Llama Gobernador a construir pacto que consolide nueva etapa en Michoacán

· El Gobernador asiste a la ceremonia con motivo del 201 aniversario de la instalación del Primer Supremo Tribunal de Justicia de la Nación, en Ario de Rosales.

 

· Afirma que se cumplirá en tiempo con la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal; presenta avance de un 85 por ciento en territorio michoacano.

 

Ario de Rosales, Michoacán, a 7 de marzo de 2016.- Es momento de demostrar que la mejor política, es el trabajo, y que las michoacanas y los michoacanos tenemos la determinación de construir un Michoacán de paz y bienestar para las presentes y futuras generaciones, afirmó el Gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo, durante la ceremonia del 201 aniversario de la instalación del Primer Supremo Tribunal de Justicia de la Nación.

 

En el municipio de Ario de Rosales, acompañado de los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial, el mandatario estatal aseguró que con esta conmemoración se continúan retomando los ideales por los que dio la vida don José María Morelos y Pavón.

 

En este marco, indicó que pronto se estará convocando para juntos construir un pacto que “nos permita edificar una mejor etapa para nuestra causa común, que es nuestro querido Michoacán; solamente de esta manera será posible sacar del discurso a la justicia social y concretarla en acciones que acaben con la desigualdad y la exclusión”.

 

Aureoles Conejo enfatizó que el más alto anhelo de los hombres es la justicia, que derive en progreso y equidad para la vida en comunidad. En este municipio, que es cuna de la justicia mexicana, las leyes tomaron el lugar de la armas para solucionar los conflictos.

 

Señaló que los ideales que inspiraron a don José María Morelos, a Andrés Quintana Roo y a Ignacio López Rayón, tenían una razón profunda, la construcción de una nación con instituciones que encauzaran la realidad social y cultural de la época; de esta forma dijo, da inicio la historia institucional de México con la Constitución de Apatzingán, con la instalación del Congreso Mexicano de Apatzingán, seguido por el Supremo Gobierno, hasta llegar al Supremo Tribunal de Justicia de Ario de Rosales, con lo cual, quedó cimentado el primer Gobierno autónomo de México con los tres Poderes del Estado.

 

Desde entonces, dijo, han transcurrido 201 años y hoy el reto máximo que se tiene como Estado es ser garante de una impartición de justicia con respeto pleno a los derechos humanos y el fortalecimiento de las instituciones, que permita alcanzar la justicia plena y superar el reto de la exclusión y la desigualdad.

 

Por ello, afirmó que en su carácter de Gobernador, consolidar la legalidad y el Estado de Derecho es una prioridad para que se pueda materializar el imperativo de la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal Adversarial Acusatorio, que vela por el bienestar de la víctima sin desdeñar los derechos humanos del implicado.

 

En ese tenor, precisó que se ha avanzado de manera muy significativa en la materia, ya que a la fecha se tiene una cobertura del 85 por ciento en territorio estatal, restando solamente la región de Lázaro Cárdenas y de Apatzingán, en donde está previsto darle vigencia a partir del 9 de mayo, para que sea una realidad en todo Michoacán.

 

Como titular del Poder Ejecutivo, manifestó que ha direccionado el trabajo al fortalecimiento institucional, al tiempo que refrendó su compromiso con el Poder Judicial para mantener la coordinación cercana, y de esta forma alcanzar el anhelo superior de que Michoacán tenga una justicia pronta y expedita; de igual manera reiteró al Legislativo su disposición de caminar juntos por el bien de la entidad.

 

Ahí reconoció la labor de las y los juzgadores, así como de los servidores públicos del Poder Judicial, por lograr que la justicia se conduzca con responsabilidad y apego al respeto pleno de los derechos humanos.

 

Juntos, aseguró el Gobernador, “estamos haciendo y vamos hacer de Michoacán un estado de tranquilidad y progreso constante donde todos tengamos acceso a la justicia, donde todas y todos gocemos de las mismas oportunidades”.

 

En su turno, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Marco Antonio Flores Negrete, indicó que la instalación de este órgano fue el momento culminante en la construcción de la estructura orgánica que hasta la fecha permanece y conforme a la cual se rige y ordena la vida social.

 

La justicia, apuntó, es la base del derecho, particularmente del que se caracteriza por satisfacer las necesidades sociales más apremiantes y promover la democracia. El magistrado indicó que hoy como ayer, la ciudadanía espera de sus jueces y juezas una labor eficaz, eficiente, de calidad, pronta y expedita, tras señalar que la visión y misión atribuidas a la Judicatura Mexicana, permanecen indelebles y con mayor fuerza; independencia e imparcialidad siguen formando la piedra angular de los Poderes Judiciales.

 

Para la Judicatura michoacana, destacó Flores Negrete, resulta esencial apegar su actuar a los criterios de transparencia, oportunidad y atingencia. “Es necesario hacer realidad el ideario de quienes hace poco más de dos centurias no dudaron en sacrificar comodidades y seguridades, en aras de hacer viable nuestra Nación, de manera especial el ideario de Morelos debe rescatarse de las líneas discursivas y hacerlo realidad viva y actuante”.

 

Después de encabezar la ceremonia, el Gobernador acompañado de demás autoridades, acudió a la sede histórica del Supremo Tribunal de Justicia de la Nación, para realizar un recorrido y la firma de libro de visitantes distinguidos.

 

Durante el evento también estuvo presente, el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Raymundo Arreola Ortega; el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Medardo Serna González; Cenobio Hernández Lara, presidente municipal de Ario de Rosales; diputadas y diputados, integrantes del Poder Judicial y funcionarios de los tres órdenes de gobierno.