Cuarto Foro de Consulta y Participación Ciudadana para la construcción del Plan de Desarrollo Integral del Estado 2015-2021

Pátzcuaro, Michoacán
4 de diciembre de 2015

Poder acompañar el Foro de Pátzcuaro porque me interesa mucho acompañar el desarrollo de estos eventos por lo que significan en la ruta de la construcción del Plan Estatal y acompañar estos esfuerzos para mí es muy importante. Agradezco a quienes hoy van a participar en este ejercicio de planeación para tener elementos que nos ayuden a construir el plan de desarrollo de nuestro estado.

A todos, a todas, a mis amigas y amigos de la región, a las cocineras y cocineros tradicionales me da mucho gusto que estén presentes, se han convertido ustedes en un emblema de Michoacán y eso es muy importante, sobre todo para la región Lacustre, la zona de la Meseta y la zona del Lago, es algo muy significativo que hay que destacarlo.

Este es un ejercicio muy importante porque nos da elementos para construir el Plan de Desarrollo Estatal 2015-2021; mi deseo, porque es una convicción y creo que la compartimos con mis compañeros del Gobierno Estatal y muchos sectores de la sociedad que están participando en ello, es que podamos hacer un ejercicio muy participativo, que no sea el formato tradicional aunque parezca, porque estas historias las vivimos, nos mandata la ley hacer los ejercicios de planeación para construir el plan, pero lo ideal es que abramos los canales de participación permanente de la sociedad y que haya un mecanismo interactivo de retroalimentación de las cosas que a la gente le preocupan, que quiere proponer y que se conviertan en realidad.

Los ejercicios de consulta normalmente se convierten en un formato ya muy trillado, hacen los foros, recogemos opiniones y a veces ya se tienen hasta logradas las conclusiones y el espacio se convierte ya solo en un mecanismo de variación, eso ha sido eternamente, cuántos no hemos asistido a foros de consulta porque ahora si será muy diferente y resulta que casi siempre se repite la historia, lo importante de este ejercicio, la ruta que hemos trazado incluye la consulta en todas las regiones del estado pero también lo haremos fuera del estado, sobre todo con los hermanos que viven en Estados Unidos que es casi otro tanto o igualde nuestra población, es que podamos construir los mecanismos, la vías de retroalimentación para poder darle seguimiento a las cosas.

Que a lo mejor en centro de Pátzcuaro, Tzintzuntzan, o de Huiramba, de Lagunillas, de Villa Madero o de alguno de los municipios, que vaya el ciudadano al kiosco a revisar que efectivamente estuvo, participó en el foro y su propuesta se incluyó, está incluida y luego hay manera de revisar que se vaya avanzando en ella.

¿Por qué es importante este asunto de la planeación y más que tiene participación ciudadana? Porque no hay nada que pueda medir, que se pueda evaluar, si no lo planeamos; si no planeamos no vamos a poder evaluar ni medir lo que estamos haciendo.

Y nuestro estado lo que necesita es transformar muchas cosas, necesitamos de a de veras y esto es el centro de mi reflexión con ustedes en el marco de este encuentro, necesitamos de a de veras, queridas amigas y amigos, decidirnos a cambiar las cosas, a dar un paso adelante e iniciar una nueva etapa en la vida institucional, en la vida pública, pero también en el marco de la convivencia y el desarrollo de nuestras comunidades y de nuestro estado.

Somos un estado extraordinariamente rico, quizá el estado más rico de México, no tengo los elementos para ello, medibles -valga la redundancia-, pero conozco casi todo el territorio nacional y pocos estados de la República, con mucho respeto a los demás, tienen lo que tiene Michoacán de historia, de cultural  de tradiciones, de riqueza natural, ubicación estratégica, gente trabajadora, y mucho por hacer.

¿Qué nos falta entonces para dar el paso y dejar de ser el estado rezagado, con estigma, con problemas de todo tipo, sobre todo con una permanente práctica de inestabilidad y de rompimiento de la reglas, del Estado de Derecho y que todo mundo quiere hacer lo que se le ocurra y lo que se le antoja porque le satisface a su beneficio personal.

Ayer convoqué a una reunión, cito el ejemplo, con el tema del Periférico Sur de Morelia, es la cuarta vez que se presupuesta recurso y se pierde porque dos o tres ciudadanos que sienten que se les afecta su interés no permiten que se haga la obra. Y eso nos ha pasado en Morelia, nos pasa en Pátzcuaro, y nos pasa prácticamente en todos los rumbos del estado. Nos ha pasado también en el Puerto de Lázaro Cárdenas porque hay un grupo que no quiere el desarrollo, que ve afectados sus intereses particulares y limita que el Gobierno actúe y tome las decisiones que tiene que tomar. Eso se acabó en Michoacán, va prevalecer el Estado de Derecho, va prevalecer la legalidad y el ejercicio de la autoridad para poder garantizar el desarrollo.

No podemos seguir siendo el estado rezagado en educación, en salud, en infraestructura hidráulica, infraestructura en general de comunicaciones, no puede ser que nosotras mismas y mismos digamos “híjole, qué bien esta Querétaro, qué bien está Guanajuato, qué bien está Jalisco” y nosotros pues si nosotros, no nos hemos decididos a dar el paso y cambiar las cosas, por eso se tiene que acabar y vamos a iniciar la ruta que sigue.

Por ejemplo, me dio mucho gusto que en la pasada convención, del Consejo Nacional de Salud, porque nos hemos puesto de plano a ponerle el cascabel al gato, que en la pasada (reunión) del Consejo Nacional de Salud, hayamos tenido seis reconocimientos en materia de salud en distintas disciplinas y áreas ¿por qué? porque estamos haciendo un trabajo cuidado, personalmente lo estoy cuidando para que la situación cambie y no me detengo a dar detalles por razones de tiempo pero los otros retos que están enfrente, insisto, tres ejemplos solamente, el tema financiero, necesitamos resolver para Michoacán el tema de finanzas públicas, es una barbaridad que se nos vayan muchos recursos porque no tenemos un peso para que el estado ponga porque permanentemente hemos estado en bancarrota y no porque seamos un estado pobre o no haya dinero, porque ha habido un desorden total en el manejo de las finanzas públicas, un estado que tiene 60 mil millones de pesos de presupuesto no puede ser un estado en bancarrota, lo hemos manejado mal, que es el caso en salud, nos gastamos el dinero recurrentemente no para salud, medicamentos, hospitales, doctoras y doctores; en seguridad pública, gastamos el dinero en otras cosas para llegar al grado de debilidad institucional en seguridad pública, y así les podría citar ejemplos y ejemplos.

Esa historia queridas amigas, hermanas, hermanos, esa historia se acabó, este estado tiene que ser otra cosa y no como lo hemos venido haciendo; por beneficio nuestro, de nuestras hijas  e hijos, de las presentes y futuras generaciones.

Por eso, en materia de finanzas públicas, estoy terminando la propuesta para ordenar las finanzas públicas que voy a presentar al Congreso entre enero y febrero, para que se acabe esa historia y que con ello generemos condiciones para el crecimiento y el desarrollo.

En materia educativa, que es mi otro gran reto, estamos caminando en el sentido correcto, respeto profundamente la postura de las maestras y los maestros, quienes tienen una opinión distinta, por ejemplo, de la reforma educativa y del tema de la evaluación, pero también estoy convencido que si abrimos los canales de entendimiento, de comunicación y de escucharnos, la cosa cambia, por eso hemos trazado una ruta juntos para que vayamos a un gran congreso incluyente, abierto, propositivo para analizar el modelo educativo del estado de Michoacán, pero no podemos seguir estacionados cada quien en su esquina pensando que su verdad es única y que debe de prevalecer por encima de cualquier otra cosa, porque no quiero que Michoacán siga siendo el primer lugar nacional el reprobados de secundaria, eso no puede ser, ni podemos seguir siendo el primer lugar en deserción escolar en secundaria, ni podemos seguir siendo el estado número 31 en calidad de la educación básica, y me podía seguir una larga lista de indicadores que no nos ayudan, eso nos condena al atraso, a la marginación y al rezago permanente, la única vía -y aquí estoy en una institución educativa- que nos va sacar adelante, es la educación de calidad para nuestros hijos.

¿Cómo entender que Michoacán, un estado emblema del movimiento magisterial democrático, en defensa de la educación pública en la que yo creo absolutamente y coincido con ellos, sea un estado donde la educación particular se ha disparado de manera exponencial? Y no tengo nada en contra de la educación privada, pero ese no es nuestro reto. En el ámbito nacional, el promedio, el porcentaje de la educación privada no rebasa el 9 por ciento; en Michoacán, superamos el 25 por ciento de educación privada; ¿qué ha pasado? que los padres de familia han emigrado a buscar educación de otra naturaleza porque no les satisface la educación pública que están recibiendo sus hijos ¿estaremos de acuerdo con eso? Pues claro que no, esa ruta no se puede continuar, por eso diálogo, entendimiento, pero el respeto a la ley está más allá; diálogo, entendimiento y acuerdo pero no habrá nada que esté por encima del interés superior de las niñas y los niños a recibir educación de calidad.

En materia de seguridad pública, vamos a dar los pasos correctos porque desmantelamos nuestra capacidad institucional en materia de procuración de justicia y seguridad pública, no abundo mucho, solo les digo que la semana que entra estoy firmando el convenio para la creación de la Universidad de la Seguridad y la semana que entra saldrá la convocatoria también para la creación de la nueva Policía de Michoacán y con ello iniciaremos una nueva etapa en materia de seguridad pública, seguridad jurídica, Estado de Derecho y respeto a nuestras hermanas y hermanos en toda su dimensión.

Ese es el camino que vamos a seguir para Michoacán y les pido que me ayuden, no nos detengamos ante el cambio; las inercias, las cuestiones cómodas a veces nos atrapan, no dejemos que nos atrapen, este es el momento en que transformemos a nuestro estado y transformarlos está solamente en nuestras manos, es la decisión y hay que hacerlo, por eso saludo y reconozco este espacio, este encuentro y estoy seguro de que aquí saldrán extraordinarias propuestas y resultados. Les dejo un abrazo cariñoso.