1ª reunión plenaria de la Comisión Permanente de Contralores del Estado de Michoacán

Morelia, Michoacán

9 de diciembre de 2015

 

A la señora secretaria que nos convoca hoy a este evento en una fecha muy importante para signar este convenio, muchas gracias Silvia.

A todas y a todos, sé que están aquí presentes prácticamente todos los equipos de auditoría de los municipios, que hay cerca de 100 auditoras, auditores municipales y junto con ello algunos equipos de auditoría social, auditoría ciudadana.

Muchas gracias por acompañar este evento donde se firma el Acuerdo en materia de transparencia y rendición de cuentas, y arranque de la campaña Cero tolerancia a la corrupción; este es sin duda un paso muy importante y que se dé en el marco de esta fecha que ha establecido la ONU como el Día Internacional contra la Corrupción, este fenómeno que afecta al mundo, no solamente a nuestro país, es un problema generalizado pero que poco a poco se han ido construyendo los mecanismos, las herramientas para hacerle frente y una de ellas es todo aquello que tenga que ver con la prevención, que es lo más importante, prevenir, porque al final del día por más que haya alguna corrección, cuando el daño está hecho es difícil que se resuelva o se pague en su totalidad, se repare en su totalidad el daño realizado.

¿Qué es la corrupción? La práctica consistente en la utilización de las funciones y los medios de las organizaciones públicas en provecho económico o de otra índole para sus gestores. ¿Qué significa? Esto, en otro lenguaje es que quienes tenemos un cargo público lo usemos para beneficio personal, de distintas maneras eso es muy frecuente que suceda.

Nosotros en el país hemos generado instrumentos muy valiosos que vale  la pena tenerlos presentes, no estamos partiendo de cero. Por ejemplo, en meses pasados aprobamos en el Congreso -y me incluyo porque estaba yo en funciones de diputado-, todo el paquete del Sistema Anti Corrupción que incluye muchas cosas, entre ellas seguir fortaleciendo el papel de los órganos autónomos de auditoría, las llamadas Auditorías Superiores, la de la Federación, de los Estados, que son órganos autónomos; en ese terreno hemos dado un paso muy importante, la Auditoría Superior de la Federación es un órgano autónomo que ha logrado consolidarse y tener un alto grado de autonomía e independencia, no plena porque también hay que decirlo ¿quién nombra al auditor superior de la federación? Lo nombra la Cámara de Diputados y los diputados pues representan o representamos a partidos políticos y no siempre hay la independencia plena a la hora de la designación, el nombramiento, la elección; pero lo cierto es que se han construido elementos suficientes, instrumentos jurídicos y normativos para que ese órgano tenga autonomía técnica, autonomía financiera, y tenga capacidad de entrarle a revisar las cuentas a los gobiernos estatales, municipales, federal, siempre y cuando se usen recursos aprobados por el Congreso federal.

Pero ese órgano –espero ahora con la Reforma- dé el paso porque se quedaba siempre en el nivel de identificar y hasta ahí, se presentan las observaciones y no pasa nada y entonces cuando no pasa nada, pues normalmente hay una franja de riesgo de que eso se vuelva a repetir en este caso.

Lo mismo en el ámbito de los estados, en el caso de Michoacán ¿qué he planteado yo de manera permanente? Que logremos que la Auditoría Superior del Estado tenga plena autonomía, hoy no la hemos logrado por muchas circunstancias, porque en las entidades de la República andamos rezagados o vamos caminando a pasos más lentos para romper inercias, vicios, componendas y entonces se nombra al auditor superior del estado, pero luego se ponen de acuerdo los diputados y diputadas para nombrar a todos los demás y entonces tienen al auditor atado de manos y en la espalda –no es el caso-, pero así no avanzamos, porque esa lógica del departo “tú pon este y yo pongo este para que no pase nada, para que todos tengamos manera de meter la mano” en un terreno que no debiera de ser y entonces qué pasa, o se anula la posibilidad de actuar o acaba usándose la información con fines distintos a los que establece la ley “sácame información porque quiero golpear a fulano, zutano” eso no sirve porque entonces no se profesionaliza la tarea de la auditoría, se tiene que ser muy profesional y muy objetivo, entonces pues otra vez nos quedamos anclados en estos vicios de origen que no podemos aún agotar.

Pero yo espero que lo logremos, voy a revisar junto con el Auditor y los Diputados responsables del tema para que hagamos una reforma que le dé plena autonomía financiera, económica y capacidad. Cito un ejemplo, en el ámbito federal, el auditor superior de la federación tiene un salario muy aceptable digamos, para que no tenga tentaciones, siempre los seres humanos caemos en tentaciones, pero por ese lado queda resuelto; pero si revisamos el tabulador de sueldos del auditor de Michoacán, pues ni ganas le dan de mantenerse ahí por la precariedad con la que está y se confunde con que el órgano superior de auditoría es un apéndice de los diputados y eso tampoco es así. Ya no me detengo ahí porque es un asunto que hay que resolver en el corto plazo.

En el otro terreno, el terreno de las contralorías que tienen la misma función pero más preventiva y hacia adentro, por eso la importancia de la firma de este convenio y de otros instrumentos que nos ayuden a generar las condiciones para avanzar en el tema de la transparencia y la rendición de cuentas, porque al final del día son dineros públicos y tiene que ser público su conocimiento en qué se usaron y cuál fue el resultado, etcétera, etcétera.

Entonces ¿Qué papel juegan las contralorías? Pues son instancias de prevención y control porque eso ayuda a mejorar procedimientos, ojo con esto, yo no creo que l contralorías sean para poner trabas o para andar poniéndole zancadilla a los servidores públicos, y lo digo porque en mi experiencia como presidente municipal –y aquí ahí auditoras y auditores en el ámbito municipal-, piensan que, no siempre ni todas, piensan que ser el auditor a mí me toca cuidar que el presidente o presidenta no haga nada, todo lo que haga pase por mí y si no, nos vemos más adelante. Tampoco se trata de eso, se trata de ser una instancia preventiva que construya instrumentos, que facilite los procedimientos y que ayude a que fluya la administración pública, porque si no también se convierte en un embudo, en un tapón que no deja hacer nada, porque nosotros somos tan desconfiados también que nos hemos puesto sobre regulaciones y “tápale y ahora ponle acá”, como si nos tuviéramos que andar cuidando entre todos y entonces ponernos las traba, eso tampoco ayuda, tiene que ser la instancia que facilite, que identifique a tiempo, que prevenga, que capacite, que facilite y que genere condiciones para el desempeño adecuado de la tarea pública.

La cosa también, porque tan malo es que haya toda la laxitud, en donde no se controle nada y los riesgos de que se cumpla este dicho popular que “en arca abierta hasta el más justo peca”, bueno ni irnos a ese extremo ni irnos al otro de que inmovilice totalmente la tarea pública porque entonces es otra forma, otra manera que facilita la corrupción; si todo se complica, si todos los canales se cierran, si todo es inmovilidad, acaban generándose prácticas de corrupción.

Alguien que vende un servicio o hace una obra, o alguna tarea, es una práctica que aún subsiste en los gobiernos municipales, el los estatales y el federal, hay tantas trabas que el ciudadano tiene que recurrir a otros mecanismos para resolver su necesidad, su demanda: “oye no me pagan, pero entonces ayúdame, libéramelo y ya sabes ahí nos ponemos de acuerdo”, eso también es muy frecuente cuando no hay los mecanismos adecuados.

Por eso esto tiene que ser para mejorar, la transparencia y la rendición de cuentas tiene que ser una  práctica cotidiana y las instancias de contraloría tienen que ser para ayudar. Por eso la importancia de estos mecanismos de capacitación permanente de desregulación.

Hubo una época en que andábamos buscando cómo regulábamos, ahora andamos buscando cómo desregulamos; hace unos días firmamos un convenio para desregular con los presidentes municipales para la mejora regulatoria, entonces bueno, ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre, hay que buscar que funcione esta tarea de prevención y eso sí, ser muy contundentes en establecer que nuestra postura debe ser cero tolerancia por un lado a la corrupción, pero por el otro lado también cero tolerancia a la impunidad, porque las dos cosas dañan, laceran a la sociedad en su conjunto, se pierde la confianza en los gobiernos y se pierde la función principal de la autoridad.

Por eso este día en que inicia esta campaña internacional en contra de la corrupción, por lo que significa, daña a la democracia, daña a las instituciones y daña a la sociedad en su conjunto, violenta los derechos humanos. Cosa tan sencilla, cuando alguien le toca un servicio o una atención y alguien llegó y dio una lana y lo pasaron adelante o le cambiaron los papeles, pues eso daña derechos fundamentales terriblemente, cualquier actividad de la vida cotidiana afecta y lesiona derechos y eso rompe el equilibrio de la justicia, por eso el eslogan de “rompe la cadena”, que subraya que la corrupción es un delito transversal o es una práctica transversal y que hay que romper las hebras para que la cosa mejore.

Agradezco mucho la invitación para acompañar este evento, ser testigo de la firma del convenio, decía Raúl hace un momento, hace ocho días exactamente signamos el convenio para el uso de la firma electrónica con Hacienda y con el SAT, que facilite las cosas, rompe la cadena de la corrupción porque se pueden hacer ahora gestiones, trámites con mayor rapidez y sin tanta ventanilla, sin tanto paso y estoy seguro que con esto que hoy signamos vamos a dar un paso importante en nuestro estado para mejorar prácticas, para mejorar lo que hacemos y sobre todo mejorar los servicios y la atención que le damos a los ciudadanos.

Nosotros no hay que olvidarnos que somos servidoras, y servidores públicos, que la misión principal es servir desde una posición pública, no servirnos de esa instancia cercana, y en eso ayudan mucho las contralorías ciudadanas.

Es muy frecuente que en el municipio más alejado o no muy alejado o en las instancias de la administración pública estatal, empiecen luego a construirse las redes de interés, “oye pues mi primo, mi hermano, mi sobrino” y eso al rato se convierte en un asunto familiar, eso no funciona, la función pública es pública, ni personal ni familiar y en eso nos va ayudar mucho la capacitación, la información y este convenio que hemos signado ahora con la Función Pública, para que podamos estar nosotros haciendo uso de herramientas más modernas, novedosas y que también nosotros podamos ayudarle a los municipios para que mejoren sus prácticas de la función y la administración pública.

Muchas gracias, felicidades, enhorabuena me da mucho gusto saludarlas y saludarles.