Michoacán, en la ruta correcta del saneamiento financiero