Firma de convenio de colaboración interinstitucional con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

Morelia, Michoacán
15 de abril del 2016

Buenos días, señor Rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, gracias por recibirnos, gracias por sus palabras, me siento muy contento, muy honrado de estar en esta gloriosa institución que es la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, nuestra Universidad, en donde se han escrito y se seguirán escribiendo tantas páginas de la historia de México, tanta historia de nuestra Patria. Yo creo que en buena medida, como lo han expresado muchos, las venas de la República pasan por Michoacán, pero esas venas tienen un origen y ese es la Casa de Hidalgo, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Muchas gracias por recibirnos, gracias por sus palabras, agradecerle a este nutrido presídium que hoy nos acompaña, destaco la presencia de los señores presidentes de los Poderes. Señor presidente del Supremo Tribunal, magistrado Flores muchas gracias; señor presidente del Congreso, diputado Arreola gracias por su presencia, a los integrantes del Grupo de Coordinación Michoacán les agradezco que nos acompañen en este acto, a los señores diputados, agradezco la presencia de tres, presidenta y presidentes de comisión del Congreso; la diputada Xóchitl, presidenta de la Comisión de Educación; diputado Juan Bernardo Corona, presidente de la Comisión de Justicia y el diputado Wilfrido Lázaro, presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Protección Civil del Honorable Congreso del Estado.

A representantes de organizaciones sociales hoy aquí presentes, a distinguidas y distinguidos académicos, investigadores, maestras, maestros, estudiantes de la Universidad y de otras instituciones que hoy nos acompañan aquí. Destaco también la presencia por lo que significa para Michoacán la presencia del señor general Francisco Morales Cazares, comandante de la 21 Zona Militar con sede en Morelia y a nuestras amigas y amigos de los medios de comunicación, muchas gracias.

La verdad es que faltaría poco por decir, una vez que tanto el señor Rector como el Secretario de Gobierno han ilustrado las razones que nos convocan hoy aquí, pero no está de más compartirles algunas reflexiones ante tan distinguido auditorio, este extraordinario auditorio de michoacanas y michoacanos y agradezco también la presencia de mis compañeras y compañeros titulares de otras áreas del Gobierno, la presencia aquí de la ex rectora, titular de Educación, la doctora Figueroa muchas gracias secretaria, así como varios compañeros del gabinete del Gobierno Estatal y Federal.

El tema que hoy nos junta tiene la mayor relevancia para Michoacán, distinguidas y distinguidos amigos, que podamos aprovechar nuestras fortalezas para enfrentar los retos del presente y del futuro. Y una de esas grandes fortalezas es nuestra Universidad, por toda la carga histórica, por todo lo que representa la Universidad, pero también por lo que tiene de capacidad y reconocimiento en el terreno académico y por ello, saludo también con mucho gusto al líder de los maestros de la Universidad, Gaudencio muchas gracias por estar presente.

Es mucha la capacidad que tiene la Universidad, esa capacidad como una institución prestigiada, reconocida, en todas sus áreas del conocimiento y del saber y esa riqueza radica en sus maestras, en sus maestros, en la comunidad universitaria, por eso, destaco y pongo en alto esta apertura y voluntad para que podamos sumar esfuerzos la Universidad y el Gobierno del Estado para atender uno de los temas centrales de nuestro estado, de nuestra sociedad. Por su conducto señor Rector agradecerles a las distintas facultades, al Consejo Universitario y a toda la comunidad universitaria por esta apertura y disposición para entrarle a un tema que es responsabilidad de todas y de todos.

La seguridad pública estimadas amigas y amigos, es una responsabilidad y obligación de los gobiernos, y esa tarea necesitamos hacerla con toda vigencia y con todos los recursos al alcance, porque si no tenemos seguridad en nuestro estado, si no hay orden, si no hay paz, si no hay armonía, no tenemos condiciones para generar el desarrollo y el bienestar que demandan las michoacanas y los michoacanos.

Pero alcanzar esa seguridad requiere la atención de distintos frentes, atender muchas variables, porque la inseguridad es una consecuencia y es un fenómeno multifactorial, no hay una razón que la genere, alguien podrá decir o se ha dicho a veces con insistencia que la inseguridad está asociada con la pobreza y la marginación, puede ser este un factor también que influye, pero no es cierto que una sociedad sea violenta porque es marginada o tiene dificultades de acceso a condiciones de bienestar, sino que se conjugan factores diversos que nos llevan a niveles que no requiere o que no debemos de aceptar como la forma de vida y la forma de ser y de estar.

Por eso la decisión que compartí con ustedes desde el primero de octubre pasado, fue hacerle frente fundamentalmente a tres grandes retos: resolver nuestro desastre financiero, atender nuestra problemática estructural en materia educativa – hacía referencia el señor Rector-, y garantizar la seguridad pública, pero también la seguridad jurídica y el restablecimiento pleno del Estado de Derecho para las michoacanas y para los michoacanos.

Eso requiere muchas acciones para prevenir, pero también para combatir y erradicar actos de delincuencia y crímenes, la impunidad cualquiera que esta sea el origen o sus circunstancias, para ello, necesitamos entonces instituciones de procuración de justicia y de seguridad pública que tengan la fortaleza necesaria y suficiente para hacerle frente a esos retos.

Si no tenemos fortaleza institucional, difícilmente podemos atender las demandas de nuestra sociedad de más y mejor seguridad, de seguridad duradera, por esa razón o eso incluye también la necesidad de una profesionalización permanente de nuestros agentes, de nuestros cuerpos de seguridad para que puedan cumplir cabalmente con esa misión.

Pensando entonces en la seguridad es que planteamos la necesidad o la conveniencia de crear la Universidad de la Seguridad, pero como planteó aquí el licenciado Ariel López, secretario de Gobierno, si tenemos fortalezas en nuestro estado por qué no las aprovechamos en lugar de crear otros organismos más aun en una condición de debilidad financiera, es aprovechar nuestras capacidades vigentes, por eso, se pensó y se aterrizó desde hace unos meses ya el convenio marco para crear la carrera de Ciencias de la Seguridad que hoy nos explican ya con detalle el resultado del trabajo del grupo que esta encabezando esta tarea, por un lado del Gobierno del Estado y por el otro lado de la Universidad, que nos permite hoy ya signar el convenio de manera específica y con ello iniciar los trabajos de formación de nuestros elementos de seguridad pública, peritos, agentes, que estoy seguro se podrá desarrollar una gama de profesionales en las áreas de la seguridad, siendo multifactorial el tema de la seguridad o de la inseguridad, se habrán de formar o habrá de haber muchos nichos de oportunidad para la formación de profesionales en la materia.

Esto irá caminando de la mano con las acciones que hemos realizado en los últimos meses, destaco, haber firmado el Mando Único Policial en 40 días después de haber asumido el gobierno; dos, de haber iniciado el proceso para la regularización o el ordenamiento de los grupos denominados autodefensas; además de en días recientes, esta misma semana, haber depurado la Fuerza Rural y ayer mismo haber iniciado la integración de la Nueva Policía de Michoacán y arrancó con el inicio de los cursos de formación de poco más de 500 mujeres, hombres que inician su carrera policial para convertirse en los elementos de seguridad pública que habrán de cumplir con la altísima misión de cuidar nuestra integridad, nuestra seguridad.

Pero eso requiere un proceso de seguimiento, de acompañamiento, de cuidado, porque la circunstancia en la que llegamos como estado fue muy lamentable queridas amigas y amigos, muy lamentable, destaco y en las personas aquí de las instituciones federales a través del delegado de la Secretaría de Gobernación, agradecer el apoyo del Gobierno de la República para poder restablecer las condiciones de estabilidad en Michoacán, que gracias a eso, se fue generando un ambiente que hoy nos permite respirar aires distintos, sin cantar victoria, sin triunfalismos, sin ánimos de presunción, pero gracias a ese trabajo coordinado, cercano, las cosas han ido tomando un rumbo distinto en materia de seguridad y que junto con ello nos permita generar las condiciones de desarrollo y de bienestar porque sin una cosa no se da la otra. Pero los grados de descomposición social, de violencia, de caos son a veces incalculables queridas amigas y amigos, nosotros casi cada tercer día o dos veces a la semana en el Grupo de Coordinación revisamos de manera puntual los temas que nos permiten tomar decisiones para que el Gobierno pueda actuar en consecuencia.

Pero esa fortaleza que nos da la presencia de las fuerzas federales o el apoyo del Gobierno de la República, primero no creo que haya condiciones para que eso sea de manera permanente y segundo, no debe der ser, porque los gobiernos locales tienen que hacerse cargo de sus propias tareas, es decir, esta vieja historia de que “esto no lo hago porque a mí no me toca”, la vieja historia de que los gobiernos se echan la pelota, de que el municipio dice: “yo no puedo porque no tengo con qué”, y el estado dice: “esto es competencia de otro ámbito de gobierno”, y de regreso la federación dice: “no por que el estado no hace lo que le toca”, ¿se acuerdan ustedes de esas historias que tanto vivimos en Michoacán y que la consecuencia ha sido deshonesta, ha sido muy lamentable? bueno esa historia no se puede volver a repetir en Michoacán.

Y entonces necesitamos generar nuestras fortalezas y nuestras capacidades para un día de estos nuestro Ejército Mexicano diga: “me regreso a los cuarteles porque no tengo por qué andar haciendo tareas de seguridad pública”, que la Marina regrese a sus tareas que le mandata la Constitución, porque las tareas de seguridad pública es responsabilidad de los gobiernos civiles; que las corporaciones federales solo estén en el marco de apoyo pero no haciéndose cargo de las tareas que nos corresponden a nosotros.

Queridas amigas y amigos tenemos aún en el estado, espero no modificar mucho la cifra pero entre 30 y 40 municipios que no tienen sus propios cuerpos de seguridad, que se quedaron prácticamente sin capacidades para cubrir los temas de seguridad ¿quién tiene que suplirla? la Policía Militar, la Policía Federal y ahora en el marco del avance del fortalecimiento de nuestras capacidades la Policía Estatal, pero eso también, es el resultado de un largo proceso de descuido, de complacencia, de tolerancia que nos ha llevado a niveles a veces de la ingobernabilidad.

Por eso, en el marco de este convenio, de este evento, aprovecho para reiterarles que vamos a seguir trabajando para desarrollar nuestras capacidades y aprovechar todas la fortalezas que tenemos como estado para hacer frente a muchas pero particularmente al tema de la inseguridad o para lograr la seguridad. Y una de ellas es que no vamos a retroceder ni un milímetro en la determinación de acabar con la violencia, la inseguridad y la impunidad, que en Michoacán no puede haber territorios exclusivos, que no puede haber territorios donde el gobierno tolera, deja pasar, se hace como que el gobierno no escucha y que eso lo aprovechan los grupos delincuenciales para sentar sus reales, porque eso también nos sucedió en el pasado, los toleramos, algunos hasta se referían que “son buenas gentes”, solamente no tocarlos o no meterse con ellos, eso se acabó en nuestro estado, porque esa es la razón que nos ha llevado a la crisis, primero la tolerancia, la complacencia y luego la colaboración, porque Michoacán no pudo haber llegado a niveles tan desastrosos en materia de seguridad si no hubiese sido por la complacencia, la tolerancia o el contubernio, por miedo o por voluntad de los gobiernos; por eso llegamos a niveles inaceptables donde prácticamente los delincuentes controlaban todos los municipios a través de las áreas de seguridad pública, a través de obras públicas, a través de las tesorerías y otros mecanismos que utilizaron para llevarnos a esos niveles a los que llegó Michoacán y que tanto daño nos ha hecho como estado, como identidad, como sociedad y que no merecemos eso.

Por eso, cero tolerancia a estos actos de violencia, vengan de donde vengan, en las acciones que ustedes vieron en días recientes, obedecen justamente a eso, al resultado de la acción del gobierno, que hubiera sido, hubiera sido más fácil, porque las cifras nos colocan bien, dicen que de acuerdo a los datos del Sistema Nacional estamos como la sexta entidad de la República con menos o más seguro o que estamos en un punto de la incidencia más baja de los últimos diez años, o que abatimos el secuestro en un 96 por ciento, la extorsión en un 94 por ciento y que nuestra percepción o la percepción de nuestro estado comienza a cambiar, hubiera sido cómodo para el Gobierno, imagínense: “entonces no toquemos esos grupos porque ya ven como son, son violentos, toman carreteras, queman vehículos, amenazan, le ponen precio a las cabezas de los funcionarios, mejor hay que dejarlos”, eso queridas amigas y amigos, es la peor decisión en todo el camino que puede tomar un gobierno.

Por eso la decisión de enfrentarlos y de restablecer el orden, la paz y el imperio de la ley en todos los rincones del estado y eso no se va a detener por actos espectaculares, por bloqueos o amenazas, o porque estos grupos que controlan una base social porque les pagan o por que los amenazan o los manipulan y que a la hora que actúa la autoridad llevan niños, llevan mujeres, pero también atrás de ellos traen gente armada y gente violenta, pero eso no detendrá la acción del Gobierno, la determinación del Gobierno que yo encabezo es llegar hasta sus últimas consecuencias con estrategia, con unidad, con coordinación pero con determinación plena de que en Michoacán manda la autoridad, se cumple y se hace cumplir la ley y que cualquier acto de esta naturaleza no tendrá cabida en nuestro estado.

Por eso, felicito y lo comparto que hoy estemos con una base de operaciones en el centro de la comunidad que históricamente nadie podía entrar: Cenobio Moreno, ahí están las fuerzas del orden con un mensaje muy claro de que estamos para proteger a los ciudadanos, pero que no se permiten actos al margen de la ley que además dañan a nuestra sociedad.

Para eso, nos va a ayudar lo que hoy estamos signando, un convenio en donde vamos a iniciar la formación de nuestros profesionales en materia de seguridad pública, con una formación integral, una capacitación permanente, de alto nivel en las áreas propias de las carreras de seguridad, pero también en áreas fundamentales como el buen trato, el cuidado y el respeto a los Derechos Humanos, cuidar la integridad, que la gente sienta en sus policías que los cuerpos de seguridad en su conjunto están para protegerlos y no para hacerles daño.

Eso nos llevará a que en unos meses y en unos años, el estado de Michoacán recupere su capacidad plena para atender esta tarea fundamental que nos va a permitir las condiciones de desarrollo y de bienestar y que junto con ello, fortalezcamos los otros temas que al final del día van a ser los que transformarán la realidad y ese otro tema que es el fortalecimiento de nuestra educación pública, fortalecer la educación pública y rescatar a los jóvenes, mujeres y hombres que pueden estar en riesgo de tomar algún camino equivocado.

Por esa razón, para que no todo sea el tema de policía o de actos de procuración de justicia, lanzamos o anunciamos hace unas semanas el programa integral de becas “Beca Futuro”, este año se está becando a 50 mil jóvenes desde segundo de secundaria hasta la universidad y que los jóvenes, yo quisiera señor Rector trabajar junto con la Universidad en otros frentes, como la apertura que bien usted señalaba de puntos en distintas zonas de la geografía del estado para acercarles la enseñanza superior, la educación superior a nuestro jóvenes. Destaco porque fui testigo de ello lo que el fin de semana anterior hicimos en el centro de Arteaga, donde se firmó el convenio para iniciar los cursos de formación a distancia en este municipio que había sido emblemático en materia de inseguridad y de violencia, pero así como ese, que podamos replicarlo en varios puntos del estado y que podamos además junto con la Universidad Michoacana, pero también invitando a todas las Universidades privadas y otras instituciones de educación, para que en los siguientes meses y años ampliemos la cobertura de educación superior.

Cuando revisamos el mapa, esto es muy ilustrativo, cuando revisamos el mapa de dónde están los sitios o los lugares de mayor riesgo, de mayor crisis, resulta que coincide con las regiones donde la presencia de instituciones de educación superior es limitada, es un indicador que nos dice que donde hay ausencia o presencia limitada de espacios de educación superior, la crisis, la inestabilidad, el rompimiento del tejido social es agudo y evidente.

Por esa razón señor Rector, yo dejaría esta inquietud para que si no en este ciclo, en el que sigue, podamos revisar las posibilidades de ampliar la cobertura; con esto que vamos a hacer abrimos nuevas áreas del conocimiento, pero también en otras áreas poder ampliar nuestra capacidad y que Michoacán deje de estar tan rezagado en cobertura de educación superior.

Les agradezco amigas y amigos y aprovecho nuevamente para reiterar mi agradecimiento a distintas expresiones de respaldo, de apoyo a la decisión del Gobierno de actuar en contra de actos que vulneran la estabilidad y la paz, estoy seguro que ahí nos junta ese propósito superior por encima de cualquier otro interés, por encima de cualquier otra situación, ahí nos une el deseo de alcanzar un Michoacán con paz, con estabilidad, con crecimiento y desarrollo y que seamos ese estado emblemático, modelo, con todo lo que tenemos de historia, de cultura y de tradiciones, de nuestra fortaleza como sociedad, pero que lo podamos tener en paz, trabajando y generando oportunidades para todas y para todos, todo cuidando nuestras presentes y futuras generaciones.

Muchas gracias señor Rector, felicidades por el convenio, gracias a ustedes por escucharme.