Celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas

Les agradezco mucho que nos acompañen, bien decía la maestra Fabiola, la Organización de las Naciones Unidas ha definido que todo acto de violencia basado en el género, que tiene como resultado posible o real un daño físico  sexual, o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada, así define la ONU este fenómeno terrible que tanto daña a nuestra sociedad.

La violencia de género es la forma más extrema de la desigualdad global y sistémica que sufren las mujeres, niñas, sobre todo, pero las mujeres en su conjunto en todo el mundo. No conoce fronteras de ningún tipo, ni geográficas, culturales ni socioeconómicas, es causa y efecto de la desigualdad y la discriminación de género, las estadísticas son abrumadoras y nos reflejan una pandemia de lesiones terribles; de acuerdo a la ONU, una de cada tres mujeres es objeto de violencia física o sexual.

Más de cuatro millones y medio de personas en el mundo son víctimas de explotación sexual y de ellas el 98 por ciento son niñas y mujeres; esta cifra sólo refleja la magnitud del problema en el mundo.

A nivel nacional de acuerdo con datos del INEGI, 63 de cada 100 mujeres en México han sido víctimas de al menos una agresión de cualquier tipo de estas que he hecho referencia y abundan los casos de intimidación, acoso y hostigamiento en el trabajo, y ahora a través de los distintos medios como redes sociales, internet y otras formas de comunicación.

Es lamentable conocer que de acuerdo con diversos estudios, la violencia contra la mujer es considerada como un patrón general muy arraigado también en nuestra sociedad mexicana y que prevalece también casi en todas sus modalidades en todo el país.

En Michoacán, cerca del 40 por ciento de las mujeres se sabe, no es precisa la cifra por obvias razones, que han sido violentadas, en la mayoría de los casos, por pareja o familia, que es sin duda un dato que debe de hacernos reflexionar.

Estos delitos también hay que decirlo, con frecuencia se cometen y no se denuncian porque la víctima no siempre está dispuesta a hacer la denuncia correspondiente sobre todo por las deficiencias en la aplicación de la ley con oportunidad ante hechos de esta naturaleza. Por eso la importancia de que juntas, juntos, le hagamos frente a esta realidad que tiene muchas variables y muchas vertientes, ninguna justifica, pero que sin embargo sucede; podemos decir que son patrones culturales, que así es la costumbre, éste es el argumento o la razón pues “así nos llevamos aquí”, “así se acostumbra”, pero eso no puede ser una manera de justificar algo que nos lastima como sociedad.

Malala, Premio Nobel de la Paz, quien logró sobrevivir después de un atentado talibán, mientras se dirigía a la escuela con sus compañeras, ha dicho “teníamos dos opciones, estar calladas y morir, o hablar y morir, y decidimos hablar”; a pesar de haber experimentado la violencia en primera persona, esta niña, esta joven, sigue en un férrea batalla por el derecho a la educación de las niñas y las mujeres en su conjunto.

Por ello queridas mujeres, el trabajo que tenemos que hacer entre todas y entre todos es sin duda muy grande pero necesario para que en un día no muy lejano, podamos hablar de una plena igualdad, lo que le llaman en el lenguaje más avanzado de la equidad de género, la igualdad sustantiva. Esa tiene que ser la tarea que debemos plantearnos en los tiempos por venir.

A ustedes mujeres, sin duda todas, cada una tiene una historia, mujeres trabajadoras, tenaces, dedicadas y su postura y su actuar para hacerle frente a este fenómeno, va ser determinante para que alcancemos una sociedad más justa e igualitaria.

Porque soy un convencido de que la violencia de género es inaceptable, pero muchas veces no inevitable; pero estoy seguro que se puede evitar y sobre todo, se puede prevenir.

Nosotros desde el Gobierno del Estado, vamos a seguir sumando esfuerzos, sumando voluntades con las voces que se expresan como aquí lo ha hecho Cinthia, a quien le agradezco mucho su presencia en Morelia y en este día tan importante, que nos comparta sus reflexiones en este tema delicado; porque la violencia de género es un freno para el desarrollo social y económico de las mujeres.

Por ello, hay que trabajar en todos los frentes para que podamos erradicarlo y uno de ellos es buscar el empoderamiento económico de las mujeres que les permita alcanzar su independencia y su libertad plena.

Es muy frecuente escuchar mujeres que tienen dificultades con su pareja, “pero me tengo que aguantar porque cómo el hago para mantener a mis hijos o cómo le hago para mantenerme”, y se convierte eso en una forma, en una atadura por la falta de condiciones para poder hacer una vida independiente y poder salir adelante, por eso la importancia de que trabajemos en esa tarea de empoderar a nuestras compañeras mujeres.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, ha reconocido que los asesinatos de mujeres, generalmente son el eslabón final de una cadena de abuso y terror contra las mujeres. El 38 por ciento de las mujeres, casi el 40 por ciento de las mujeres que mueren en el mundo, mueren a causa de la violencia de género.

En nuestro estado lamentablemente –no vamos a callar nunca las cifras que sean objetivas, sustentadas-, la cifra que conocemos que rebasa los 700 feminicidios por distinta naturaleza o muertes de mujeres por distinta naturaleza, muchos de ellos clasificados como feminicidios.

Por eso, decidimos tomar el toro por los cuernos y el 1 de octubre le pedí yo al señor Secretario de Gobernación, la instancia tutelar de esta decisión, que se reunieran todos los elementos para que en Michoacán se declare alerta de género y con ello poder tomar todas las medidas que sean necesarias para que pronto podamos superar esta inaceptable realidad.

Queridas mujeres, amigos también, en el marco de este día donde se realizan acciones en todo el mundo para prevenir y luchar en contra de la violencia de género, la violencia contra las mujeres, yo los invito y las invito a que cerremos filas en contra de este terrible fenómeno. Vamos a trabajar juntas y juntos para que podamos tener éxito en la encomienda.

Efectivamente como se dijo aquí, el tema de la violencia de género, la situación que viven las mujeres, no sólo es causa de las mujeres, es causa de todas y todos, yo me sumo a ella, tienen en mí una aliado para hacerle frente a este asunto absolutamente.

Tengo algunos años participando, invariablemente en esta fecha, fijando alguna postura o acompañando algún evento con mujeres, porque soy aliado de la causa de las mujeres. En la medida que cerremos el paso a este forma de discriminación en contra de la mayoría de la población, porque ustedes son la mayoría poblacional, vamos a poder dar otro paso hacia el objetivo supremo de que tengamos una sociedad igualitaria, pero también estoy convencido compañeras mujeres, que una buena parte de la solución está en ustedes, en las mujeres, porque casi todas, casi a todos nos educan las mujeres; no quiero decir con ello que ustedes sean las responsables plenas pero hay que romper los patrones culturales que no son sencillos.

Casi todos los varones, me atrevo a decir, han nacido en una sociedad machista, yo nací en un ambiente machista, inmensamente machista y que en buena medida se soporta por las prácticas familiares y que le dan vida también a la actitud de compañeras mujeres. Cuando la propia mamá le da preferencia en el cuidado con los hijos, discrimina a las hijas; los hijos sí pueden ir a la escuela, los hijos tienen derecho a levantarse tarde, los hijos pueden ir al baile, y las hijas no; los hijos pueden estudiar lo que quieran y las hijas no y eso también se reproduce ahí, y eso hay que trabajar mucho para cambiar esa circunstancia y mucha tarea de esa la tienen que hacer ustedes y yo acompaño el esfuerzo.

Hoy que hemos pedido que protesten como responsables de las instancias de la mujer en sus municipios, échenle ganas ahí, ahorita estaba revisando el caso y yo voy a apoyar el fortalecimiento de estos espacios de participación y toma de decisiones y de realización de tareas de nuestras compañeras mujeres, le preguntaba yo a Fabiola ¿quiénes sostienen a las instancias de la mujer en los municipios? Dice “el propio municipio”, bueno pues entonces vamos a estar muy limitadas y limitados, porque además el presupuesto es muy raquítico de los municipios, no les alcanza para cubrir las necesidades básicas, y tener que de ahí mandar dinero para las instancias de la mujer, luego no siempre sucede y además tenemos un alto porcentaje de que casi todos los municipios están gobernados por hombres, solo hay cuatro presidentas en todo el estado; entonces va ser muy difícil que encontremos un apoyo solidario, por eso necesitamos apoyarlas.

¿Qué voy a hacer? Me voy a coordinar con Fabiola y voy a instruir al Secretario de Finanzas del Estado para que identifique un fondo para que apoyemos de manera extraordinaria a las instancias de la mujer en cada municipio y ese recurso, además en el marco de la discusión del presupuesto, señor Presidente, Diputadas, que estoy seguro van a ser solidarias conmigo en esta propuesta, vamos a etiquetarle recurso a las instancias de la mujer, y que podamos fortalecer estos espacios de trabajo social, económico, de capacitación, de orientación de todo tipo, ustedes los puedan hacer.

Ahorita que estaba pensando en una tarea que queremos realizar, voy a necesitar que ustedes me ayuden, y que cada vez que yo vaya a una región o a un municipio, tenga reunión con ustedes, con las instancias de la mujer, y que les podamos llevar insumos, apoyos, y que nos echemos a cuesta la tarea de gobernar juntas y juntos el Estado.

Eso va ser el compromiso que yo hago aquí explícito de iniciar de inmediato el apoyo para las instancias de la mujer.

La Tierra Caliente de Apatzingán y la Costa, la Tierra Caliente de Huetamo y toda esa zona, toda esa región del Valle de Tierra Caliente donde se agudizaron mucho los conflictos, hay muchos problemas de desintegración familiar, de huérfanos, de viudas, señora presidenta de la Comisión de Atención a Víctimas, Selene gracias por tu presencia; y que con ustedes podamos armar una estrategia para iniciar un programa integral de apoyo psicológico, de atención a niñas y niños huérfanos, mujeres abandonadas y que sumemos esfuerzos con la Comisión y las instancias de la mujer, ustedes van a ser mis mejores aliadas y vamos a tener los mejores resultados.

Me voy de aquí ahorita a revisar con el Secretario de Finanzas qué cosa podemos hacer para que antes de que se acabe el año les podamos apoyar con alguna parte de sus necesidades.

Y pronto los convocamos para que armemos el programa de trabajo del año que entra, vamos a gobernar juntas y juntos, con ustedes me voy a apoyar mucho para el trabajo de Gobierno en esos espacios ¿se la van a jugar conmigo? Porque hay muchas cosas por hacer, aquí se dijo que hay que hacer cosa en materia de salud, en materia de educación, en materia de seguridad.

En materia de educación, ayúdenme a que saquemos adelante el plan de mejorar la educación de nuestras hijas e hijos, no está bien, la mayoría de ustedes son mamás de las distintas regiones y se van a encontrar con una triste realidad; somos el estado número uno de niñas y niños reprobados en secundaria, somos el número uno de niños y niñas que abandonan la secundaria y estamos en el número 31 de los estado con el mayor rezago educativo y ahí nos estamos consumiendo cerca del 50 por ciento del presupuesto del estado, y es inaceptable que eso suceda así y yo sé que estas cosas que digo a un sector radical de la CNTE le cae como agua fría, pero no puedo ocultar esa realidad, por eso estamos como estamos, porque hemos ocultado por muchos años, hemos dejado pasar y pasar, “no, no hagan nada porque ya ven los maestros como son y cómo se ponen y miren lo que hacen”, pues lo que hagan, lo más importante es que la educación de nuestros hijos sea de calidad, a dónde los estamos mandando, a dónde están yendo nuestras hijas e hijos con esa condición.

Los niños, para nuestra ventaja, casi tenemos una cobertura del 98 por ciento de educación básica, esa es una buena noticia, pero luego disminuye, en educación media superior andamos en alrededor del 60 por ciento, y luego disminuye a nivel superior, que andamos en el 24 por ciento; no está equilibrada la escalera, si de por sí tenemos problema en el primer escalón y ya de entrada los mandamos con muchas deficiencias, pues estamos mal, la verdad estamos mal.

Por eso ahí no voy a desistir de que esta es la gran oportunidad de mejorar la calidad de la educación, por el bien de nuestras familias, de nuestras hijas e hijos, pero también pensando en Michoacán, que es la única manera de que lo saquemos adelante, mejorando la educación básica y ampliando la cobertura de educación superior, que el reto es que avancemos por lo menos cuatro, cinco puntos por año, para que en los seis años de esta administración andemos alcanzando el 40 por ciento de cobertura de educación superior, entre otras metas.

Pero no me pierdo del eje central, en estas tareas importantes necesito su apoyo mujeres, porque ustedes, igual que yo, quieren que saquemos a Michoacán adelante, ustedes son tenaces, trabajadoras, comprometidas, con mucho respeto a nosotros los hombres pero ustedes son más honestas, por naturaleza son honestas, son francas, son leales, son fieles, por eso creo en ustedes, y sé que si cuento con el apoyo de ustedes, vamos a llegar lejos.

Las felicito por la lucha, por la entrega diaria, por su postura valiente y estoy seguro que vamos a transformar la realidad para que en un día no muy lejano tengamos igualdad plena, igualdad sustantiva, justicia para todas y todos y eso, está en nuestras manos, muchas gracias y muchas felicidades.