Bloque de Gobernadores Progresistas en defensa del Presupuesto 2017

Cuernavaca, Morelos
26 de septiembre de 2016

El gobernador Graco ha hecho una puntualización general de la reducción por los rubros que se afectan por el recorte inicial de los 240 mil millones de pesos, que la propuesta de presupuesto lleva, la enviada por el titular del Ejecutivo Federal hace algunas semanas, a la Cámara de Diputados.

Esta cifra es importante destacarla o lo que en sí lleva el paquete, porque seguramente desde 1994 -en la crisis grande que vivió el país-, no habíamos visto una variación tan fuerte o que de entrada del presupuesto del año siguiente fuera menor con respecto al año que transcurre, al ejercicio que transcurre y eso tiene sentido cuando encontramos un entorno internacional difícil, una situación interna compleja en materia financiera, que cayeron los precios del petróleo, disminuyó el volumen de producción, se disparó el precio del dólar frente al peso donde la paridad se modificó de manera importante; es decir, hay varios factores que están presentes en esta circunstancia y aunque tienen sentido las precauciones en materia presupuestal.

Pero nuestra preocupación y lo que ha expresado el gobernador Graco, versa sobre los recortes a programas sustantivos, sobre todo los recursos al gasto social y a la parte productiva. Si a Sagarpa le recortan 25 mil millones de pesos, se acaba la ruta de los programas concurrentes, es decir no habrá recurso disponible para concurrencia con los estados y esto, con mucha certeza les podemos compartir, que va a generar una situación de inestabilidad en un sector que evidentemente se encuentra en permanente desventaja por las circunstancias de la competencia internacional, etcétera, etcétera.

Ahora, si ya nos vamos de manera puntual con las entidades, no les vamos a desglosar de uno por uno porque es muy larga la lista, pero por ejemplo a Michoacán le significan una disminución de 2 mil 360 millones de pesos en temas muy sensibles: salud, educación, programas sociales como Prospera, entre otros, agua potable y saneamiento que es clave para el tema de salud y no me voy al resto de los que son lista adicional que significa también recurso a la baja, pero de entrada son 2 mil 360 millones de pesos menos, para programa de desarrollo regional, fondos metropolitanos, todos los fondos de pavimentaciones, remodelación de escuelas, todo lo que tiene que ver con infraestructura básica deportiva, cultura, decía el gobernador Graco, mucho de ello aparece en cero.

Ahora, aquí hay una cosa que destacar porque efectivamente en el marco de dos grandes reformas aparte de todas hay dos grandes reformas que se asocian con esto: una es la Reforma Hacendaria, que es la búsqueda de este instrumento, esta reforma justamente fue para prever escenarios complejos y dos, la Reforma en materia Energética, que era justamente para evitar esta situación en la que estamos parados.

Pero ahora, yo les comparto y es parte de los temas que vamos a revisar desde hace ya muchos años, el Federalismo hacendario está en una condición crítica, el proceso de recaudación sólo o mayoritariamente beneficia a la Federación; de cada peso que llega a la Hacienda Pública, sólo se regresa el 20 por ciento a estados y municipios, de ello son alrededor de 15,16 centavos para las entidades federativas y 4 centavos para los municipios. Esta vigencia de la ley lleva cerca de 45 años, la Ley de Coordinación Fiscal en donde evidentemente hay una distribución inequitativa del recurso, de los recursos financieros y eso atenta contra el espíritu del Federalismo, aún más se vino la reforma al Artículo 115 y se le dieron más obligaciones y más tareas a los Gobiernos Municipales y desde luego también a los Estatales, pero eso no ha ido acompañado de la reforma correspondiente para poder equilibrar la fórmula que distribuye los recursos.

De manera puntual, es un tema que yo tengo rato planteando y que hoy lo reitero, no es mucho pedir que al presupuesto general se le haga un ajuste para que a los estados y municipios se les aumenten cinco puntos porcentuales, es decir en lugar del 20 por ciento que lleva años aplicándose, nos vayamos al 25 por ciento y el restante, el 75 por ciento se quede en la Hacienda central que ahora es el 80 por ciento para la Hacienda central y 20 por ciento estados y municipios, solamente modificar ese porcentaje y con eso estaríamos haciéndole frente a muchas de las carencias y necesidades que tienen los estados y municipios más cuando los retos son cada día mayores en atención social en los distintos rubros de la atención a las demandas sociales, entre otras, la necesidad a la atención a la seguridad pública.

Sería el comentario que yo les comparto, muchas gracias.