Inauguración del Teatro Juárez

Zitácuaro, Michoacán
5 de febrero de 2016

Debo destacar que cuando se decidió cumplir este compromiso, una buena parte de los que hoy estamos aquí, del equipo que hoy estamos en el Gobierno del Estado, nos tocó tomar decisiones en el municipio y compañeros que fletaron con todo para que pudiese concretarse el proyecto inicial de la obra. Destaco en ese momento, el ingeniero Pascual Sigala era tesorero del Ayuntamiento, muchas gracias señor diputado, y posteriormente el licenciado Carlos Maldonado que se hizo cargo de esa instancia también, junto con un equipo le dio seguimiento al proyecto.

A todas, a todos, mi más sincero agradecimiento por hacer posible lo que hoy estamos viendo.

Es un gusto pues para mi estar con ustedes el día de hoy, queridas paisanas, paisanos, en este día tan especial donde vemos un sueño cristalizado, un sueño hecho realidad, un anhelo largamente acariciado por todos y todas las y los zitacuarenses. Lejos de la espera, desde que el original Teatro Juárez se destruyera en 1947, como ustedes recordarán, la construcción del nuevo teatro, de este inmueble, inició desde hace ya 15 años, 15 años se fueron pronto, cuando previo a ello, siendo yo candidato a la Presidencia Municipal de Zitácuaro, me comprometí a construir el Teatro Juárez y así lo hice al iniciar mi Gobierno en el año 2002, un compromiso que recogí, una petición reiterada que recogí de la gente de poder construir el Teatro Juárez, que simboliza, concentra una parte importante de la historia de este querido pueblo.

Y se iniciaron los trabajos con mucha esperanza, con el deseo de ver concluida la obra, por razones ajenas a mi voluntad, no fue posible concluirla en los tiempos proyectados inicialmente, las circunstancias me llevaron a mí a hacerme cargo de otras tareas y la obra se quedó sin continuar su construcción, también por diversas circunstancias la obra se quedó como sucede con mucha frecuencia con grandes obras, que se inician y ahí se queda, el Teatro Juárez también se quedó sin concluir y continuar sus trabajos.

Y para mí fue muy doloroso no solamente por lo que significa -fundamentalmente por lo que significa-, pero además pues era como una tortura, yo vivo muy cerca de aquí y al pasar de manera frecuente por la avenida Hidalgo Oriente, ver solamente obra negra, una obra tirada, una obra sin atención, como dijo la frase del video que acabamos de ver donde destaco, ya se me quedó grabada, “en el tiempo y el descuido”, en el tiempo y el descuido así se acabó el Teatro Juárez, teatro querido por el pueblo de Zitácuaro, el tiempo y el descuido; pero con el paso del tiempo, las cosas pudieron cambiar, al llegar por segunda ocasión yo al Congreso en el año 2012, lo primero que yo traía en la mente al representar nuevamente al Distrito de Zitácuaro, en el Congreso Federal de la Cámara de Diputados, lo primero que yo traía en la mente era etiquetarles recursos federales -conscientes de la realidad financiera municipal- para poder concluir esta importante obra, y así lo hice, fueron varias decenas de millones de pesos que afortunadamente estos no cayeron en la licuadora y pudieron venir a hacer realidad la terminación del Teatro Juárez.

Si bien se iniciaron los trabajos en ese tiempo y se avanzó en buena medida, en realidad los trabajos que pudieron concretar lo que hoy estamos viendo, empezaron de manera intensa alrededor de hace unos cinco meses, con el inicio del gobierno de mi amigo Carlos a quien le agradezco mucho que le haya puesto atención a esta obra. Por eso vale la pena destacar que en poco tiempo se concretó la parte que faltaba y que hoy podamos estar cortando el listón.

Pero además lo estamos haciendo en una fecha muy emblemática para Zitácuaro, el 5 de Febrero es también la referencia obligada de las festividades de Zitácuaro, 5 de Febrero, el Aniversario de la Constitución, el Día de los Constituyentes, qué mejor día para inaugurar el Teatro Juárez que no sea el 5 de Febrero, una fecha también muy querida para el pueblo de Zitácuaro, por muchas razones, tiene que ver con algo de cercanía popular, la Feria de Zitácuaro, eso me anima mucho y me entusiasma, porque además es el aniversario de la Constitución y qué mejor en este día y con el nombre de un gran mexicano, Benito Juárez, el Teatro Juárez.

Fue sin duda Juárez un hombre reconocido en su tiempo, pero lo es de todos los tiempos; sus postulados tienen hoy vigencia, sobre todo en lo que se refiere a la formación de un estado civil, moderno, inspirado en un liberalismo auténticamente mexicano, laico, racional y progresista. Juárez, el nombre de este Teatro, personifica al ciudadano universal que sigue vivo y seguirá sin duda en la conciencia social. A Juárez le tocó vivir épocas muy complejas, muy difíciles pero que finalmente permitieron la consolidación de la República, y marcó sin duda un parte aguas en la historia nacional con su protagonismo en los grandes cambios que hicieron el México de hoy.

Entre los legados de Juárez, destaco por la importancia del nombre que lleva nuestro Teatro, destaca su tarea ferviente en defensa de la Patria y en defensa de los derechos humanos; es la figura de Benito Juárez la que encarna los ideales más profundos de esta corriente de pensamiento que aquí en Zitácuaro tuvo marcada repercusión; Zitácuaro, queridas amigas amigos, es un pueblo liberal, es una tierra de grandes hombres y grandes mujeres, de gente generosa, de lucha, pero con un pensamiento muy liberal. Les decía el otro día que ha sido tan liberal Zitácuaro, que me dejaron ser presidente municipal sin ser yo nacido en este lugar, y así pudiéramos enumerar muchas hazañas de la gente de Zitácuaro.

Por ello es indispensable reconocer el papel de este extraordinario hombre en la tierra también de Zitácuaro, porque fue Juárez justamente también quien le dio el título de Heroica Ciudad de Zitácuaro; Juárez le dio este título después de haber conocido y valorado las grandes hazañas del pueblo zitacuarense y los momentos en que por tres veces Zitácuaro fue incendiada, en 1812 y luego dos veces en la época de Juárez.

Por eso para mí es un enorme orgullo, doble orgullo, como Gobernador de Michoacán y como zitacuarense, que lo soy de corazón y por adopción, que me siento inmensamente satisfecho que el día de hoy estemos entregándole al pueblo de Zitácuaro concluido este proyecto, que devuelve a la tres veces heroica ciudad de Zitácuaro un digno y majestuoso espacio para albergar las manifestaciones de la cultura y las artes; de verdad amigas, amigos de Zitácuaro, muchas felicidades por lo que hoy está sucediendo, muchos años han pasado, muchas vicisitudes, pero hoy la sociedad zitacuarense recupera parte importante de su historia y destaca sus valores cívicos y culturales.

Recordemos que a finales del Siglo XIX los zitacuarenses de ideología liberal progresista construyeron el Teatro Juárez y como lo vimos en el video utilizando materiales de la región, de la zona en donde la gente participó activamente. También usaron materiales de la llamada “parroquia vieja” con el propósito de honrar la memoria de Juárez y la Constitución de 1857 y las Leyes de Reforma.

El desaparecido Teatro Juárez de Zitácuaro fue un símbolo de identidad de sus habitantes, en sus orígenes era un teatro cívico donde los liberales de la época Porfirista efectuaban el rito de sus jornadas cívico-literarias y donde toda la población conmemoraba solemnemente con espíritu patriótico las fechas del 5 de Febrero y del 15 de Septiembre.

Así lo narra nuestro querido amigo, aquí lo dijimos pero está aquí presente el maestro Crispín Duarte Soto, que nos relata en varios de sus libros –lo saludo con gusto maestro- sobre la historia de estas tierras, la historia de Zitácuaro, fuentes documentales de los pueblos, villas o ciudades de Michoacán en el Porfiriato, también nos reseñan que para 1900 en el Teatro Juárez se presentaban obras como “Valentín”, “El guardacostas”, “4 campanadas” y “El Jordán”, llevadas a escena de una manera magistral por el actor Ricardo Vega que además era director de una compañía teatral. Desgraciadamente años más tarde se destruyó el inmueble original debido a un incendio el 22 de octubre de 1947, lo que llevó a su posterior demolición.

Pese a los esfuerzos y argumentos de ciudadanos por reconstruirlo o edificar un nuevo teatro en el mismo sitio, no se pudo concretar y años más tarde las autoridades -que ya se mencionó aquí también- destinaron el terreno para la construcción de nuevo teatro.

Decía hace un rato el señor Presidente Municipal que ojalá en un futuro, en muchos lugares, en lugar de lugar del mercado o en sitios de mercados estemos construyendo más espacios para la cultura y estemos construyendo más teatros.

Eso queda atrás amigas y amigos, y hoy abrimos en el nuevo Teatro Juárez de Zitácuaro, muestra que en Michoacán le apostamos por el arte y la cultura para ser una sociedad más justa, más unida y más fuerte. Esta es una manera de honrar también la memoria de grandes hombres de estas tierras como el insurgente Benedicto López, o el doctor Samuel Ramos, otro escritor y miles de ciudadanos y ciudadanas que siguen dando testimonio de que Zitácuaro es cuna de hombres y mujeres con ideales liberales, con ideas de libertad.

Por ello no podía ser más satisfactorio para mí, de verdad se los digo con todo mi corazón, ver concluida esta obra, quizá nos queden detalles pero los vamos a arreglar y este va a ser un extraordinario sitio de encuentro.

Le he pedido al Presidente Municipal, le he sugerido que pronto se puedan hacer convenios con otras ciudades que tienen muchas riqueza de cultura, quizá con estados vecinos, el Distrito Federal y también nosotros desde la capital del Estado, le estaba diciendo al Secretario de Cultura, vamos a hacer convenio con el Municipio para que podamos descentralizar la cultura, que es una de las preocupaciones de que casi todo se concentra en la capital, todos los festivales en la capital, toda la presencia del teatro o del cualquier expresión artística o cultural se queda en la capital, vamos a descentralizar a los municipios, a las regiones y este será sin duda una gran oportunidad para que así suceda.

Queridas amigas, amigos de este Zitácuaro aquí veo gente muy reconocida, saludo a mis amigos de la radio, Juan gracias por acompañarnos; veo a hombres de empresa, los hermanos Zepeda, Enrique y Carlos gracias por su presencia; y gente de la Academia; y saludar al presidente de Angangueo gracias por estar con nosotros, hay algunos presidentes que creo que no he saludado y digo, y creo que también de Susupuato, de Juárez gracias. También señor diputado muchas gracias, diputado por este Distrito y a todos, nuestro amigo integrante del Consejo de Atención a Víctimas, gracias por acompañarnos.

Me restaría reiterarles mi compromiso de que, lo que me comprometo lo cumplo, ese es el reto y yo estoy profundamente agradecido con la gente de Zitácuaro, de Michoacán en general, pero en particular con el pueblo de Zitácuaro, porque han sido muy generosos conmigo, me siento a gusto, en mi casa como lo es, pero además me siento querido y quiero decirles que es recíproco, no dudo que a alguien no le caiga yo bien, es normal, también se vale, pero en general he tenido la posibilidad de la cercanía con gente, con familias de Zitácuaro, con quienes he sentido y ofrezco siempre la reciprocidad, de mucho cariño y quiero agradecerle de manera especial al doctor Beamonte que esté acompañándonos esta noche, gracias. Qué bueno que están aquí, así como otras familias, la familia Jiménez Coronel, otras familias que no le sigo porque voy a quedar mal, pero la verdad con mucho cariño, con mucho aprecio y respeto.

Y decirles que estamos armando un plan integral para atender a Zitácuaro, vamos a iniciar aparte de estas obras que estamos entregando, un paquete de obras muy significativas para Zitácuaro y espero en poco tiempo también estar poniendo la primera piedra de lo que será el proyecto turístico más importante del estado, es la Presa del Bosque, que va muy avanzado, va en varias etapas pero se está terminando la última, se está terminando el proyecto y que eso será lo más significativo y otras cosas. Y no me detengo por razones de tiempo, pero es un paquete completo de obras para Zitácuaro y para la región, porque es la gran oportunidad; mi compromiso con Zitácuaro aún no ha terminado y quiero de verdad concluir muchas obras que sean de beneficio para esta tierra y para las ciudadanas y ciudadanos de este municipio.

Hacer cosas interesantes que en su momento habremos de presentárselas, por lo pronto le he pedido a otro compañero también de aquí, al licenciado Adrián López, Secretario de Gobierno, que se haga cargo de darle seguimiento de manera puntual con una contraparte federal y los gobiernos municipales, para ver con mucho detalle las obras que vamos a hacer en el municipio, quiero levantar la bandera blanca aquí de los servicios de salud, pronto vendremos a inaugurar la ampliación del Hospital General, ya está terminado; vamos también a construir una clínica, está autorizada una clínica del Seguro Social, una clínica del IMSS para completar los servicios de salud.

En educación, terminar de reparar, de atender todos los espacios educativos, desde kínder hasta lo que tengamos de nivel superior, y pronto señor rector quiero que terminemos el acuerdo para traer el campus de la Universidad Michoacana al Oriente, a Zitácuaro.

Muy pronto habrá que dar inicio a las obras para el tramo de carretera que conecta directo Zitácuaro con Toluca y el Distrito Federal, está todo, solo es un problema de los recursos (…) un problema que seguramente se resuelve en un par de semanas y debe de iniciar esta obra. Pero otra más importante que está en proyecto ya, es la conexión de Zitácuaro con la Autopista de Occidente (…) eso va permitir conectar Tuxpan-Ciudad Hidalgo-Maravatío, es una buena noticia porque va quedar conectado también por una vía rápida Zitácuaro con el centro del país, con el Bajío.

Entre otras cosas, no abundo más porque el tema que nos reúne es el Teatro Juárez, la inauguración, su conclusión, cosa que reitero, me deja un grato sabor, me voy contento de haber cumplido con este compromiso. 15 años pasaron, 15 años, pero se hizo realidad y eso es lo que vale y tengan la seguridad de que en esta etapa que me toca cumplir esta responsabilidad como Gobernador del Estado, los otros proyectos que están pensados y planeados para Zitácuaro, se van a completar, se van a hacer.

Felicidades a Zitácuaro, felicidades y muchas gracias amigas y amigos.