Entrega de títulos de propiedad Programa de Escrituración Social

Morelia, Michoacán

30 de enero de 2016

Saludo a las mujeres, hombres que hoy están recibiendo un documento que las da certeza, que resuelve una angustia que se convierte en una preocupación para la mamá, el papá, la abuela, que se pasa el tiempo, los años y no puedas tener la certeza que donde estás viviendo, donde tienes tu espacio no sabes en qué momento te vayan a decir que no es tuyo o que pareció alguien más con algún papel, es decir, la incertidumbre es muy ingrata, por eso que bueno que hoy estamos aquí cumpliendo con esta solicitud.

Al señor delegado de Sedatu, muchas gracias Alfredo por tu acompañamiento y apoyo para atender estas necesidades apremiantes de la población, que de verdad son a lo mejor primeros pasos pero pasos muy importantes.

Alguna reflexión breve, le preguntaba yo ahorita a las compañeras que recibieron el documento, la escritura, me decía aquí Belén, 30 años esperando una definición, una escritura, pero en general me decía Blanquita, entre 10, 15, 20 años haciendo el trámite para que te den tu escritura, esa es una ingratitud, es una injusticia, entonces entregarles hoy las escrituras a las 219 familias es solo un acto de justicia compañeras, compañeros, que me da mucho gusto que tengan ustedes ya en sus manos el documento que les da certeza sobre la propiedad de su terreno o el lugar donde están, donde viven, un espacio y que eso se llama certeza jurídica, seguridad jurídica y dentro de muchas cosas a las que yo me compren es a dar seguridad pública a los michoacanos, en general a nuestras hermanas, hermanos, pero también a dar seguridad jurídica y este es un acto de seguridad jurídica, que tengas papel que acredita que ese espacio es tuyo.

Este trabajo, lo que hoy estamos haciendo es posible realizarlo porque trabajamos de manera coordinada, lo hacemos juntos, lo hacemos junto con los Gobiernos Municipales, junto con el Gobierno Federal, coordinados para entregarles resultados; por encima de cualquier otra cosa, lo que necesita mal es entregar resultados, lo demás no sirve, se queda en palabras, en discursos, en buenas intenciones, pero si no hacemos las cosas, no se se resuelve lo que nos preocupa.

Y quiero también agradecerle al señor Presidente del Colegio de Notarios que nos acompañe porque ustedes son los que nos ayudan a dar fe, elaborar los documentos, las escrituras y sé que los vamos a estar, no es molestia, les canal a estar pidiendo sus apoyos, sus servicios porque es mi decisión que junto con Sedatu, nosotros y los Gobiernos Municipales podamos resolver el rezago que traemos en esta materia, porque se nos van acumulando y no mas no se resuelven.

¿Y saben por qué una buena parte no se resuelve? Por burocracia, por tortuguismo, por pereza y por falta de sensibilidad ante lo que la gente está padeciendo. En ese terreno, yo no voy a permitir por ningún motivo que las cosas no se hagan no más por perder el tiempo, porque la gente espera que los gobiernos entreguen resultados y si hay que trabajar 20 horas al día y los siete días de la semana, hay que hacerlo, porque así lo demanda la necesidad de atender los problemas y que no se nos vayan rezagando las cosas que perjudican a la gente.

Yo me comprometí a hacer varias en el estado, a mejorar el tema económico, que es fundamental para que podamos entregarles resultados; a mejorar el tema educativo y ahí vamos también, vamos avanzando bastante bien sobre todo en otro tema que mucho me pide la gente, que arreglemos las escuelas, en todos los lugares donde vamos me enseñan la escuela despintanda, descuidada, sin baños, lo estamos arreglando y este año les vamos a entregar muchas escuelas arregladas; y estamos resolviendo el tema de la seguridad, no es sencillo porque son muchos temas los que se mezclan en el tema de la seguridad pero poco a poco lo vamos a ir resolviendo, porque el problema de la seguridad es un problema social, no es un problema solo de policía y de instancias judiciales, es un problema de carácter social, si hay desintegración familiar, para empezar cuando no hay una vivienda digna donde estar, hay un problema serio para integrar a la familia.

¿Ustedes creen que vamos a estar conformes con que en Michoacán casi el 50 por ciento de las viviendas tienen una condición de no dignas? Aparte del porcentaje elevados de ciudadanos que necesitan una vivienda, casi un millón y medio de personas no tienen vivienda en Michoacán, eso no es justo y entonces desde ahí empezamos con un problema porque no hay vivienda, están hacinadas las familias, se tienen que ir a vivir con la abuelita o con los papás, también tienen hijos y nietos y están todos en un espacio que no tiene las condiciones adecuadas.

A ver amigas, se los digo por experiencia, yo pude tener casa ya grande, vivíamos en condiciones muy adversas, rentando en lugares que te prestan, una cosa difícil, cuando uno lo vive en carne propia sabe lo que siente la gente cuando tiene una necesidad de esa dimensión, de por lo menos contar con un espacio digno para vivir; de por sí la vida es corta y vivir todo el tiempo navegando. Por eso es importante resolver.

Que quisiera yo, porque conozco a muchos, a mis amigas de la 2 de Octubre, y del resto de los municipios, de Jiquilpan, mis amigos de Palos Altos, les dije “siempre van a verme y quieren cosas para los Altos y qué cosas les vamos a dar a los chaparros digo, tú, tú puro para los Altos, para los chaparros qué vamos a hacer con ellos”, no se vayan a sentir, es con mucho cariño; y los amigos de Ciudad Hidalgo, una parte de mi vida también la viví en Ciudad Hidalgo y así conozco las carencias; mis amigos de Puruándiro, que por cierto me llevo la preocupación de mis compañeros de Villachuato, si hoy mismo yo tengo el documento, en cuestión de horas yo les estoy entregando resultados, no se vale que les hagan eso, les hayan quitado su recurso, es una injusticia, es un abuso más bien.

Y también pedirle a mis compañeros porque quiero que hagamos otra cosa; a quienes ya les entregamos la escritura y es solo un terreno, ayúdenme para que les hagamos una casita, porque estaba viendo aquí ¿Blanquita cuántos años tienes si me puedes decir? Cuántos, tú estás chamaca, ¿tú, vecina? Bueno imagínate, están jóvenes ustedes mujeres, pero de todos modos a esa edad y que no tengas una casa donde vivir, está cañón.

Entonces ayudémosle, yo veo ahí la manera de canalizar el recurso para que el IVEM junto con las instancias reguladoras, el IVEM como instancia técnica y las Secretarías que regulan, me hagan la propuesta para que les pongamos un dinerito; si Alfredo nos puedes ayudar a jalar un recursito todo ayuda, -se aceptan algunas cooperacioncitas aquí también- pero que les hagamos sus casas y que pronto ahí mismo se ponen de acuerdo con Yesmín para que vean las condiciones y armamos un programita para hacerles vivienda a los que no tienen y arreglárselas a los que ya está pero que está en mal estado.

Entonces les encargo eso y vamos a seguir trabajando compañeras, compañeros con esa misma intensidad, hay que abatir el rezago, hay que atender las demandas sociales para que cambie la cosa, no podemos unos estar bien y otros no, se trata de que todos vivamos mejor, de nada sirve si una parte de la población resuelve todas sus necesidades pero la mayoría no las resuelve, no sirve porque al final del día los que piensan que ya lo tienen todo ya se salvaron, para empezar quién sabe cómo les vaya allá con San Pedro cuando lleguen, pero aparte si piensan que ya no hay que pensar en los demás están equivocados, porque el bienestar de unos cuantos, depende del bienestar de todos.

Ayer revisamos unas cifras y resulta que el uno por ciento de la población mundial tiene concentrado el 99 por ciento de la riqueza, eso, dijeran aquellos cuentos bonitos que nos contaban los abuelos “es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que esos que se quedan con todo y no reparten nada”, porque es todo atesorar y quedarse con la riqueza y eso genera problemas muy fuertes.

Hoy en día en el mundo, en México y en Michoacán, el principal problema que tenemos es la desigualdad, la inequidad, de que unos resuelven sus cosas pero el resto no lo resuelven. Michoacán es uno de ellos, también mi estado, donde menos del 40 por ciento de la población concentra toda la riqueza o la mayor parte de la riqueza y el resto no, digo la cifra correcta, el 10 por ciento de la población tiene el 60 por ciento de la concentración de la riqueza en Michoacán y el resto del 90 por ciento sólo el 40, somos un estado que si no hacemos cosas contundentes vamos a avanzar hacia una ruta de concentración de la riqueza y eso solo genera riesgos e inestabilidad y conflictos.

La gente que no tiene un empleo, que no tiene una vivienda, que no puede mandar a sus hijos a la escuela, que no puede curarse cuando se enferma ¿saben cómo va por la vida? Enojado, resentido, quiere cobrársela a los primeros que ve, por eso no está bien que haya tanta injusticia y al Gobierno le toca hacer su tarea, hacer su chamba para abatir las injusticias, y una injusticia es que mucha gente no tenga una casa donde vivir.

También les voy a anunciar muy pronto, vamos a anunciarles los programas sociales para apoyar a la gente más necesitada, quienes piensan que poner en marcha un programa social es populismo, se equivocan, lo que se requiere es distribuir la riqueza, por eso necesitamos ayudarles a la madres solteras, jefas de familia que también estamos trabajando con un programa, aquí está Fabiola, para darles vivienda, por lo menos en esta primera etapa a 5 mil jefas de familia tengan su vivienda.

También vamos a apoyarles a los discapacitados, una persona que ya no puede, hay que ayudarle eso se llama solidaridad, compromiso social, darle la mano al que más lo necesita, entonces también vamos a arrancar los programas. A los niños de la calle; vamos a apoyar a las personas con capacidades diferentes – ya dije-, nuestro programa de apoyo a los jóvenes para darles becas para que puedan estudiar y tengan mejores condiciones de construir un futuro.

Tenemos ya casi terminado nuestro programa de casas para los transportistas, ahorita me daban los datos, me decían Yesmín y Sergio que ya tenemos un paquete para gente que toda su vida ha estado pegado a un volante porque ni siquiera es de él la combi o el taxi y difícilmente va a poder tener dinero para comprarse una casa, tiene que andar rentando y navegando, ya tenemos el primer paquete para entregarles. Y a los policías que tampoco los incluyen, entre otras cosas que estamos afinando para entregarlas pronto y con ello empezar a acomodar un poco la balanza.

Los programas de apoyo, los programas sociales son fundamental para equilibrar la carga, porque si no, hay quienes a veces no tienen ni para comprar un kilo de tortillas y eso es muy triste.

Entonces, los jornaleros, jornaleras y jornaleros que viven en condiciones muy, muy tristes y ahí estamos trabajando un programa con Desarrollo Social del Gobierno Federal para construirles espacios dignos, donde duerman, escuelas para sus hijos, la clínica y mejorar sus condiciones de vida. Lo estamos atendiendo queridas hermanos, en eso ando, yo conozco la situación de los jornaleros, los de acá del Bajío y los de acá de la Tierra Caliente, del Río del Balsas en qué condiciones viven.

Entonces les agradezco mucho, ya no los entretengo más, solo decirles que me da una enorme satisfacción que podamos hoy estar cumpliendo, atendiendo una demanda muy sentida, entregarles sus documentos a muchas familias.

Muchas gracias por su presencia compañeras, compañeros de la mesa, que tengan buena tarde.