Entrega de recursos del Programa Fondo de Apoyo al Migrante

Apatzingán, Michoacán

16 de diciembre de 2015

 

Muchas gracias, un saludo para mis amigas, amigos de los municipios que hoy reciben este apoyo, muchas felicidades a quienes hoy reciben un apoyo de este programa que va a ser muy bueno para resolver algunas necesidades básicas, estos recursos pertenecen al Fondo de Apoyo a los Migrantes que es una partida que aprueba año con año el Congreso y nosotros estamos siempre al pendiente porque somos un estado con mucha población migrante.

Por eso contento vengo, con problemas de agenda le decía al señor Presidente Municipal, que le agradezco sus palabras, a César, pero quería estar yo acompañando a José Luis, compañero secretario de los Migrantes, migrante que ya me enteré que también eres bimunicipal, no solamente binacional, que eres de Tzitzio pero nació en Tiquicheo, su acta de nacimiento es de Tiquicheo, que se está haciendo cargo José Luis de esta tarea tan importante de acompañar los esfuerzos de nuestras hermanas y hermanos que están del otro lado de la frontera.

Por eso saludo con gusto a los presidentes, al Presidente Municipal de Apatzingán desde luego, al de Aguililla y al de Parácuaro, muchas gracias a la señora delegada de Relaciones Exteriores, a Zaira y a mi amiga, que es beneficiaria del programa, de este programa de apoyo a los migrantes.

El papel que juegan nuestros hermanos es muy importante allá y aquí, en Estados Unidos la contribución de nuestros hermanos con el trabajo, con el esfuerzo contribuye con un porcentaje bastante considerable al Producto Interno Bruto de ese país, es decir, nuestros hermanos no van a generar problemas van a generar riqueza.

Que cerca del 8 por ciento del Producto Interno Bruto de la economía norteamericana sea producto del esfuerzo y el trabajo de nuestros hermanos mexicanos y michoacanos, es un dato muy significativo, pero acá también nos ayudan mucho, ustedes dinamizan muchas de las regiones del estado por eso en épocas pasadas que nuestros hermanos dejaron de venir, pues se afectó, se vio afectada la economía de estas regiones, entonces los paisanos migrantes contribuyen de diversa manera a mover la economía.

El programa que hoy nos reúne aquí para hacer la entrega, es un programa que apoya a las familias de los migrantes y a los migrantes en retorno, ese es un dato muy significativo y como dijo aquí César, con este programa pues se reactiva la economía, se abren negocios, se apoya de manera directa a las familias para vivienda y esto complementa de alguna manera el ingreso familiar y con ello ayudamos a que crezca nuestra comunidad y nuestro pueblo.

Cuando firmé el compromiso con mis hermanos migrantes establecimos varios puntos que están plasmados en ese documento, uno de ellos; el primero es que yo nombraría como Secretario del Migrante a un migrante y ya se los cumplí porque nombramos a José Luis Gutiérrez como Secretario del Migrante y él ha ido ahí conformado el equipo con compañeros que también tienen la experiencia en el tema migrante, vi acá a Felipe, ya no lo veo pero que está haciendo equipo con José Luis también con experiencia y cercanía con nuestros y nuestras hermanas migrantes.

Los otros que están en marcha pues es apoyar los programas de atención a nuestros hermanos y que en esta temporada evidentemente es más necesario, porque queremos que regresen todos los que puedan, se calcula que vendrán entre 55 y 60 mil michoacanos este fin de año, y eso es muy bueno porque pues vienen a ver a su familia, pero también pues nos traen noticias y nos traen hasta dinerito, entonces hay que apoyar para que vengan a gusto.

El otro día que estuve en Parácuaro en un evento por cierto, un paisano migrante me pidió un mensaje grabado en su teléfono para llevárselo allá a la comunidad migrante y sólo querían que les dijera que acá ya estamos tranquilos que no hay problemas de seguridad y que pueden venir con toda tranquilidad; aquí les digo, díganle a sus familiares que vengan a gusto, contentos a visitarlas, a visitarlos, yo voy a estar al pendiente a través de la Delegación de Relaciones Exteriores, de la Delegación del Instituto Nacional de Migración, a través de nuestra Secretaría y de todas las instancias para darles atención y acompañamiento en el camino para que lleguen a gusto a su comunidad, a su pueblo, a ver a su familia y a pasarse unos días en nuestra tierra.

También en los meses por venir vamos hacer otras cosas, solamente menciono dos porque hay, son diez, menciono solamente dos más; una es que yo quiero que los migrantes vayan al Congreso del Estado y que eso significa que reformemos la Constitución para que hagamos territorios adentro del estado en las circunscripciones locales para que nuestros hermanos por mandato constitucional tengan un espacio y una voz en el Congreso del Estado, porque si no todo es voluntarioso “si a ver si algún partido político quiere”, se ve como una concesión ahí, no, que sea una obligación porque son más de 3 millones y medio de hermanas y hermanos nuestros que viven allá y está bien que ellos opinen acá, y fijen su postura y nos ayuden, que por lo menos por mandato de la Constitución, dos, una diputada y un diputado, entren en la lista de representación proporcional de manera automática para representarnos en el Congreso, en la soberanía popular, eso hay que hacerlo ya para que en la elección del 18 se pueda ya incluir a los migrantes en el Congreso del Estado, porque luego somos muy mezquinos, queremos que los hermanos vengan a competir y nunca se va a poder porque pues andan fuera, sólo su familia está acá, entonces ese es un proyecto que quiero que concretemos, por lo menos dos, nos va ayudar mucho.

Y segundo, el tema del Banco de los Migrantes, quiero que hagamos el banco para que nuestros parientes puedan mandar el dinero, lo manden seguro, les cueste más barato, y sea solo simbólico lo que paguen de comisión y que además se convierta en un esquema de ahorro.

En promedio nuestros hermanos mandan 350 dólares al mes, pero ese se consume rápido en el gasto, en la ropa, en la comida, en la fiesta del niño o lo que sea, se acaba y pasan los años y los años y cuando nuestros hermanos quieren regresar después de 20 o 30 años resulta que no hay, a veces ya no hallan ni a la señora o al señor, cambió todo y llega sin nada, eso no, no se puede.

Entonces muy triste que vengas desarraigado, ya con una forma de vivir distinta y que llegues a tu pueblo y no halles nada y no tengas nada, es muy triste por eso ese banco tiene que ahorrar una parte y otra parte se la entrega a su familia, pero se va quedando allí una parte y los migrantes deben de participar en el Consejo de Administración de esta institución financiera, para que vigile cómo se está haciendo la cosa, que esté supervisado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que esté todo en orden, pero que funcione bien y eso que se queda como ahorro nos va a servir para inversión productiva.

El año que está terminando nuestros hermanos mandaron 2 mil 300 millones de dólares, si de esos se hubiera quedado el 25 por ciento, pues ya tienes un fondo ahí de 10 mil millones de pesos que puede ser para proyectos de inversión de largo aliento, que genere empleo y genere bienestar para nuestras familias en las regiones migrantes.

Con estos dos ejemplos me quedo, les agradezco mucho, decía aquí tanto a José Luis como César, voy corriendo porque tengo que llegar a una reunión en Hacienda por el tema del cierre de año, ayudarles a mis presidentes municipales a que cierren bien el año, y a todo mundo, a la Universidad, es una cosa muy compleja tengo que ir a hacer gestión para poder resolver estas presiones de fin de año.

Pero no quise dejar pasar este evento con ustedes familiares, amigas, de parientes o migrantes retornados, que sepan que aquí los queremos bien, las y los queremos mucho que son nuestras hermanas y hermanos, que son parte de los que nosotros somos, que somos parte de Michoacán, que son michoacanas, michoacanos y que el trabajo que estamos haciendo para brindarles educación, salud, trabajo, seguridad, es la ruta, para eso es el esfuerzo para que los que están allá y se quieren regresan vengan a gusto a su tierra y sepan que acá hay alternativas; y los que están acá que ya no se tengan que ir, que no se tengan que ir obligados por la circunstancias, sino que acá se generaron las condiciones para que realicen su vida con su familia y con su comunidad.

Muchas gracias, felicidades a quienes reciben el apoyo y nos vemos muy pronto, muchas gracias.