CIII aniversario del Ejército Mexicano

Morelia, Michoacán
19 de febrero de 2016

Expreso mi más sincera felicitación al general Gurrola y por su conducto felicitar a todos y todas los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas, de manera especial a nuestro Ejército Mexicano, un saludo respetuoso al señor general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional. Gracias por la invitación para estar con ustedes en este día.

Es un honor participar en esta magna conmemoración del 103 aniversario de la fundación de nuestro Ejército, el Día del Ejército Mexicano, en la que celebramos la valentía, coraje y dignidad de nuestros soldados, su ejemplo de servicio y entrega al interés superior de la Nación.

Recordamos que el 19 de febrero de 1913, don Venustiano Carranza publicó el Decreto de creación de esta noble y valerosa institución militar. El Ejército Constitucionalista fue la respuesta patriótica ante la ruptura del orden democrático, plasmada en el cobarde asesinato del presidente Madero y del vicepresidente Pino Suárez.

A partir de estos trágicos sucesos, Carranza convocó a diversos movimientos populares para restaurar el orden constitucional. Así, hace 103 años nació nuestro Ejército Mexicano, enarbolando las banderas de legalidad, libertad y democracia, que desde entonces han sido sello permanente de esta noble y respetable institución.

Hoy conmemoramos a esta institución surgida del pueblo, identificada con sus aspiraciones y dedicada a servirle; comprometida con las mejores causas y los más nobles y altos ideales.

Las mexicanas y los mexicanos y los michoacanos y las michoacanas, en particular, agradecemos y valoramos su inagotable empeño, su infatigable trabajo, tanto para resguardar el orden y la seguridad, como para combatir a la delincuencia organizada, realizar labor social o atender situaciones de emergencias naturales o sociales.

Este, estimados amigos y amigas, es nuestro Ejército Mexicano, el que hoy honramos, una institución de probada trayectoria en el cumplimiento de su deber. Por ello rindo un merecido homenaje a los soldados, a los hombres y mujeres que son ejemplo de patriotismo, heroísmo y fortaleza, seres humanos que no claudican ante la adversidad y están en todo momento presentes para servir a las causas de la Nación.

Ustedes soldados, son padres y madres de familia que buscan también un mejor futuro para sus hijos, igual que cada uno de nosotros, en cada uno veo el coraje de michoacanas, michoacanos o mexicanas, mexicanos que entregan todo por construir un mejor presente y un mejor futuro; en nuestro caso construir un mejor Michoacán, más seguro, más tranquilo, de progreso y con fortaleza institucional.

Con entrega, eficacia y con respeto irrestricto a los derechos humanos, el Ejército Mexicano ha sabido enfrentar las diferentes manifestaciones de la delincuencia en sus distintas formas y rostros de expresarse.

Los michoacanos vivimos en años recientes la acción criminal que vulneró el entramado institucional de nuestro estado, la situación fue compleja y la ciudadanía michoacana vivió en la zozobra y la incertidumbre.

En esos momentos –como ahora-, siempre contamos con la intervención patriótica de nuestro Ejército, que con gallardía, compromiso y entrega ayudó a recuperar los espacios perdidos y por ello el pueblo de Michoacán reconoce que sin la intervención y colaboración de nuestro Ejército Mexicano no hubiera sido posible avanzar como hasta ahora los estamos haciendo.

Por ello, les estaremos siempre agradecidos, porque han dado ejemplo de compromiso, disciplina y entrega.

Mujeres y hombres del Ejército, su lealtad institucional, su valor heroico y su vocación de servicio, son pilar fundamental para la estabilidad y el desarrollo democrático de México y de Michoacán.

A las y los soldados de México expreso mi mayor aprecio por los principios y valores con los que se conducen. Su entrega a México seguirá haciendo de nuestro país una Nación libre, unida y soberana; una Nación más justa, más próspera y más democrática.

Con su apoyo y colaboración Michoacán seguirá transitando hacia un camino de estabilidad y progreso, donde imperen el orden, el respeto a las leyes y el Estado de Derecho. Gracias por ayudarnos a preservar la seguridad y a devolver la paz y la tranquilidad a las y a los michoacanos.

Enhorabuena, muchas felicidades mi general, mis generales por este aniversario más de nuestro glorioso Ejército Mexicano. Muchas gracias.