Encuentro Estatal de Mujeres

Morelia Michoacán

21 de diciembre de 2015

Buenas tardes queridas mujeres, muchas gracias, bienvenidas compañeras mujeres, a quienes nos acompañan también muchas gracias, me da mucho gusto saludarlas a todas y reconocer su esfuerzo porque sé que vienen de lugares lejanos, no sé si vienen de Coahuayana ¿Martha vienen desde allá? Acá están las compañeras del pueblito aquél ¿Cómo se llama? No, el otro, Zapotan, gracias compañera, ahí fui una vez a verlas.

Agradecerles eso mucho, agradecerle a Martha Lilia Cortés, felicitarla por el esfuerzo permanente para mantener la organización para mantener a DIMMAC, hacer gestión, darle seguimiento que es muy complicado, solamente cuando de plano uno se pone bien la camiseta, se lo propone y que el deseo de servir rebase en corto plazo el simple hecho de pensar en el bien particular, tener vocación de servicio casi no hay gente, o es escasa la gente o no tan abundante la gente que tiene vocación de servicio, porque yo he sido testigo en el caso de Martha Lilia desde que la conozco pues ha andado para arriba y para abajo aun sacrificando sus temas de salud y de su propio recurso, a veces haciendo trabajo social, con riesgos incluso muy grandes, le han pasado dos cosas que yo recuerdo a Martha graves, el accidente que tuvo hace unos meses, años, que la verdad es un milagro que esté aquí porque no quedó nada de la camioneta; y todo eso buscando cumplir con un servicio con ustedes por eso mi reconocimiento y felicitación.

Agradecerles a todas las compañeras integrantes de la mesa directiva de la asociación de DIMMAC, que siempre en varios municipios sobre todo de la Tierra Caliente me las encuentro, siempre me saludan con mucho cariño y me da gusto, en la Tierra Caliente de la zona de Apatzingán  o en Charo, muchas partes que voy y que me las encuentro y agradecerle a mis compañeras del Gabinete que están aquí, muchas gracias a todas, a todas para no discriminar a nadie, gracias por venir y acompañar esta reunión, les debía yo esta reunión a DIMMAC, mi compromiso con Martha de juntarnos se vino posponiendo y se complicó la agenda, pero qué bueno que hoy lo podemos hacer y cumplir con una parte del compromiso que yo tengo con ustedes.

La foto con la que cerró Martha Lilia su intervención en donde está una imagen de una reunión que tuvimos con ustedes que traje yo al subsecretario de Reforma Agraria, ya ni se llama así, a un amigo también sensible que vino solamente a ver los proyectos de ustedes, Cuauhtémoc, Cuauhtémoc desde Baja California, entre otras gestiones que cada vez que Martha Lilia y Ramón me han pedido lo hago con mucho gusto para poder atender tanta necesidad que tenemos, que tienen y que padecen ustedes como mujeres.

Las conocí a ustedes en una circunstancia muy especial. Fíjense lo que son las cosas me mandaron de castigo, y creo que tenían razón, no es cierto, me mandaron de castigo, no de castigo si no me dijeron “hay una asociación que son muy latosas” ¿quién las atiende? pues Silvano, que vaya Silvano y tuvieron a bien darme una recomendación “con cuidado porque son medias difíciles”, dijo bueno eso no es novedad, ya me dijeron que más complejo que las rodillas son las mujeres, dije “no está bien, yo voy” y refiero el hecho porque de ahí para acá no nos hemos separado.

Para mí fue muy grato conocer el esfuerzo de mujeres, de compañeras que están buscando cómo resolver necesidades básicas, porque conocemos la circunstancia de muchas compañeras que tienen verdaderas tragedias, que así como decía la compañera Lucha de Charo, así hay miles, quizá cientos de miles de mujeres que todos los días navegan para resolver lo básico, lo mínimo necesario.

Me llegó una carta de una compañera de un municipio, desgarradora, espero la estén atendiendo ya en Jungapeo, que tiene, fíjense como pasan estas desgracias, muchos hijos, nietos y los nietos resultaron de un abuso de la pareja de ella y una cosa terrible de esas historias que van de la mano muchas veces con el grado de marginación, falta de apoyo o herramientas para librarse de esa condición tan crítica.

Cuando yo veo una mujer que ganan 700 pesos al mes o 1000 pero que de ahí paga la  mitad de renta y luego con eso mantener cinco o seis hijos, simplemente para dar de comer pues no alcanza; aparte la ropa, la luz, el agua, el pasaje, una cosa terrible que no puede continuar para nuestras hermanas mujeres, no puede ser eso.

Entonces cuando yo veo una iniciativa de organizarse me entusiasma mucho y le he dicho a Martha yo ayudo, con mucho gusto yo ayudo para que ustedes puedan trazar un escenario más alentador, así como la compañera María de la Luz y otras van con este apoyo que hoy les estamos entregamos van a poder arrancar su negocio aunque sea chiquito y con ello mantenerse, si con eso se mantiene una, dos o tres familias, jefas de familia con sus hijos, ya estamos del otro lado, porque van a poder mandar a sus hijos a la escuela, van a poder vestirlos y educarlos para enfrentar los retos de la vida de todos los días.

Además quise que fuera hoy porque en estos días va a ser una buena noticia para ustedes, para sus familias de poder resolver y atender una aspiración añeja, porque hay programas sin duda, hay programas pero luego se tardan demasiado los trámites, y a mí me desespera mucho eso, y a propósito del campo, que muchas de ustedes vienen de comunidades y pueblos y tarda mucho, hace una semana entregamos aquí mismo en este salón el apoyo a los productores y le expresé yo al Delegado, al Secretario, aquí mismo entregábamos y le decía yo al Secretario de Desarrollo Rural y al Delegado de Sagarpa, por qué los apoyos los tenemos que estar entregando en diciembre si la ventanilla se abre y se cierra en febrero, o sea por qué hasta diciembre entregar el dinero, esa ruta de la burocracia, de que pasa el tiempo, y el tiempo y hasta el final muy forzado resolver no nos ayuda y quizá para el que tiene un cargo público, para el burócrata que como sea le llega el pago quincenal pues ya la libró, pero la gente que está solicitando algo para mantenerse y que se espere todo el año para que llegue es una injusticia.

Entonces les he planteado porque sí se puede, nosotros tenemos que ser, ese es mi compromiso, tenemos que ser el Gobierno de la eficacia que entregue resultados porque si no se pasan los días, las semanas y los meses y los años y no se resolvió nada, que bueno el que tuvo el empleo, pero el que necesitaba una oportunidad para ver la luz al final del túnel, pues no llegó y el tiempo se pasó, se pierde mucho, mucho tiempo y recursos y se pierde la fe en el gobierno cuando hay demasiada burocracia, puro rollo y puras reuniones, no, se requiere entregar resultados, ese es el mandato para quienes tienen una tarea operativa, en el caso, que todos podemos, todos y todas por eso les pido a mis compañeras del Gabinete que están aquí que seamos ejecutivas, que seamos prácticas, que le busquemos la manera de cómo sí, cómo no, hay que cambiarnos el programa que traemos en la cabeza “déjeme ver”, “estamos viendo”, “no, no se pudo”, “lleve un oficio”, “venga mañana”, sí hay manera de resolver las cosas y bueno cuando no se puede pues como dijo el profe…pero entonces mejor decir no se pudo, eso no se puede, aunque yo estoy convencido que lo que ustedes solicitan casi todo se puede, seguro que sí, casi todo se puede.

Entonces les agradezco mucho, me satisface que hoy estemos entregando a cerca de 50 compañeras el apoyo para su proyecto, estoy seguro que no va a ser un asunto individual sino que eso va a ayudar familiarmente, 50 familias ahorita ya tienen una expectativa distinta, y que hasta cambia el estado de ánimo con sus hijos y con su familia, porque ya hubo una expectativa de futuro y así como eso podemos hacer muchos más y quiero porque este es el inicio, me desespera mucho, les pedí a mis compañeros que operáramos el programa de Crédito a la Palabra para poder atender a la gente ¿Cuánto implica un crédito a la palabra, cuánto necesitas para resolver un asunto básico? 5 mil pesos, 3 mil, a veces para comprar una charola, unas cubetas, comprar aceite, comprar maíz y con eso darle vuelta y resolver; bueno pues con 5 mil pesos se resuelve un problema y está demostrado que ustedes son muy responsables y que son pagadoras, ahí está la cifra 95 por ciento de recuperación pues ¡caramba! solo habla de la responsabilidad y del compromiso de ustedes y la seguridad de que lo que se les entregue como crédito a la palabra, van a entregar el resultado.

Entonces les pido un poco de paciencia pero en enero vamos a estar operando el programa a como dé lugar, vamos a operar el programa para que les podamos ayudar a nuestras compañeras, Crédito a la Palabra y la vertiente, el crédito a la palabra es para lo que ustedes lo necesiten porque hay muchas, a veces hasta para comprar una medicina o arreglar algún problema que ustedes lo puedan tener y el año que entra y junto con ello, el componente de los proyectos productivos para ustedes y también para las mujeres jóvenes que les podamos ir construyendo una ruta de certidumbre para atender sus necesidades.

Entonces Proyecto Productivo, Crédito a la Palabra que ese es amplio y vamos a implementar los programas de vivienda para mejorar sus viviendas, espero el año que entra tener en condiciones de operar el primer paquete de vivienda para atender a las compañeras más necesitadas, hagan el padrón ahí para ver cuáles son las que de plano viven en condiciones muy críticas, que con una cantidad menor se puede resolver su necesidad y otros proyectos más.

Está demostrado miren, hace como dos años, un año y medio vi a unos grupos de compañeras en Tingambato que hacen quesos o engordan cerdos y elaboran carnitas y otras cosas, necesitaban 200 mil pesos de un crédito, y entonces pues se pasó, no sé si se los dieron, pero que “la regla”, “que no”, “que reunión en Guadalajara” y “que vamos y que venimos”, creo que nunca se pudo aterrizar para modificar las reglas de operación y que se les dé el crédito, o sea cuando alguien está haciendo ese esfuerzo por qué no ayudarle, no lo están pidiendo regalado, es un préstamo, que sea oportuno, eficaz.

Le dije al compañero de la Financiera Nacional ayúdanos, porque luego presumen demasiadas cifras pero nada más en la práctica no se ve, entonces que podamos tener distintos mecanismos, o no es lo mismo darle un crédito a un aguacatero que tiene 50 hectáreas o 100 hectáreas a un grupo de compañeras que están haciendo su mejor esfuerzo, y que requieren 200 mil pesos, entonces eso es lo que vamos a tener listo el año que entra, me voy a poner más bravo porque si no, no van a hacer caso y que se pueda desarrollar el programa.

Les agradezco mucho, pásenla bien, disfruten esta Navidad y Año Nuevo, sé que no siempre está todo bien como para andar con pura felicidad, pero hay que procurar pasarla bien y que el año que entra yo espero las cosas mejoren para bien de todas y de todos.

Es muy grato que hoy estén aquí, qué me falta decirles, que feliz Navidad, y agradecerle a Fide, a Fidel, Fidel es mi paisano, es un hombre muy creativo, esto que cantó aquí ahí lo compuso, ahí parado, no crean que lo traía pensado, ahí se para enfrente le dices tu nombre, qué haces y te compone tu canción y te la canta, es un genio Fidel de la música y la composición, gracias Fide. Nada más que hace unos años hice una coperacha y le compramos un acordeón y una guitarra, que se lo robaron, pero le vamos a reponer su acordeón a Fide para que siga cantando y tenga como mantenerse y salir adelante.

Las felicito mujeres, pásenla bien, mucho éxito en estos proyectos y espero que pronto me inviten a ver cómo va el resultado, también agárrense proyectos de ecoturismo, aquí esta Liliana la Secretaria de Turismo para que les acompañe en sus proyectos, está la compañera Secretaria de la Mujer para que les organice todo un proceso de cursos de capacitación y de gestión de recursos; está la compañera de Política Social para ver en qué programa las podemos incluir de manera focalizada, y así con todas y con el esfuerzo completo de todas y de todos nos va a ir bien, muchas felicidades, pásenla bien, gracias.