Entrega de apoyos a artesanos del huarache y orfebrería

Muchas gracias a mis amigas, amigos de Huetamo, de los municipios de la región que hoy están aquí con nosotros, le agradezco mucho al señor presidente municipal Elías Ibarra, sus palabras de bienvenida, que nos acompañe; al señor diputado local Juan Bernardo, a mis compañeras, compañeros de Gabinete.

A la beneficiaria y el beneficiario de este programa, a Emilia y a Edgar, y a todas y a todos saludarlos con mucho gusto.

Voy a ser breve porque vamos con problemas de tiempo con otros eventos, pero para mí era muy importante reunirme con mis amigas, amigos huaracheros, talabarteros porque necesitamos recuperar la actividad productiva.

Efectivamente, seguramente, metí a Toño Soto en apuros, al secretario de Desarrollo Económico porque le pedí que armáramos de inmediato un programa de apoyo, el Gobierno no puede andar visitando municipios y echar puros rollos, pura saliva, necesitamos llevar resultados, eso lo tiene que hacer cada dependencia y es un asunto de creatividad, iniciativa, de ganas de hacer las cosas, de buscar la manera de resolver.

Para mí es una tristeza que la actividad artesanal en Huetamo se haya debilitado, no se ha perdido, pero se ha debilitado; no es un asunto menor esta actividad ha sobrevivido casi cinco siglos, la actividad artesanal de los huaraches, las sillas de montar, las cueras, el oro y otras artesanías que han mantenido la base productiva de nuestros pueblos. Esta combinación de la agricultura, la ganadería, con las actividades artesanales, es de lo que se mantenía nuestra gente y se ha mantenido; se fue perdiendo esa actividad y se nos descompuso el tejido social, por un lado ya se no se generan fuentes de empleo, ya no hay quien compre, empieza el desánimo y viene un círculo vicioso que nos ha llevado al nivel en el que estamos de descomposición delicada que necesitamos resolver de inmediato.

Por ejemplo, me explicaba el señor Presidente Municipal con mucha preocupación, habitantes de acá del municipio de Huetamo en particular, pero se extiende a la región si no lo arreglamos en un punto se extiende a los demás, que se ha disparado un problema de robos, de asaltos, quiénes los están cometiendo, jóvenes de 15 años y menos, dónde deben estar esos jóvenes, en la escuela estudiando o trabajando con su familia, dedicándose a actividades productivas, pero para que eso pase, pues hay que generarlas y hay que invitarlos, hay que inducirlos para que hagan eso.

Por eso vamos a reactivar la actividad artesanal en la región, en Huetamo y en los municipios, y a recuperar la dinámica social.

Con el señor Presidente Municipal de San Lucas, también le voy a pedir que preparemos bien el escenario para que el 2 de febrero, el Día de la Candelaria, hagamos una gran feria de exposición, de venta y de muchas cosas que se nos van a ocurrir para darle realce a San Lucas, la tierra de la Virgen de San Lucas, entonces hay que levantar también el ánimo y algunas obras presidente, que hagamos allá en la entrada al estado, en Rivapalacio, porque necesitamos también recuperar el territorio que por muchas razones hasta eso se queda en el abandono, lo vamos a hacer regionalmente.

Aquí en Huetamo, vamos a hacer varias cosas, este programa le voy a pedir yo a Toño Soto y a varios compañeros, que lo articulemos bien, porque este se me ocurrió hace pocos días, había el compromiso pero había que aterrizarlo, que lo articulemos bien para que le demos todo el apoyo, aquí se resuelven varias cosas: se mueve la economía; se ocupa la gente, sobre todo los jóvenes porque los talleres son familiares, y ahí uno corta el hule, el otro corta el cuero o va y los entrega y entonces se genera una dinámica de actividad que hay que cuidar mucho y que vamos a tender de manera puntual.

También vamos a reactivar la ganadería y la agricultura, quiero este año presidentes que me den junto con los presidentes de las (asociaciones) ganaderas, una primera propuesta porque antes de que se acabe el año les voy a tener listo paquetes de ganado para, sobre todo vaquillas para nuestros productores, vamos a arrancar y el año que entra le vamos a seguir; hace menos de una semana que vino el Secretario de Agricultura y me ofreció 10 mil cabezas de vaquillas que van a llegar los primeros meses del año, pero mientras eso pasa vamos a arrancar con las otras vamos a tener acá ganado de doble propósito para que, por un lado, podamos vender animales que ahorita está el precio bueno, no les miento en algunos lugares anda hasta en 100 pesos el kilo de becerro, y por el otro lado, la venta de leche, voy a firmar el convenio con Liconsa para instalar aquí en Centro de Acopio de Leche para que nos pongamos a producir; ya el que tiene cinco, seis vacas ya está del otro lado, porque aparte de lo que le pague Liconsa, yo le voy  a dar como Gobierno del Estado un sobreprecio, le vamos a dar un incentivo por litro que produzca y entonces eso nos ayude a que se animen los productores; el que tiene cinco vacas ¿cuántos litros da una vaca, no tan jodida, más o menos? (seis) seis, siete litros –no le vayas echar agua hermano, está más cara el agua, va salir peor-, si son siete litros y tienes diez vacas, van a ser 70 litros diarios, ya vale la pena llevar 70 litros de leche al día en un Centro de Acopio que va estar cercano, pero a la semana, si esto lo multiplicamos por los siete días de la semana, son siete por siete, 49, 500 litros ¿cuántos va recibir a la semana el productor que llevó esos litros de leche al Centro de Acopio? Primero le va pagar Liconsa el mejor precio que debe andar como seis pesos, yo le voy a agregar dos pesos, que se los vamos a dar por fuera al productor para que tenga con qué darle de comer a la vaca, ese productor va tener cinco por ocho, 40, va recibir cada viernes 4 mil pesos, entonces ya cambia la cosa si a la semana ya tienes dinero.

Pero por otro lado, ya el que está ordeñando trae ocupados los huaches llevando los becerros, ordeñando las vacas, se tienen que parar temprano y ya nos ponemos todos a trabajar, si no pues no más están ahí pensando a ver qué cosas se les ocurren y no siempre  se les ocurren positivas y ahí está el ejemplo de lo que me está diciendo el señor presidente.

Junto con ello, vamos a arrancar en enero con el programa de becas, y junto con la Secretaría de Política Social, los Jóvenes, Mujeres y todas las dependencias que se requieran, vamos a iniciar el padrón de los jóvenes, en enero, para ir casa por casa a ver dónde están los muchachos, qué andan haciendo, esos que nada más andan del tordillo al prieto, hay que ponerlos a hacer algo, que se pongan a estudiar o se pongan a trabajar, por eso se llaman becas-salarios, porque tienen que estudiar y aparte ayudarnos a hacer alguna actividad social, comunitaria y con eso vamos a ir transformando la situación que no debe prevalecer.

También decirles que me comprometí a venir a despachar a Huetamo y ya empezamos el arreglo, ya empezó a construirse la obra, eso va estar en cuatro, cinco semanas resuelto, para que ya empecemos a despachar acá y estar muy de cerca con ustedes. Acuérdense que “al ojo del amo, engorda el caballo”, entonces hay que estar cerca de donde están pasando las cosas.

Solamente reiterar el gusto que me da estar con ustedes y entregarles este apoyo, cuál fue la base para hacerlo, es el padrón de los artesanos, la base familiar, les damos un apoyo, de ahí para arriba es un estímulo por cada empleo que generas, para que te animes a que crezca el changarro. Vamos a arrancar también un programa de capacitación para que los huaraches te queden más bonitos, la silla mejor, bonita o la cuera, o lo que hagamos, las cabezadas, los filetes, lo que sea, los frenos, lo hagamos bien -que algunos les hace falta por cierto, freno- hacer la tarea bien para que se capaciten y entonces se puedan vender bien las cosas, porque también de eso depende mucho, hay que profesionar (sic), las cosas que hacemos sino, no se van a vender bien, que se haga bonito, que dé gusto, que la gente diga “quiero ir a Huetamo a comprarme unos huaraches”.

Hay que poner aquí también una escuela de sombreros, porque no más tenemos los de Purechucho pero están medios martajados, hay que hacerlos más bonitos, hay que capacitarlos, hay que darles insumos, porque cómo que los que usamos acá pues son de Tlapehuala, hay que hacerlos acá, éstos u otros pero hay que trabajarlo acá y claro que se puede, vamos a iniciar Toño con el programa de capacitación para hacer los productos de calidad.

Miren, a mpi me da mucho gusto que esto pase porque yo tuve mucha cercanía con el gremio huarachero, yo llegué a Huetamo cuando tenía 13 años, emigrado de acá del municipio de Carácuaro donde nacimos junto con el ex diputado y ex presidente Toño y otros muchachos que andan por ahí; llegamos de allá y no había terminado yo la primaria cuando estaba yo ya trabajando en la huarachería “Avenida”, con el negocito, la fábrica que viene hoy Emilia en representación, ella es hija de Don Fernando, yo empecé a trabajar con Don Fernando Soto en aquellos años, era yo todólogo, ayudaba yo a arreglar los huaraches, las sillas, a coser, a los cueros, a la parte de la curtiduría y muchas vinculadas con esta actividad, yo empecé a trabajar ahí estando todavía en sexto año de primaria en estas tareas y le agarré cariño, no fue muy grata la experiencia cuando fui comisionado a trabajar en la curtiduría, están apestosos los cueros, pero a los tres días ya me había yo acostumbrado, se acostumbra uno y pues esa fue una experiencia muy grata para mí y sé lo que navegan los huaracheros, los talabarteros, los obreros, crecí con ellos.

Yo aquí hice casi de todo, menos agarrar lo que nos es mío, pero aparte de esa experiencia de huarachero, talabartero, todo lo que le puedan sumar, vendí aguas frescas, nieves, fui acarreador de bultos en la terminal aquí está un compañero mío que éramos compañeros de trabajo, Rosendo Cárdenas que está allá, éramos carretilleros, tricicleteros, ahí nos conocimos con muchos, ahí trabajé yo un buen rato acarreando bultos en la terminal para mantenerme.

Entonces esta vida de la Tierra Caliente yo la conozco bien, sé las penurias, las dificultades, pero también al capacidad que tenemos para salir adelante, si de algo le sirve ese ejemplo, yo me fui solo a las 13 años de donde nací aquí a Huetamo, pasé de todo, pero aquí estoy de pie y hoy soy el Gobernador del Estado de Michoacán, eso es el resultado de mucho esfuerzo, dedicación, compromiso, ganas de que las cosas pasen, por eso les cuento esta parte de la historia no para presumirles, sino para que ustedes le platiquen a sus nietos, a sus hijos, a los parientes, a los vecinos.

Me acuerdo bien ya estaba yo más o menos añejillo y trabajaba yo en la huarachería y no siempre hacía las actividades que me gustaban, a qué me ponía don Fernando a trabajar, a barrer la calle; un día me dijo algo que –era sabio-, un día me dijo “oye amigo” porque así nos decía, el primer día que me puso a trabajar a barrer la calle, me dijo “oye amigo, ¿usted nunca ha tenido casa verdad? y creo que no, nunca mano”, y le dije “¿ por qué”, “pues porque no sabes barrer”,  me enseñó Don Fernando Soto a barrer, me enseñó a manejar, don Fernando y Toño Soto hermano de Emilia, que hoy por razones de salud –Toño Soto el bueno, jeje, no es cierto-, Francisco en realidad se llama Francisco, pero todo mundo lo conocemos por Toño, pero una vez a barrer la calle y otra vez con la carretilla, a acarrear tierra de ayudante de albañil, anduve muchos años de ayudante de albañil un buen rato, y sí daba penilla pues, yo ya había entrado a la secundaria y una maestra más o menillos  me llamaba la atención, no les digo nombres porque todo se sabe, ninguna pista les voy a dar, pero para mí era, me daba pues penilla porque pasaba la maestra en su carro y yo entierrado hasta los párpados, cargando la carretilla, cargando escombros.

Todo eso lo viví y digo se los comparto porque hay que decirles a las hijas, a los hijos, nietos, parientes, que sí se puede, que se puede cambiar la historia, que puede uno hacer muchas cosas para bien y que es lo que vale la pena.

Por eso con mucho gusto vengo a Huetamo, ya no me extiendo, ya vi señales de que allá están desesperados, pero ya me voy al toro evento porque tenemos muchos eventos, pero tengan la certeza de que ahora que la vida nos coloca esta oportunidad, no la vamos a desaprovechar para cambiar las cosas, vamos a cambiar el rostro de nuestro estado, de nuestra tierra, de Huetamo, de Huetamo en particular.

Me da mucha tristeza caminar sobre la avenida principal y ver todo el caos de chile, dulce y de manteca, descuidado, cables por aquí, lo que se nos ocurre, lo vamos a arreglar para que nos dé orgullo salir a pasear al centro. Vamos a recuperar el arroyo, porque cuando yo llegué ahí se bañaba la gente, ahí a un lado donde está el negocio del “cositas” ahí la gente se bañaba, era una hermosura; hoy es pura basura, desechos, aguas negras, vamos a empezar a arreglar eso de inmediato, ese arroyo lo vamos a recuperar y vamos a hacer un parque lineal para que la gente en las mañanas o cuando pueda, se pueda ir a caminar, en bicicleta o en las tardes y entonces tengamos lugares también para esparcimiento y que no todo el tiempo andemos con la espada desenvainada y a ver a quién agarramos a patadas, decía, tiene que haber otra cosa enfrente para que nos cambie la expectativa de la vida, y así como esas, muchas obras vamos a hacer con el presidente municipal.

Vamos a sacar la terminal de ahí para convertir eso en una plaza bonita, con un cine, con otra arquitectura, la terminal hay que ponerla en otra parte, en fin. El rastro hay que terminarlo de inmediato o hacer otro (ya está hecho), pero hay que terminarlo, en fin, ya no me extiendo más porque me entusiasma mucho lo que hoy les estoy comentando, pero es un compromiso con la transformación de nuestro estado.

Por último les digo, me comprometí fundamentalmente a tres cosas muy graves: a arreglar el tema financiero del estado, es un caos; me comprometí a arreglar la educación, y me comprometí a arreglar el tema de la seguridad, y en eso estoy trabajando, vamos avanzando bien y les voy a seguir entregando resultados.

No se vayan porque ahorita haremos aquí simbólicamente las entregas, pero al resto que son no sé cuántos talleres que están aquí representados, se les va a entregar a todos su apoyo, muchas felicidades, muchas gracias y pronto nos vemos por acá de nuevo.