Uruapan tiene 400 mil habitantes, de acuerdo al estándar que nos compartió el secretario Martín, debe de tener Uruapan 800 policías, debidamente acreditados, certificados, capacitados.

 

El presidente municipal ha hecho un esfuerzo extraordinario, me consta y se ha ido aumentando el estado de fuerza, porque ya hace menos de cuatro años pues literalmente Uruapan no tenía ni un policía, quien se hacía cargo de la seguridad pública de Uruapan eran los compañeros elementos de la Policía Federal, que poco a poco, el municipio ha ido construyendo su estado de fuerza y se ha ido sustituyendo este apoyo que se brindaba de parte del Gobierno Federal.

 

¿Qué necesitamos? Que en los próximos meses Uruapan tenga 800 policías, debidamente certificados, cuidados, capacitados para hacerle frente al reto de la seguridad.

 

Significa que deben de andar en las calles, en las comunidades, en las tenencias, en las colonias, diario, 400 elementos por turno, para que tengamos la capacidad, coordinados con los elementos de la Fiscalía General del Estado, con la Policía Militar, con los elementos del Ejército, la Marina, entonces nos dará un estado de fuerza mayor.

 

Estoy seguro que si el municipio tiene 400, con el apoyo del resto de las instituciones, fácilmente Uruapan podrá tener por turno, 600 o 700 elementos diario. Entonces la cosa cambia, porque ahora los delincuentes se nos esconden en las faldas del cerro, o en comunidades del municipio, en donde no hay capacidad para poder desde el municipio patrullar y evitar que suceda eso.

 

De tal manera que a eso vamos a llegar en las próximas semanas. Vamos a coordinar con el secretario Martín y con el presidente municipal de Uruapan para revisar puntualmente en qué tiempo tendremos, habremos de alcanzar el estado de fuerza que Uruapan necesita con elementos debidamente acreditados.

 

Hoy iniciamos aquí esta etapa también, agregando ya un número importante de compañeras y compañeros que se suman a lo que ya tiene el municipio para aumentar el estado de fuerza, pero en los siguientes días haremos que se aumente, lo vamos a revisar presidente.

 

Te pongo el caso que es emblemático, Apatzingán históricamente nunca había alcanzado su estado de fuerza, ahora lo tiene en coordinación y acuerdo con el Gobierno del Estado; así lo vamos a hacer en Uruapan, afortunadamente hay una muy buena coordinación y toda la disposición y el compromiso del presidente Víctor Manríquez.

 

A nuestras compañeras y compañeros de la policía, de verdad estoy profundamente agradecido por su entrega, dedicación, compromiso y que se la rifan todos los días para garantizar la seguridad de la población, de la sociedad en general. Y por ello, vamos a seguir haciendo todo el esfuerzo para que mejoren sus condiciones laborales, que mejore su salario, que mejoren sus prestaciones.

 

Estoy planteándole al secretario y a los presidentes municipales que hagamos cinco cosas: uno, es que tengan su seguro de vida; dos, que tengan seguro de acceso médico; tres, que tengan un seguro jurídico, porque ante alguna contingencia, a veces acaban los compañeros policías sufriendo o viéndose en alguna circunstancia adversa y casi siempre se quedan solos, desamparados y se acaba echándoles la culpa de cosas que ellos no hicieron, entonces que tengan una defensa legal.

 

Cuarto, un programa de vivienda para los compañeros de las corporaciones policiacas, y cinco, la construcción de un fideicomiso para que puedan ser becados sus hijos cuando tengan que ir a la universidad, en los casos que así se requiera.

 

Una cuestión adicional es que, como una cuestión de sensibilidad, porque hay muchas compañeras que son mamás, a ellas les estamos dejando que elijan, que tengan el derecho a elegir a qué región se quieren inscribir o dónde quieren estar para que no abandonen a sus hijos.

 

Una compañera que con frecuencia son mamás solteras, que tienen sus hijos en Zamora o en Morelia, pues no la vamos a mandar a Apatzingán o a Lázaro Cárdenas, sino más bien ella elige dónde se quiere ubicar. Y eso es para que ustedes estén tranquilas compañeras las que estén en esa circunstancia.

 

Luego también, el reconocimiento, porque es un trabajo muy valioso el que ustedes realizan. Ustedes dan la vida por la seguridad de los demás y eso tiene un valor muy alto que tenemos que reconocerlo, darle todo el reconocimiento que se merece.

 

Con ello pues, y termino para no abusar de su generosidad de escucharme, vamos a seguir trabajando, vamos a seguir la ruta. El problema de la inseguridad no es privativo de Michoacán, es un problema nacional, lamentablemente, cosa que no me alegra.

 

Pero aquí en el estado, los delincuentes no nos van a arrinconar, no nos van a intimidar ni nos van pasar por encima.

 

Los vamos a enfrentar con todo y el reto de la seguridad nos obliga a entrarle de frente y hasta donde tope. No nos asustan los delincuentes porque nos asiste la razón y porque somos una inmensa mayoría los que queremos la paz y la tranquilidad, y no por unos cuantos que medran con sus perversas actividades, nos van a someter a todos; la sociedad michoacana no va estar vulnerable ante los intentos de los grupos criminales de apoderarse de la paz y la tranquilidad.

 

No volveremos a los tiempos en donde los delincuentes mandaban en los municipios, en el estado y en todas las actividades económicas, eso no lo vamos a permitir de ninguna manera.

 

Por eso la importancia de esta coordinación cercana, de esta determinación valiente, firme, de que no nos van a atropellar.

 

Esto lo haremos de manera coordinada con el Gobierno de la República, con todas las instituciones, de manera central con el Ejército y con la Marina.

 

Que por cierto, yo condeno enérgicamente la agresión de la que fueron víctimas un grupo de elementos del Ejército Mexicano y les reitero nuestro compromiso y nuestro reconocimiento a nuestras Fuerzas Armadas, y el compromiso de que los delincuentes que cometieron este atropello, no se van salir con la suya, no va quedar impune ese hecho que lastima no solamente a una institución querida por los mexicanos, sino lastima a toda la sociedad, porque en cada soldado vulnerado y humillado, se lastima a la Patria, se lastima a México.

 

Por ello, no vamos a bajar la guardia y no solamente en el caso de los soldados, no vamos a permitir agresiones a compañeras y compañeros policías y que se queden impunes. Cero tolerancia, porque tendrán que entender los delincuentes que hay reglas, que hay leyes y que éstas se respetan, que hay instituciones y que éstas se respetan y que de manera rotunda les digo que a Michoacán se le respeta.

 

Porque Michoacán es un gran estado, Michoacán es mucha pieza. ¿A poco ustedes no se sienten orgullosos de ser michoacanas o michoacanos? Nos sentimos orgullosos de ser michoacanas o michoacanos y no vamos a ser víctimas o rehenes de unos cuantos bandidos, vividores que quieran lucrar con la violencia y la inseguridad.

 

¿Estamos de acuerdo? Entonces ¡qué viva Uruapan y que viva Michoacán!

 

Muchas gracias.