Entrega de apoyos y enseres domésticos a damnificados por lluvias en Uruapan

Uruapan, Michoacán

18 de octubre de 2016

Nos encontramos nuevamente después de unos días que han pasado de la visita que yo hice a algunas de las zonas afectadas, fui a La Bolita y a la Ampliación Cuauhtémoc, y luego fui a visitarlos también al albergue, a platicar con muchos de ustedes, compañeras, compañeros que por el fenómeno meteorológico salieron afectados en su vivienda, particularmente me fui preocupado por las compañeras, compañeros de La Bolita, por la ubicación en la que están que es de alto riesgo.

Pero hoy estamos aquí de nuevo con ustedes, le agradezco mucho al presidente municipal, a Víctor Manuel Manríquez; al señor delegado de Profeco, a Poncho; al Secretario de Gobierno, a nuestro coordinador de Protección Civil, al Secretario y Síndico del Ayuntamiento, a mis amigos, amigas del Gobierno Municipal, a los Regidores, ¿dónde se quedaron los Regidores, las Regidoras que saludé hace un momento en el marco de una visita aquí a Uruapan?

Tenía yo en la agenda venir a verlas otra vez, en eso quedamos, que regresaría junto con las autoridades tanto estatal, federal y municipal para atender sus necesidades. Es una situación cítrica, lo que vivieron ustedes es una situación muy crítica, por la condición en la que están ubicados los predios.

Muchas de las casas, las viviendas están prácticamente en el cauce de la barranca y eso los pone en una situación de mucho riesgo, pues hay mucha responsabilidad de la autoridad que en su momento permiten que ahí se construyan viviendas, que ahí se ubiquen familias, el agua siempre va a buscar su cauce, y si este lo encuentra tapado, de todos modos se va meter y quienes quedan en riesgo son ustedes, nuestras niñas, niños y las familias que soy testigo de cómo está la situación ahí.

Lamentablemente a veces por la necesidad que casi siempre acaba empujando a la gente más necesitada a tomar decisiones que después se convierten en un problema, la gente no tiene dónde vivir y hay quienes sin escrúpulos les dicen “vente aquí yo te voy a vender, o te voy a dar barato” y órale, la gente con necesidad de un espacio dónde vivir lo toma y nunca ve que al final del día eso puede estar poniendo en riesgo sus vidas.

Eso es una situación que tenemos que ir atendiendo y resolviendo poco a poco porque se da en todos lados; las viviendas, los asentamientos se ubican en lugares inadecuados, en terrenos que no son aptos para ello. Se ponen a construir las viviendas en los cráteres de los volcanes, en los cauces de los arroyos, en minas o en terrenos que no son propios para construir vivienda, y luego después vienen las desgracias y eso es muy triste porque buscando una solución acaba uno encontrando un problema mayor.

Ahí le tenemos que hacer frente y más en estos últimos años, se ha ido haciendo más presente un fenómeno denominado cambio climático, eso significa que se nos ha alterado la condición normal del clima, de las estaciones, los ciclos de la lluvia, la intensidad de la misma; de repente ahora llueve en épocas que no son propias de una estación lluviosa y además las lluvias son muy intensas, a veces ni siquiera se alcanzan a predecir.

Y este fenómeno nos está afectando en varias cosas, y no lo veíamos o no creíamos que fuera eso tan real, cada vez eso está más cerca y otros hechos que son como muy predecibles, por ejemplo, si a la ladera del cerro le quitamos los árboles que son los que fijan la tierra, que fijan el talud, cuando ya no está la cubierta vegetal que amortigua la caída del agua, pues el golpe es directo, sobre la superficie se va suavizando, se va ablandando el terreno y al rato cuando menos acordamos vienen los deslaves, los derrumbes. Eso pasó aquí en Uruapan, al quemarse una buena parte del Cerro de la Cruz, se quedó una buena parte de superficie descubierta; con la intensidad de la lluvia lo que hace es arrastrar todo lo que encuentra, piedras, palos, lodo y eso indudablemente lo va a depositar aguas abajo, en algún punto se va depositar.

Cuando fui a recorrer La Bolita, donde están instaladas las casas, fuimos avanzando por el cauce de la barranca, llegamos a un punto donde no solamente no se respetó la salida del agua, sino que le pusimos el dique, la avenida, ahí pasa la avenida principal, y el ducto para que que el agua pudiese desahogarse, se llenó de piedras, palos y lodo; lo que pasó ahí, es que se hizo una gran presa para arriba, entonces subió dos, tres metros el agua y con ello todos los daños que ya conocemos.

Ese lugar como otros, es de alto riesgo para vivir, ustedes no pueden vivir permanentemente en ese riesgo, por eso se están haciendo los estudios técnicos necesarios para que cuando estos concluyan, nos digan dónde sí se puede vivir y dónde no; para quienes no corran riesgo, ahí les vamos a ayudar para que vuelvan a arreglar su vivienda; los que veamos que están en riesgo porque así lo determinan los estudios, estamos trabajando paralelamente para encontrar un terrero que reúna los requisitos y entonces en su momento poderles ofrecer una alternativa. No sólo les podemos decir que hay que moverse de ahí, porque la mayoría de ustedes son familias de escasos recursos y no van a tener para andar comprando terreno en otra parte, ya veremos cómo les cobramos a los que les vendieron donde no debían de venderles, pero por lo pronto hay que asegurar que sus familias, sus pertenencias y ustedes estén a salvo, fuera de peligro.

Entonces vamos a hacer las cosas de manera paralela, los estudios correspondientes y la búsqueda de un lugar adecuado, para que cuando ya sepamos al final del estudio cómo debe de quedar, entonces hacer lo que corresponda.

Hemos cuidado que no les falte la comida, que no les falte la ropa, las cobijas, el servicio médico, que puedan estar atendidas y atendidos, sobre todo los niños, los adultos mayores, para evitar algún riesgo de infección o de enfermedad por las condiciones de salud o por algún otro riesgo.

El día que vine al albergue vi a algunas compañeras de edad avanzada, algunas con enfermedad, tuvieron que moverse, perdieron su medicina, sus papeles y entonces hay que ayudarles, hay que darles la mano, ser solidarios con quien así lo necesita.

Hoy es otro pasito, venimos a entregarles un paquete de enseres domésticos, les estamos entregando, les voy a pedir a mis compañeros que quiero que todo sea equitativo, entonces a quienes les faltó de mi lado izquierdo que se les entregó un colchón, una estufa y un refrigerador, a esos les vamos a entregar otro colchón individual, una licuadora y una plancha, para que el tratamiento sea parejo para todos, porque así como aquí a Jovita, es el ejemplo, este paquete que está ahí: un colchón matrimonial, un colchón individual, una estufa empaquetadita, bonita; un refrigerador de primera calidad, la plancha y la licuadora, es el paquete que les vamos a entregar a cada una de las familias, a todos los que están empadronados y que debidamente se verificó que son los que lo necesitan, se les van a entregar, nada de que alguien quiere hacer negocio con ello: “que dame una porque mi comadre también pero no pudo venir”, esa historia ya me la conozco, tiene que ser sólo para los beneficiarios, los que salieron afectados.

¿Te gustó el paquete Jovita, ya viste lo que te trajimos? muy bien, para que puedas volver a cocinar y todo.

Entonces nadie se quedará sin el apoyo correspondiente; esta entrega la hago de manera simbólica porque sé que son alrededor de 300 o más que van a requerir el apoyo, hago esta entrega simbólica, se quedan en orden para seguirles entregando a los que están aquí, y luego les entregaremos o llamaremos a los que no están aquí pero también lo necesitan.

Aquí voy, que se vayan ustedes tranquilos, porque ahí vi también una cartulina que decía: “también ayuda a los demás compañeros”, a todos les vamos a apoyar, a todas y a todos los que salieron afectados por el fenómeno, les vamos a apoyar, de tal manera que tranquilos, el compromiso se cumple, yo hice el compromiso de traerles el apoyo, lo estamos haciendo coordinado con el señor Presidente Municipal y con el apoyo del Gobierno Federal, aquí todos estamos participando, sino no sería posible. Incluso agradecerle también a la iniciativa privada, el caso particular de Famsa, que también nos ha estado apoyando solidariamente con algunos artículos para nuestras compañeras, compañeros que resultaron afectados por la lluvia.

Entonces siguen llegando los equipos, en las próximas dos horas llegará todo el material para que todos quedemos a gusto.

El tema de las casas lo vamos a resolver pronto y junto con ustedes. Yo sé que hay querencia, luego de donde está uno ya no se quiere mover, pero si nos demuestran que hay riesgo, mejor ofrecemos otra alternativa, pero ya lo veremos junto con ustedes.

Por ahora, el compromiso ante la angustia de que “cómo voy a comprar la estufa o el refri”, queda resuelto ¿estamos de acuerdo? Les agradezco mucho su paciencia compañeras, compañeros, le voy a pedir al presidente Manríquez que a través de desarrollo social, a través del DIF, estén pendientes para los apoyos que se requieran con el resto de los programas sociales que estamos implementando de manera conjunta y con ello no dejarlas solas ni solos; que no estén tristes ni se sientan abandonados, el compromiso del gobierno, de nuestros gobiernos, es estar con ustedes, no dejarlos solos, lo más importante somos los seres humanos y ese compromiso de actuar con sensibilidad, con humanidad, es lo que más me interesa y así vamos a seguir trabajando, es la instrucción que tiene el Secretario de Gobierno junto con todo el equipo a través del área de Protección Civil, y así lo ha hecho el presidente municipal y así lo ha hecho el señor Delegado responsable del Gobierno Federal en esta región y en particular en Uruapan.

Muchas gracias, les dejo un abrazo cariñoso y me dio mucho gusto verlas, pronto nos volvemos a ver.