Anuncio de relevos institucionales en el Gabinete Estatal

Morelia, Michoacán
16 de octubre de 2016

Agradezco a mis amigas y amigos de los medios de comunicación que nos acompañen este medio día para hacer, compartir con ustedes un anuncio muy importante para el Gobierno. Muchísimas gracias por su presencia.

Gobernar implica una alta responsabilidad para quienes tenemos esta encomienda. En las condiciones establecidas por la propia Constitución, el Gobierno debe actuar representando los intereses y derechos de la sociedad, no los de sí mismo.

Para llevar a cabo esta responsabilidad es necesario el fortalecimiento de nuestras instituciones, las cuales se integran por seres humanos, con capacidades y talentos que deben ser aprovechados de manera cabal.

A un año de gobierno que yo encabezo, mantengo y mantenemos como equipo la convicción de que el sentido esencial de la función pública es orientar todas nuestras capacidades y esfuerzos al servicio del interés general de las michoacanas y los michoacanos.

Reforzamos nuestro compromiso para impulsar las transformaciones que requiere Michoacán y detonar todo su potencial.

El cierre de cada ciclo debe ser un punto de partida para avanzar con el impulso de la experiencia adquirida, porque el ejercicio de gobierno es y siempre debe ser dinámico.

Para avanzar de manera óptima, en todo equipo de trabajo se requiere hacer ajustes en todos los esfuerzos, en todos los equipos se requiere de hacer ajustes en el tiempo y el camino, en donde cada cambio fortalezca el resto del equipo, no al revés. Se trata de un proceso natural y de generar beneficios.

Por eso, tras 12 meses de gobierno, he realizado un análisis detallado de las distintas áreas de la administración estatal, concluyendo que algunas de ellas requieren una renovación, en la inteligencia de que tales movimientos contribuirán a la eficiencia y a la eficacia gubernamental, así como a la consecución plena de los objetivos que nos hemos planteado.

De esta manera, he determinado realizar 8 relevos institucionales. Una renovación de equipos de trabajo que contribuya a evitar el desgaste natural que produce el ejercicio de gobierno.

Así, he determinado en la Secretaría de Seguridad Pública, al licenciado Juan Bernardo Corona Martínez, en sustitución del comisario Bernal Bustamante.

También he decidido hacer el relevo institucional en la Secretaría de Educación, en donde se hace cargo de esta tarea el maestro Alberto Frutis Solís. También he determinado hacer cambio en la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario, de la cual se hace cargo ahora el compañero Francisco Huergo Maurín.

He determinado el relevo en la Secretaría de Salud, en donde se hace cargo de esta alta responsabilidad la doctora Silvia Hernández Capi.

También he determinado el relevo institucional en la Secretaría de Turismo, en la cual se hace cargo ahora la maestra Claudia Chávez López.

En la Secretaría de Cultura se hace cargo la doctora Silvia Figueroa Zamudio. Y también he determinado hacer relevo en la Secretaría de Pueblos Indígenas; quien ahora se hace cargo de esta tarea es el maestro Martín García Avilés. Lo mismo también el relevo en la Secretaría Particular de la Oficina del Gobernador, que se hará cargo ahora el maestro Miguel Alonso Olamendi.

El inicio de este nuevo ciclo, en toda tarea y más en la gestión pública, en respuesta a nuevas coyunturas, permite a la administración estatal incorporar perfiles distintos, experiencias y capacidades que vengan a enriquecer el quehacer gubernamental.

A los servidores públicos, a mis compañeras, compañeros que hoy dejan el encargo les manifiesto y expreso mi agradecimiento por su esfuerzo y compromiso para con nuestro querido estado y sus habitantes.

A los nuevos servidores y servidoras públicos, les pido, les encargo y reitero que el servicio público implica una enorme responsabilidad, entrega y eficacia, además exige un fuerte compromiso de cara a la ciudadanía cada vez más activa, más consciente y más participativa, y se requiere entonces la dedicación plena, oportuna y el compromiso con el encargo que hoy les estoy encomendado, requiere tantearse, el reto de responder a las expectativas, empezando por comprometerse y asumiendo que a veces las metas y los retos son como de uno mismo, querer tanto la función pública, como si fuera un asunto de uno mismo.

Todos deberán responder con eficiencia y oportunidad a las tareas que sean de su competencia, así como privilegiar siempre la apertura, el diálogo y la construcción de propuestas para dar solución y respuesta efectiva a los desafíos que representa el servicio público.

El servicio público requiere vocación, requiere convicción, requiere entrega total.

Quienes hoy se incorporan al equipo de trabajo del Gobierno del Estado que yo encabezo, deben de hacer de la vocación de servicio y la honestidad, los principios básicos de su desempeño como servidores públicos.

La transparencia y eficacia son los ejes rectores de la administración a la que hoy se suman, por ello, deben presentar a la brevedad su declaración patrimonial, hacerla pública, así como también el compromiso que yo asumí de presentar su “3 de 3”, ese es un compromiso ineludible, de que no quede duda de la probidad por la que han sido designados para servirle a Michoacán.

Como lo he dicho en reiteradas ocasiones, los ejes prioritarios de la administración no han cambiado, son tres: quiero finanzas sanas para Michoacán, quiero educación de calidad y quiero seguridad pública y seguridad jurídica para todas y para todos.

Por eso, de manera particular instruyo al nuevo titular de Seguridad Pública a consolidar el Mando Único Policial; a continuar con la concreción del Plan Integral de Seguridad que incluye el desarrollo y aplicación de la tecnología, de la inteligencia, pero sobre todo, de la profesionalización de nuestros cuerpos policiacos, porque el centro de la posibilidad de los resultados, tiene que ver con el capital humano, ahí centraremos una buena parte nuestros esfuerzos; a mantener una coordinación plena y cercana con las demás áreas que tienen que ver con esta tarea, con la Procuraduría de Justicia del Estado; una coordinación con los otros dos órdenes de gobierno, una coordinación estrecha y eficaz con el Gobierno Federal, pero también con los Gobiernos Municipales.

Esto es indispensable que se lleva a cabo, porque sólo así, nos va permitir hacerle frente a los grandes retos que en materia de seguridad aún tiene nuestro querido estado y que a fin de que alcancemos el objetivo supremo de que todos los michoacanos puedan vivir en paz y en tranquilidad.

Al nuevo titular de la Secretaría de Educación del Estado, lo exhorto a seguir con la implementación del nuevo Modelo Educativo y a trabajar sin descanso para poder mejorar todos los índices de calidad de la educación del estado de Michoacán, pensando que nuestro esfuerzo va encaminado a hacer realidad el objetivo superior, supremo y el derecho de los niños, niñas y jóvenes a recibir educación de calidad. Ese es un mandato constitucional, es un mandato legal, pero también es una convicción que tengo como Gobernador, que no hay herencia mejor que le dejaremos a las presentes y futuras generaciones que no sea una educación de calidad.

A todos los que hoy asumen sus nuevos encargos, a mis compañeras y compañeros, no me resta más que felicitarlos por esta encomienda, pero les demando consagrar todo su empeño, todo su tiempo, conocimiento, experiencia y demás virtudes -que sé que tienen muchas-, para rendir buenas cuentas a la ciudadanía. Michoacán nos exige una entrega total.

Ratifico mi compromiso de que en esta administración seguiremos trabajando los siete días de la semana, este Gobierno no es de semana inglesa, siete días a la semana y en promedio son entre 18 y 16 horas diarias, no hay tiempo para la contemplación ni para distraerse en otras cosas; con entrega, pasión y energía, con talento, compromiso y plena responsabilidad, estoy seguro que vamos a alcanzar el desarrollo integral de nuestro estado, con el único objetivo superior que esto implica, que es mejorar la calidad de vida de todas y de todos, y hacer de Michoacán el estado que queremos, que deseamos y que además nos merecemos.

Muchas gracias por su presencia y por su atención.