Inauguración Jornada Estatal para la Prevención del embarazo en Adolescentes

Morelia, Michoacán
1 de marzo de 2016

Bienvenidas, bienvenidos. Me da gusto que estemos en este evento que pone en marcha las jornadas de la información, de capacitación, de comunicación en torno a un tema fundamental para alcanzar la inclusión, la justicia en un tema tan importante como es la igualdad de género. Muchas gracias por su presencia.

Saludo a la magistrada sustituta del Poder Judicial, al señor diputado presidente del Congreso del Estado, a las señoras secretarias de Igualdad Sustantivita a Fabiola; a la doctora Silvia Figueroa, a la secretaria de Educación; al secretario de Salud, al señor director de Cobaem, a la directora del DIF, a la directora del Instituto de los Jóvenes, muchas gracias Fernanda…muchas felicidades estás invitada a Morelia de manera permanente.
Agradecerles a ustedes su presencia, muchas gracias diputadas y señores diputados que hayan hecho un espacio en sus agendas para acompañar al inicio de estas jornadas.

Les agradezco sinceramente a mis compañeros del Gobierno, del Gabinete del Gobierno del Estado, a los servidores y servidoras públicas en general aquí presentes y a los medios de comunicación muchas gracias por acompañarnos.

Me da mucho gusto saludar aquí a muchos y muchas jóvenes del Colegio de Bachilleres de Michoacán, gracias muchachos por venir y un aplauso para ustedes por dar inicio a estas jornadas.

Se juntan aquí dos grandes temas, por un lado la necesidad de trabajar de manera muy intensa, con orden, con método para que podamos atender un problema que sin duda es de carácter social, pero que se convierte en una preocupación permanente del Gobierno.

Estaba viendo algunas de las cifras, ya la maestra Fabiola nos proporcionó algunos datos, pero la cifra es reveladora. El 25 por ciento de los embarazos ocurren en mujeres que tienen 18 años o menos, significa que un porcentaje muy alto de jóvenes o adolescentes tiene que abandonar su tarea principal que debe ser formarse académicamente, estar en la escuela, en alguna actividad formativa donde muchos y muchas, pero sobre todo los jóvenes, abandonan su tarea de estudio porque ya tienen un embarazo temprano. No es un ningún pecado ni ningún delito, pero esa condición limita la posibilidad de que una joven pueda concluir adecuadamente sus estudios y pueda lograr su formación profesional y, con ello también la autonomía y la independencia.

Y junto con ello que se convierte este fenómeno, en mucho de los casos, a falta de información en un problema de salud; por eso la importancia de que nuestras jóvenes y nuestra juventud tengan la información adecuada, información oportuna, acompañamiento para que puedan tomar decisiones acertadas y no trunquen el desarrollo de su vida.

El día que fui a Huandacareo fui a cortar el listón de una escuela preparatoria y me acompañaron la diputada Belinda y estaban los jóvenes porque fuimos a inaugurar el alumbrado público de la escuela y mientras el resto de los jóvenes estaban platicando y divirtiéndose había una compañera que tenía que estar cuidando a su niño porque a esa edad apenas estudiando la preparatoria, ya es mamá y sin duda eso lo ilustra muy bien con la charla que nos dio nuestra amiga con respecto a su experiencia personal, pero así vemos mucho y lo mejor que podemos hacer ahí es hacer llegar la información oportuna y adecuada a nuestros jóvenes a través de la escuela que sin duda es un pilar importante y qué bueno que lo estemos haciendo en el Colegio de Bachilleres.

Y que esto lo podamos hacer en todas nuestras escuelas, que se pueda acercar la información, información sólida, adecuada, que no distorsione y que les dé las herramientas y los elementos a las jóvenes para que tomen una decisión adecuada.

Porque nosotros estamos absolutamente claros y claras que la riqueza más grande que tiene Michoacán son sus niños, niñas, jóvenes y adolescentes. Es lo más valioso que tenemos y esa riqueza hay que encauzarla bien con políticas públicas adecuadas en materia de educación, en materia de integración familiar, porque necesitamos sacar del riesgo a nuestros jóvenes. El riesgo de un embarazo temprano que transforma su vida, a lo mejor no siempre la arruina pero sí transforma su vida. Tiene que reorientar su rumbo, sus metas porque ya no se pudo, “quería estudiar, quería ser doctora, abogada pero ahora tengo que cuidar a mi hijo y ya no pude seguir estudiando”. Si hay la información adecuada estoy seguro que se puede trazar una ruta mejor para una joven en la edad adolescente.

En general, lo que tenemos que hacer es apoyar a nuestros jóvenes porque ustedes son el presente y el fututo de nuestra sociedad. Son quienes habrán de tomar las riendas del destino de nuestra sociedad en un mediano plazo, pero para eso debemos de darles las herramientas adecuadas para que puedan trazar una ruta que sea de satisfacción y de un futuro esperanzador.

Por eso necesitamos sumar esfuerzos los Poderes del Estado, las instituciones, sobre todo las más cercanas a los jóvenes, las instituciones de educación y qué mejor que empezar a la edad en donde más dificultades hay. Es triste, pero para nuestros jóvenes una buena parte de ellos corren el riesgo de ser víctimas de abusos, de engaños y de atraerlos hacia actividades que les destruyen su vida. Una de ellas también es el tema de las drogas; en lo que va en estos últimos seis meses en algunas regiones del estado se han destruido muchos laboratorios, laboratorios de droga que destruyen a nuestra juventud y que sólo vamos a poder alejarlos de ahí con la información adecuada y con las acciones de integración y de cuidado, por eso felicito este iniciativa compañeros, compañeras de Gobierno a representantes de fundación y de instituciones de ayuda porque necesitamos acelerar el paso en acciones que ayuden a nuestros jóvenes.

En el caso de las mujeres, alejarlas del riesgo de un embarazo no deseado. En el caso de los jóvenes sacarlos del riesgo de caer en las garras de las drogas o de los grupos delincuenciales que también los usan y luego los abandonan adictos a las drogas o asociados a algún hecho de delito. No es un asunto menor, es un asunto de la mayor importancia porque está en juego lo más valioso que tenemos: nuestros jóvenes.

Por eso estas acciones nos van a ayudar, los talleres, los cursos, la información escrita todo lo que esté a nuestro alcance hay que hacerlo y también tenemos que hacer otras cosas, buscarles actividades recreativas y formativas a nuestros jóvenes: el arte, cultura, la danza todo aquello que les ayude a generar un presente y un futuro de esperanza.

Comparto con ustedes que es altamente probable, en eso de la búsqueda de construir instrumentos y herramientas para ayudar a ello, es probable que en esta misma semana estemos iniciando el programa integral de becas para apoyar nuestros jóvenes. El dinero que faltaba para complementar el programa, ayer en una larga reunión con el Secretario de Educación me contestó positivamente de que la parte del dinero que nos faltaba para completar el programa integral de becas lo va a poner la Secretaría de Educación Pública federal, la parte que nos hacía falta. De tal manera que mi preocupación de que no alcanzáramos la meta de las 50 mil becas está resuelto. Con la gestión de ayer tenemos el recurso para alcanzar la meta de las becas. Le vamos a dar becas este año a 50 mil jóvenes desde tercero de secundaria hasta tercero o cuarto año de universidad.

Y algo muy importante que con esta beca que vamos a dar que con esta mezcla del Gobierno Federal y Estatal vamos a sacar a 50 mil jóvenes que hoy se encuentran por debajo de la línea de pobreza, es decir que con esto vamos a sacar a 50 mil mujeres y hombres de la clasificación de seres humanos en condición de pobreza y ello les va a ayudar a resolver lo básico para seguir estudiando y construyendo un mejor futuro. Eso es una buena noticia para nuestros jóvenes.

Y en otros temas, Fabiola, doctora Figueroa, Giulianna, hay que acelerar el paso en materia de deporte, aquí está la compañera Edna, para que armemos un programa integral en el manejo de sexualidad, pero también de información con respecto al daño que provocan las adicciones y las drogas. Con información adecuada de lo que destruye y transforma sus vidas, asociarse o juntarse con personas que los invitan a cometer delitos. Información precisa y adecuada de todo lo que se pueda construir en la ruta de un camino de bienestar y esperanza y, con ello, estaremos cumpliendo el objetivo de trabajar para alcanzar la meta de una sociedad incluyente e igualitaria lo que hoy se conoce en igualdad sustantiva de lo que Fernanda nos ha dado una muy buena cátedra de cómo comportarnos, cómo respetar a la compañera o al compañero; reconociendo plenamente sus derechos donde no somos adversarios, donde no es un pleito de mujeres contra hombres sino que es una ruta de complementariedad, donde se complemente el trabajo de las mujeres y de los hombres. No será una tarea sencilla porque hay un asunto cultural, el hecho de tener preferencia con atención a los varones y no a las mujeres, es un asunto que se tiene que trabajar mucho en el seno familiar y estoy seguro que con estas acciones vamos a tener resultados positivos.

Muchas gracias.