Llama Silvano Aureoles a conformar una pluralidad tolerante y equilibrada en Michoacán

  • El Gobernador fungió como orador oficial en el XXVIII aniversario luctuoso de Francisco Xavier Ovando Hernández.

Morelia, Michoacán, a 2 de julio de 2016.- La pluralidad nos exige tolerancia, equilibrio e inclusión, demanda la obligación de escuchar y entender al otro, creo en un sistema en donde todas y todos contamos y en donde todos cabemos; estoy convencido que el discurso recalcitrante, radical, que divide, excluye y sólo confronta, no contribuye a la sana edificación de la Patria, afirmó el Gobernador Constitucional, Silvano Aureoles Conejo, durante el XXVIII aniversario luctuoso de Francisco Xavier Ovando Hernández.

Con la presencia de Estela Carrillo Gallegos, viuda del político y de sus hijos Cuautli Ucámbeti, Xavier Caheri y Gerardo Cutzandi Ovando Carrillo, el mandatario estatal recordó la trayectoria de quien calificó como un valioso ser humano, estudiante y maestro nicolaita, leal colaborador e infatigable servidor público.

“Tengo el privilegio de encabezar un gobierno que postula los principios, valores e ideales por lo que han luchado mujeres y hombres como Xavier Ovando”, indicó Silvano Aureoles, al referir que los gobiernos progresistas y democráticos están obligados a gobernar bien, a ser eficientes y eficaces, y lo más importante, a entregar resultados, “porque al final del camino lo que importa es lo que le entreguemos a la gente”.

Enfatizó que un gobierno emanado de un movimiento progresista y democrático pone en el centro de su acción el bienestar social, pues señaló que queda claro que un gobierno progresista no significa gobernar en el desorden, ni permitir el abuso, ni se pueden, ni se deben imponer criterios unilaterales.

“Las vanidades o los narcisismos personales, son de alto riesgo para la democracia, la cual sólo se constituye en el colectivo y se ejerce para todas y para todos”. No podemos dijo, estar de manera constante en contra de todo y en favor de nada, sin construir, pues siempre será mejor fórmula buscar el diálogo y encontrar la unidad en la diversidad.

“Hoy, como Gobierno de Michoacán nos esforzamos por rescatar de la pobreza, la exclusión y la falta de oportunidades a millones de michoacanas y michoacanos, para hacer del Estado de Derecho una realidad contundente que ampare a todos por igual y que imponga el justo castigo a quienes abusan y delinquen”.

El mandatario sostuvo que en Michoacán, se cuenta con un proyecto que tiene visión de Estado y vocación de gobierno, conscientes de que el ejercicio público debe corresponder y responder al interés general, y se trabaja para erradicar la cultura del privilegio indebido y la corrupción, prácticas que vulneran profundamente a la sociedad.

“Las instituciones y las leyes se constituyen de reglas que debemos observar todas y todos, y nos marcan la pauta para gobernar bien. Cualquier derecho exigido por una minoría, por razonable y legítimo que sea, no debe pasar por encima de los derechos, también legítimos y razonables de las mayorías”.

Durante el acto, el Gobernador Silvano Aureoles, recordó que Xavier Ovando y Román Gil Heráldez, fueron privados de la vida en vísperas de las elecciones presidenciales de 1988, cuando el primero realizaba tareas trascendentales para la vida democrática nacional y aseguró que este 2 de julio es propicio para reflexionar sobre los hechos históricos de aquellos años, donde prevalecía una realidad muy distinta a la actual.

Al respecto, precisó que en aquel entonces el régimen político imperante controlaba de manera hegemónica la vida política, social y económica de la nación; cualquier posibilidad de alternancia quedaba definitivamente descartada, a excepción de algunos muy escasos municipios en los que por conveniencia se permitió que la oposición gobernara.

Por lo que era natural y comprensible que tal clima de opresión política, combinado con lustros de crisis y desastre económico, produjera un sentimiento legítimo de insatisfacción entre la ciudadanía, lo que produjo que millones de mexicanos y con la idea de transformar esa situación, se congregaron en torno a un proyecto común y a la candidatura presidencial del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, a quien le manifestó su admiración y respeto.

Dichos compatriotas, indicó Aureoles Conejo, aportaron generosamente su esfuerzo, su patrimonio, su tranquilidad y algunos incluso sus vidas, con tal de erradicar el autoritarismo, y entre ellos estuvo Xavier Ovando, quien con tal convicción se sumó a la causa democrática.

Esta lucha, afirmó, marcó un parteaguas en la vida pública que permitió el surgimiento de una nueva era para Michoacán y para México, donde la pluralidad y la alternancia son ya cotidianas; gracias a esa transformación se ha logrado que en México los votos cuenten y que la ciudadanía tenga a mano instrumentos efectivos para vigilar e impedir que su voluntad electoral sea burlada.

En ese transitar dijo, han ocurrido cambios importantes en el país en materia política, económica y social, sin desconocer que queda mucho camino por recorrer, muchos retos y desafíos por enfrentar, al señalar que quizá la inequidad y la injusticia sean los mayores retos.

“En honor a Xavier Ovando, Román Gil y todas y todos aquellos que murieron y perdieron su vida en aras de un México mejor, en el Gobierno de Michoacán somos congruentes y consecuentes con los postulados que nos dieron origen y empeñamos nuestro mayor esfuerzo en construir la Patria justa, generosa y próspera con la que ellos soñaron y por la que ofrendaron su vida”, afirmó Aureoles Conejo.

Durante el acto, Cuautli Ucámbeti Ovando Carrillo, hijo de Francisco Xavier Ovando, compartió una semblanza de su padre, en donde destacó su carrera como dirigente estudiantil, abogado, catedrático y político, quien en 1973 se integró al equipo del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en diversos puestos de la administración pública y quien fue asesinado el 2 de julio, cuatro días antes de los comicios presidenciales de 1988.

Al evento también asistió el secretario de Gobierno, Adrián López Solís; el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Medardo Serna González; el regente del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, Aldo Ulises Olmedo Castillo; el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, el diputado Pascual Sigala Páez; el secretario del Ayuntamiento de Morelia, Jesús Ávalos Plata, así como familiares de Xavier Ovando, funcionarios públicos y líderes partidistas.