Inauguración Foro Internacional “Michoacán Gobernanza y Desarrollo Democrático”

Morelia, Michoacán
26 de enero de 2017

Amigas y amigos:

Sean bienvenidos a este Foro Internacional Michoacán 2017 “Gobernanza y Desarrollo Democrático”, que se enmarca en los festejos del Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Debo recordar que desde el 2001, celebramos en tierras michoacanas este encuentro de reflexión, análisis y propuestas en beneficio de Michoacán y de nuestro país.

El objetivo es aportar mayores elementos de juicio para formar conciencia entre la ciudadanía, y así brindar o construir mejores herramientas para quienes tomamos decisiones de política pública.

Agradezco la participación de las distinguidas personalidades que nos acompañan y que son reconocidos en los ámbitos político, académico, social e internacional que hoy nos acompañan.

La Gobernanza es la interacción entre quienes desarrollamos la compleja tarea de gobernar y los gobernados, para construir acuerdos; sumar voluntades con la ciudadanía, con el fin de darle fortaleza y construir instituciones, normas y leyes, para alcanzar objetivo supremo para construir soluciones a los principales problemas y necesidades de la población. Se trata y más en estos, tiempos de gobernar corresponsablemente con la sociedad.

Ante el cambiante y adverso contexto internacional, hemos sido testigos en los meses recientes, derivado de la decisión ciudadana, de hechos sorprendentes como la salida del Reino Unido de la Unión Europea, así como los resultados electorales en los Estados Unidos de Norteamérica, situaciones que hacen aún más compleja esta tarea de la gobernanza nacional e internacional.

Hoy más que nunca es indispensable establecer acuerdos entre gobierno y sociedad, así como las consecuentes acciones en defensa de nuestra dignidad y de la soberanía nacional.

Para lograr lo posible de lo deseable, con miras altas de metas y objetivos que permitan construir mejores formas de participación para, en la sustentabilidad y en la sostenibilidad, seguir fortaleciendo la armonía social y los nuevos senderos para la libertad y la justicia.

El reto es grande, estamos transitando en nuestro régimen democrático y a 15 años de alternancias en el gobierno federal y más de 30 en los gobiernos estatales, los resultados aún no son los esperados, aún así se expresa en el ánimo de los ciudadanos, y hoy la clase política se encuentra seriamente cuestionada, o nos encontramos seriamente cuestionados.

De ahí la importancia de este encuentro internacional que busca incorporar experiencias de diversas latitudes que renueven y optimicen ideas y propuestas, para hacer más eficiente la institucionalidad en armonía con las demandas de los grupos sociales.

La percepción juega un papel fundamental en la gobernanza, la confianza condicionada es oportunidad de encuentro para juntos, sumar esfuerzos a favor de nuestros ciudadanos.

Hoy nuevas amenazas se ciernen sobre nuestro país con la transformación que se avizora en la relación bilateral entre México – Estados Unidos. Para encararlas, en consecuencia, es indispensable tener todas las herramientas que nos permitan la plena gobernanza.

Hace apenas unos días, en su primer mensaje el presidente de los Estados Unidos, ratificó su postura anti libre comercio, a través de un discurso enfocado a enaltecer el espíritu nacionalista, amparado en la bandera del proteccionismo.

Paradójicamente, dos días antes, en el discurso inaugural del Foro Económico Mundial de Davos, el presidente de la República Popular China, ofreció una apasionada defensa del libre comercio y la globalización y exhortó a los líderes mundiales a decir “no” al proteccionismo y sí a la cooperación internacional, SÍ a la inversión productiva global y SÍ a la construcción de una economía mundial fuerte y próspera.

Es este mundo al revés, el secretario general del Partido Comunista chino, irónicamente, está apareciendo como el gran defensor del sistema globalizado, que por tanto tiempo tuvo en Washington a su más ferviente promotor.

Mientras tanto, en Estados Unidos, el hogar del libre mercado, un nuevo presidente dice que las actuales reglas del comercio mundial deben ser desechadas.

Pero no sólo eso, el presidente de los Estados Unidos, en sus primeras medidas anuncia la construcción de un muro fronterizo entre México y Estados Unidos, deportaciones y revisiones de tratados comerciales, lo que lo ha convertido en una fuente de incertidumbre y división global.

Amigas y amigos todos:

Reconozcamos y pongámosle nombre, la construcción de un muro fronterizo es un acto hostil, que envía un mensaje terrible al mundo; es una señal de rechazo no sólo contra México, sino contra toda América Latina.
El gobierno mexicano debe oponerse por completo a su construcción, México debe hacer uso de todas las herramientas jurídicas, políticas, ambientales, sociales, culturales y regionales para detener su materialización.

México es hoy la 13 economía mundial, un país de más de 120 millones de personas y sin duda uno de los principales socios estratégicos de los Estados Unidos, tanto por las cuantiosas inversiones de capitales mexicanos en aquel país, como por el millonario intercambio comercial entre ambas naciones, lo cual llama en consecuencia, a una relación cordial y de respeto.

El Estado mexicano ha privilegiado el diálogo y la negociación en la relación bilateral con Estados Unidos, pero lamentablemente la postura asumida por el Presidente de Estados Unidos, muestra que su fin no es la búsqueda de acuerdos sino la imposición de sus ideas radicales y regresivas, pasando por encima de cualquier razonamiento legal e incluso de carácter humanitario.

A las medidas anunciadas en días anteriores se suma el mensaje de esta mañana del presidente estadunidense, en donde condiciona la relación de su país con México al pago de la construcción del muro fronterizo. Esta actitud hacia México es inaceptable.

Como la mayoría de los mexicanos, estoy plenamente convencido que el Presidente Enrique Peña Nieto, debe decir no y no debe asistir al encuentro programado para el 31 de enero con su homólogo norteamericano, no debe exponerse a una nueva emboscada, a una humillación a nuestra Nación.

Por ello, invito respetuosamente al presidente Peña Nieto a decir no al Señor Trump, no a las intimidaciones. No a las ofensas. No a reuniones condicionadas. No a las amenazas. Y no a negociaciones de rodillas.

No debemos tolerar ni justificar faltas de respeto a nuestra Nación. El respeto y la dignidad no son negociables.

Hoy más que nunca se requiere una actitud en defensa de la Patria, de unidad y fortaleza del mercado interno para demostrar la fuerza de este gran país.

El pensamiento del Presidente Benito Juárez, es sin duda un referente en la relación entre las personas y los pueblos. “El respeto al derecho ajeno es la paz, y más allá, los valores: ley, razón, respeto, democracia, libertad y autodeterminación de cada pueblo, son imperecederos y universales e insustituibles para la equidad, la vida y la dignidad humana.”

De ahí la importancia de la gobernanza en temas internacionales, donde estado y sociedad civil, con mecanismos técnicos y prácticos, conlleven las soluciones a temas globales.

Amigas y amigos:

A pesar de los diversos enfoques ideológicos que cada quien postula y de la militancia que cada quien elija, empezando por las distintas fuerzas políticas de nuestra Patria, estoy cierto que priva en todos nosotros el amor a México y el empeño y compromiso haremos todo lo que esté a nuestro alcance para salvaguardarlo de las amenazas externas, como también el anhelo de garantizar la justicia social.

Este encuentro nos permitirá escuchar y aprender de valiosas experiencias y propuestas de gente con vasta trayectoria en diferentes ámbitos de la vida pública.

Sin duda, tal será el caso de la Conferencia Magistral impartida por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, referente histórico y actor vigente por más de tres décadas.

Hoy subsiste una necesidad impostergable de asumir un decidido compromiso, en corresponsabilidad con la ciudadanía para una auténtica reconstrucción del tejido social, mejoramiento de la economía y social de México.

Tengo la certeza que este Foro Internacional Michoacán 2017, abonará a la unidad de criterios y al compromiso de voluntades que hoy nuestra nación demanda.

Agradezco nuevamente a todos los que hicieron posible este evento, a los organizadores encabezados por el Instituto Estatal de Administración Pública y de la Secretaría de Gobierno, para que nos lleve a buen fin este evento que nos convoca.

Muchas gracias.